HistoriasMarketing

Publicidad engañosa, campañas que no debes copiar

Conoce algunos casos en los que engañar al usuario resultó en multas millonarias y el retiro de su publicidad; desde Genomma Lab hasta Dior.

11-02-2013, 11:51:54 PM
Publicidad engañosa, campañas que no debes copiar
Oliverio Pérez Villegas

La publicidad en México y en el mundo también tiene su lado oscuro. Desde una perspectiva, destacan las grandes campañas con grandes ideas y grandes presupuestos, las mismas que ganan concursos y logran un impacto positivo en sus ventas y en sus nichos.Pero también existe el lugar común, la farsa y el engaño, ese lado donde se encuentran la publicidad que miente, aquella de las promesas nunca cumplidas.

A pesar de los esfuerzos sumados por autoridades, sociedad civil y ciudadanos por procurar y regular la ética publicitaria, hay quienes aprovechan las ambigüedades en la ley para ofrecer algo que no pueden dar. Hablamos de las campañas que no cumplen la norma, transgreden la ética y decepcionan al usuario.

Karla Ávila, directora general del Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria (Conar), explica que estos anuncios están catalogados como “engañosos”, porque no se apegan a la máxima norma de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), que en su artículo 32 dispone que:

 “La información o publicidad relativa a bienes, productos o servicios que se difundan por cualquier medio o forma, deberán ser veraces, comprobables y exentos de textos, diálogos, sonidos, imágenes, marcas, denominaciones de origen y otras descripciones que induzcan o puedan inducir a error o confusión por engañosas o abusivas”.

Recomendaciones de Profeco para no caer en la trampa

Así que para no caer en las garras de este tipo de publicidad, la Profeco hace recomendaciones específicas para que no te dejes engañar tan fácilmente. 

1.- Duda de lo que suena demasiado bueno para ser verdad.

2.- Recuerda que todo lo que te ofrezcan en la publicidad debe ser cumplido.

3.- Identifica y pon atención a las restricciones y condiciones que aplican. Siempre las encontrarás en letras chiquitas o en una voz que pasa rápido.

4.- Lee la publicidad de abajo hacia arriba y hazte amigo de las letras chiquitas. No olvides poner atención a las cintillas que pasan durante el comercial y a la voz que se escucha indicando restricciones.

5.- Busca el monto total a pagar. Ten cuidado que no te den un precio y luego le agreguen leyendas como “más IVA” o “más impuestos”.

Si esto no te es suficiente, te presentamos algunos casos donde la falta de ética publicitaria ha hecho que algunas marcas –grandes y pequeñas– ganen, pero una multa, o de plano que sus productos fueran retirados del mercado. Desde Gennoma Lab hasa Dior, que tuvo que retirar una campaña con Natalie Portman. Te invitamos a seguir leyendo.

Productos milagro, los pioneros… Sigue leyendo

¿Qué otros casos recuerdas? ¿Qué crees que sea lo peor de la publicidad engañosa?

Para saber más:

La ética publicitaria sí es rentable ¡autorregúlate!

Productos milagro, ¿alivio instantáneo?

Relacionadas

Comentarios