ActualidadHistorias

Mariano Rajoy envuelto en escándalo de corrupción

El diario El País reveló imágenes de extractos de cuentas a mano que equivaldrían a un sistema contable paralelo con donaciones de empresas.

31-01-2013, 9:19:40 AM
Mariano Rajoy envuelto en escándalo de corrupción
Reuters

El gobernante Partido Popular de España desmintió el jueves la
existencia de pagos irregulares en el seno del poder, después de que el
diario El País publicara que algunos de sus miembros, incluido el actual
presidente Mariano Rajoy, recibieron dinero en secreto de donantes
privados
.

El País publicó imágenes de extractos de cuentas a mano que datan
de hasta dos décadas atrás que dijo que estaban en poder de los
tesoreros del Partido Popular (PP). El diario dijo que las cuentas
muestran pagos por 11 años a Rajoy por 25.200 euros (34.200 dólares)
anuales.

Las cuentas -que El País dijo que equivalían a un sistema
contable paralelo
– mostraban donaciones de empresas, la mayoría
constructoras, y pagos regulares por miles de euros a algunos miembros
del partido.

El reporte es el último giro en un escándalo por pagos secretos a
líderes del PP, que ha golpeado la popularidad de Rajoy en medio de una
profunda recesión, un alto desempleo y una crisis fiscal que empujaron a
España a un rescate de su sistema financiero.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, anunció
medidas legales del partido y de algunos de sus militantes, incluido
Rajoy, para defenderse.

“El Partido Popular niega rotundamente que los papeles que han
salido publicados se correspondan con la contabilidad del Partido
Popular. La contabilidad del Partido Popular es única y es clara,
transparente, limpia y sometida al Tribunal de Cuentas”, aseguró De
Cospedal en una rueda de prensa.

La responsable del PP aseguró que todos los dirigentes y
empleados de la formación siempre percibían sus retribuciones en una
nómina mensual a través de transferencia bancaria, con su
correspondiente retención fiscal.

El nombre del presidente

El líder del principal partido de la oposición, el socialista
Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que no le valían las explicaciones de De
Cospedal sobre unas informaciones “escandalosas” que han causado “gran
alarma social”.

“Quiero pedirle al presidente del Gobierno que salga él, porque esta
información le afecta a él, y que conteste a dos preguntas: ¿Cobró esos
sueldos? Sí o no. Y, si los cobro, ¿Los ¿cobró en negro o en blanco?”,
se preguntó Rubalcaba.

“No es el buen nombre del Partido Popular, es el buen nombre del presidente del Gobierno de España”, añadió.

El PP se ha visto envuelto en una crisis tras conocerse que Luis
Bárcenas, ex senador y ex tesorero vinculado al Partido Popular durante
décadas antes de ser imputado por corrupción, tenía cuentas millonarias
en Suiza que habría regularizado en parte bajo una amnistía fiscal
decretada en el 2012.

Rajoy ordenó la semana pasada una auditoría externa sobre las
cuentas del partido que preside desde el 2004 y dijo que “no le
temblaría la mano” en el caso que se descubriera que había habido pagos
en negro a algunos de sus altos cargos.

“No sólo hay una investigación interna, sino que va a ser
sometida a una auditoría externa y hay una actuación iniciada por la
Fiscalía General del Estado. Pocos partidos están sometidos por voluntad
propia (..) a un ejercicio de transparencia tan claro y tan rotundo
como lo está haciendo el PP”, defendió De Cospedal.

En este sentido, la secretaria general del PP informó que algunos
dirigentes del partido habían realizado declaraciones juradas sobre sus
ingresos y declaraciones de la renta de forma voluntaria en el marco de
la auditoría interna.

Un sondeo reciente de la firma Metroscopia mostró que el 96 por
ciento de los españoles creía que la corrupción es generalizada entre
los políticos, después de que en los últimos años hayan surgido decenas
de casos que han salpicado hasta a la Casa Real.

Hasta hace poco, los partidos políticos podían recibir donaciones
anónimas y, en caso de que los dirigentes del PP declararan los
ingresos en sus declaraciones de la renta, podrían no ser ilegales.

Sin embargo, las acusaciones plantean graves cuestiones éticas
sobre las operaciones del partido, especialmente porque muchos de los
pagos se produjeron durante el auge de la construcción en España, en el
que los políticos concedían importantes contratos de infraestructuras.

Entre las compañías que cita El País están las constructoras FCC y
OHL, que no quisieron hacer comentarios. Una fuente próxima a la firma
dijo a Reuters que FCC llevaría a cabo una investigación interna sobre
posibles donaciones.

En el Congreso de los Diputados, el diputado de Esquerra
Republicana de Catalunya, Alfred Bosch, dijo que su partido estaba
hablando con otras fuerzas políticas para pedir una comisión de
investigación sobre corrupción política en el país.

“No todos los políticos están robando, pero la cueva de Ali Babá
existe y hay que entrar a limpiarla”, dijo Bosch ante los periodistas.

Para saber más:

La “Troika” analiza 2do. rescate bancario para España

 

Economía española se contrae 1.3% en 2012

Zona euro discute recapitalización de banca española

Relacionadas

Comentarios