HistoriasMicrositio

La tormenta perfecta y tus inversiones

Ante una posible salida de capitales, podemos adoptar posiciones en instrumentos que siempre conservan su poder adquisitivo, sin importar el clima económico.

12-02-2013, 9:34:06 AM
La tormenta perfecta y tus inversiones
Sergio Gil Franco, director de la Revista Inversionista

Inquietatnes resultaron las declaraciones del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, con respecto a la posibilidad de una “tormenta perfecta” derivada del flujo de capitales hacia los países emergentes, como México, ya que pagan mejor en comparación con los bonos gubernamentales de países desarrollados, cuyas tasas están cercanas a cero. Y es que si se presenta algún signo de inestabilidad, estos capitales podrían salir intempestivamente, creando presiones en el tipo de cambio en primera instancia, inflación y desaceleración económica a posteriori. Poco después, el mismo Agustín Carstens señaló que esa “tormenta perfecta” no es inminente, sino una posibilidad a futuro.

Y es que una buena parte de los bonos gubernamentales (como los cetes) están en manos de extranjeros. Todo esto hace pensar que el banco central pudiera tomar como medida de prevención la disminución de las tasas de interés para quitarle un poco de atractivo a los bonos del gobierno, obligando a los inversionistas a optar por opciones más riesgosas. Lo ideal es que estos capitales ingresen al país como Inversión Extranjera Directa, ya que así contribuirían al desarrollo de infraestructura económica, a erigir y fortaler empresas y, por supuesto, a crear fuentes de empleo.

Pero mientras todo este dinero se mantenga con la posibilidad de ser golondrino, vale la pena observar hacia otros instrumentos de inversión

Udibonos para el inversionista conservador

Si nuestro perfil de inversionista es demasiado conservador, podemos integrar en nuestro portafolio instrumentos de deuda que se mantengan atractivos a pesar del clima económico. Los udibonos son títulos de deuda del Gobierno Federal, cuya característica fundamental es proteger el valor del dinero contra el incremento de la inflación. Esto es porque otorgan un interés real de más de 1% anual, es decir, que pagan la tasa de inflación más un punto porcentual.

Aquí debemos considerar que el horizonte de inversión es de al menos tres años, pudiendo llegar hasta 30 años, aunque es posible vender los títulos antes de su vencimiento asumiendo una ganancia menor.

También debemos tomar en cuenta que si la inflación es baja, los rendimientos también serán bajos, y si la inflación es alta, las ganancias también lo serán.

Puedes comprar udibonos a través de tu casa de Bolsa o de tu banco, o a través del sitio cetesdirecto.com, de la Secretaría de Hacienda.

Conoce más consejos para multiplicar tu dinero en la revista Inversionista y visita nuestro blog Inversionista, en Facebook Inversionista o en Twitter @InversionistaMX.

Relacionadas

Comentarios