md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 20:00 24/07/2014
Síguenos:

Empresas contra el analfabetismo impulsan la lectura

El "Reto leer más" 2013 incluye a las empresas para construir ese hábito. El director de Fundación Gigante te explica su éxito y cómo armar un programa.

Empresas contra el analfabetismo impulsan la lectura

Incentivar la lectura de tus colaboradores ayuda al crecimiento de tu empresa.

19-02-2013
POR: Tatiana Gutiérrez

En México los índices de lectura y analfabetismo son alarmantes y las cifras lo constatan. De acuerdo con CONACULTA, alrededor del 73% de los mexicanos no lee ni un libro al año, o sea, 82 millones de mexicanos; y según datos del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM, hay 6 millones de mexicanos mayores de 15 años en calidad de analfabetismo, índice que ha aumentado en la última década. ¿Cómo revertirlo? En las escuelas, sí, pero también las empresas tienen la alternativa de generar una cultura de lectura dentro de sus organizaciones.

A nivel nacional se han creado  programas que incentiven la lectura, desde ferias de libro en los estados, programas de lectura en las escuelas hasta la creación de bibliotecas ambulantes. Sin embargo, ¿qué han hecho las empresas para incentivar la lectura en sus colaboradores? ¿Cómo lo han logrado?

Es cierto que existen diversos programas de desarrollo como planes de beca con escuelas, intercambio con escuelas extranjeras, planes de desarrollo de carrera, apoyo económico para maestrías, especialidades y doctorados, entre muchos otros, pero experiencias específicas sobre formación de hábitos de lectura no hay muchas.

“Es preciso empezar a desarrollar programas que creen la necesidad de leer  en las empresas. La lectura es fundamental para el desarrollo y el crecimiento de nuestros empleados, si ellos crecen de manera integral, las empresas verán los resultados al mismo tiempo”, aseguró Ángel Alverde, presidente del Patronato del Consejo de la Comunicación.

Por ello esta institución presentó el “Reto leer  más” para este 2013, un programa que consiste en impulsar la lectura al interior de las empresas bajo el objetivo de no sólo impactar a sus empleados, sino a sus familias. ¿Cómo? Impulsando campañas internas.

¿Cómo implementar estos programas en las empresas?

Para Juan Manuel Rosas Pérez, director General de Fundación Gigante, la regla inicial para lograr que programas de educación funcionen dentro de las empresas es generar un compromiso integral, que va desde los presidentes, directivos y ejecutivos hasta los colaboradores. “Es importante que todo el equipo se comprometa con el propósito. Para este tipo de proyectos se necesita el liderazgo del presidente de la empresa, el empuje de los directores y ejecutivos (…) es muy importante que se impulse desde arriba, si tus empleados ven el compromiso de sus líderes, ellos también estarán comprometidos”. 

En entrevista con AltoNivel.com.mx, el directivo nos brinda las claves para hacer que este tipo de programas funcionen en las organizaciones: 

Quitarse el miedo: Existe un gran tabú sobre el gusto por la lectura de los mexicanos, de acuerdo con la OCDE,  los mexicanos llegan a leer, en promedio, 2.5 libros al año, lo que hace creer a las organizaciones que implementar programas de lectura podría ser demasiado complicado. “Es importante quitarse el miedo, los empresarios se preguntan si sus colaboradores entrarán o no en el programa, si querrán o no leer. En la experiencia de Fundación Gigante, incentivar estos programas es muy sencillo, a la gente le gusta leer, sólo es que se los pongas al alcance”. 

Convencerse del proyecto: Lo principal es creer en lo que se hace, por ello, el directivo asegura que es fundamental creer en que se puede realizar. “Si tú como directivo no estás convencido del proyecto, difícilmente se tendrá el impacto que se espera, se necesita estar convencido para poder ejecutarlo”. 

Aterrizar ideas: Hay que recordar, puede existir una idea exitosa, pero si no se aterriza, puede que resulta un desastre. Por ello, el directivo recomienda establecer parámetros definidos para realizar este tipo de programas. ¿Cuál es el propósito? ¿A quién se piensa impactar? ¿Cómo se va a hacer para lograrlo? ¿Cuándo se inicia? Y ¿Cuándo finaliza?

Acciones concretas: Una vez que se haya definido el programa, lo que queda hacer es respetar lo acordado. Realizar acciones concretas que impulsen su desarrollo es necesario para alcanzar el objetivo, esto se realizará con la ayuda de todas las áreas. “Es importante desde el desarrollo del programa, hasta el apoyo de todas las áreas. En el caso de nuestra empresa, fue de suma importancia la participación del área de sistemas, de Recursos Humanos, de Administración, la participación de todas fue fundamental”. 

Dale seguimiento al programa: Bien dicen que si no le das seguimiento, se pierde. Para el caso de programas como este, es lo mismo, el experto recomienda hacer calendarios de revisión para checar que las campañas internas, los comunicados y las proyectos se concreten de manera exitosa. 

El caso Fundación Gigante

Como parte del Reto Leer más 2012, Fundación Gigante se propuso alcanzar 50 mil horas de lectura con sus colaboradores, como resultado triplicaron ese esfuerzo, alcanzando 150 mil horas de lectura. 

“Crear programas o proyectos como este son de muy alto impacto y de muy bajo costo para las empresas, existen programas educativos como becas y desarrollo de carrera, sin embargo, son muy costosos, este proyecto nos ayudó a llegar a todo el personal y aun costo muy bajo”, comenta el director General de Fundación Gigante. 

El proyecto interno constó en la creación de un software especializado que pudiera contabilizar las horas de lectura de sus trabajadores, comunicados internos en las sucursales y empresas pertenecientes a la fundación, la creación de campañas internas, la implementación de círculos de lectura en sucursales y bibliotecas ambulantes. 

¿Qué es el reto leer más? 

Desde 2011, el Consejo de la Comunicación, con ayuda de la iniciativa privada (ahora existen más de 85 empresas que se unieron al proyecto) realizó una campaña que impulsara la lectura en las empresas, de esta forma, surgió Leer Más, como parte del movimiento social “Leer para aprender”. 

Para este 2013, el reto busca acumular más de 7 millones de horas de lectura dentro de los colaboradores que pertenecen a las empresas participantes. 

¿Cómo ayudarías a tu empresa pra incentivar el hábito de la lectura? ¿Qué programas implementarías?

 Para saber más: 

¡Atención! Roche busca nuevos talentos 

Arma un plan de motivación para tu equipo de ventas

9 consejos para futuros líderes

comentarios