'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¿Problemas con tu jefe? Claves para resolverlos

Para que haya un problema siempre habrá dos partes. Aprende a identificar tus errores y a equilibrar aquellos que no sean tuyos. La solución está en los dos.

10-02-2013, 11:07:41 AM
¿Problemas con tu jefe? Claves para resolverlos
Tatiana Gutiérrez

“Ningún problema puede ser resuelto desde el mismo nivel de conciencia que lo creó.” Albert Einstein

El ambiente laboral en las empresas es uno de los factores más importantes para incentivar la productividad y la buena calidad del producto. Una buena relación entre los colaboradores, los ejecutivos y sus empleados y de los ejecutivos para con sus jefes, es fundamental para mantener un ambiente en armonía y un progreso operativo. Pero, ¿qué sucede cuando hay problemas entre los colaboradores y los jefes? ¿Cómo se solucionan estos problemas? ¿A qué se deben? ¿Cómo identificar quién es el problema?

Al respecto, Eduardo Lan, fundador y director de Mesa Consultores, asegura que los problemas entre los colaboradores y los jefes suelen empezar por violación a principios fundamentales en las organizaciones, como:  

* La falta de un liderazgo efectivo: De acuerdo con el experto, los ejecutivos suelen confundir la administración y el liderazgo, “un gerente o jefe no necesariamente es un líder y un líder no necesariamente tiene un puesto alto o tiene gente a su mando”. Para ello, tener en cuenta las competencias para ejercer un buen liderazgo, es necesario. 

 * Por diferencia en esquemas mentales: Tener diferentes puntos de vista, opiniones, sentimientos y tipos de personalidad, es una de las principales causas. Es necesario entender que una empresa frena la diversidad, sin embargo, las ideas más innovadoras son las que deben quedarse. Cuida la creatividad de tus colaboradores. 

* Comunicación deficiente: “Las solicitudes poco claras y precisas (sin responsable, fecha compromiso y entregable); visión, misión, valores y objetivos poco claros o desconocidos; comunicación retenida, comunicación irresponsable (decir todo lo que uno piensa y siente sin mucha consideración); falta de claridad en cuanto a roles, responsabilidades y expectativas, entre otras”, asegura Lan. 

 * Falta de relación: Conocer a tus colaboradores es necesario y primordial para generar una relación de respeto y retroalimentación. Si no existe una relación de apertura, lo más seguro es que los problemas sean más constantes de lo que se puedan presentar. 

* Por no escuchar: No escuchar atentamente y con una intención positiva puede ocasionar más problemas de lo que imaginas. 

 * Porque no existe una cultura de responsabilidad y compromiso y en lugar impera una cultura de quejas, chismes y justificaciones.

* Porque no hay un verdadero sentido de pertenencia y orgullo por el departamento/la empresa.

* Porque no existe un trabajo en equipo efectivo y cada quien ve por sus propios intereses.

¿Quién ocasiona estos problemas?

Para Eduardo Lan, saber quién ocasiona el problema o no, pasa segundo término. “Lo más importante no es saber quién ocasiona el problema, sino cuál es la solución del problema. La búsqueda de culpables es una trampa ya que siempre podemos voltear hacia el otro y encontrar cosas que no hizo o hizo inadecuadamente”. 

Con el propósito de identificar la solución del problema, Lan brinda los siguientes consejos: 

1. Asume 100% responsabilidad: si tienes un problema con alguien, tú tienes responsabilidad en el asunto o por lo menos hay algo que puedas hacer al respecto para cambiar la situación.

2. Genera relación con la otra persona y trata de entender la situación desde su punto de vista.

3. Pregúntale a otras personas cómo ven la situación y mantente dispuesto a escucharlos de manera proactiva y con una intención positiva para aprender realmente, sin invalidar opiniones contrarias a la tuya.

4. Busca y establece un punto de intersección entre tú y la otra persona, un lugar donde ambos puedan estar de acuerdo y úsalo como base para construir una solución.

5. Enfócate en construir una solución en lugar de encontrar las causas del problema, ya que las soluciones a menudo están desconectadas del problema como lo vemos, además de que frecuentemente el problema no es el problema, sino simplemente un síntoma de una situación más profunda. Co-crea la solución con la(s) otra(s) persona(s) e impleméntala. A menudo se nos olvida lo que es realmente importante (que a la empresa, al departamento y a ti y a mí nos vaya bien) y nos enfocamos en quién tiene la razón. Quién tiene la razón es un punto relativo que es cuestionable y tiene poco que ver con el resultado que ambos deseamos.

¿Concuerdas con la opinión de que es mejor encontrar la solución que al culpable? ¿Qué harías para solucionar el problema?

Para saber más: 

Fortalece tu liderazgo con una vivencia en Los Andes

7 prácticas para no repartir culpas en la oficina

Quinésica para transmitir liderazgo con tu cuerpo

Relacionadas

Comentarios