ActualidadHistorias

EPN y su cruzada vs. el hambre: ¿quién ganará?

El programa que tratará de solucionar la pobreza de 1 de cada 4 mexicanos con carencia alimentaria, ya levantó polémica y hasta ahora, el rival va ganando.

22-01-2013, 10:52:16 AM
EPN y su cruzada vs. el hambre: ¿quién ganará?
Altonivel, con información de agencias

La parafernalia política sobresalió la tarde del lunes, cuando los principales actores políticos del país se reunieron para dar el banderazo de inicio a la llamada Cruzada Nacional contra el Hambre, cuyo objetivo principal es combatir uno de los principales malestar de la población de escasos recursos.

Sin embargo, no todo fue algarabía ni aplausos discursivos, ya que con esto se pone sobre la mesa del debate la realidad de millones de mexicanos y la falta de acciones para enfrentar una situación como ésta.

Así, realizado en el municipio chiapaneco de Las Margaritas -uno de los estados más pobres del país-, la cruzada contra el hambre fue anunciada como el primer gran esfuerzo del Gobierno federal para cumplir con su promesa de reducir este mal  entre la población.

En este sentido, el presidente Enrique Peña Nieto explicó que 1 de cada 4 mexicanos enfrenta alguna carencia alimentaria, y que esta cruzada trata de que los esfuerzos se focalicen y orienten en municipios y colonias donde este problema existe de manera más profunda.

“Por ello he firmado el decreto del sistema nacional contra el hambre. Sin Hambre es una estrategia social de nueva generación, quienes hoy reciben un apoyo en el futuro tengan la capacidad para salir de la pobreza como individuos productivos”, dijo durante su discurso.

El mandatario también dijo que se deben dirigir hacia un mismo objetivo los esfuerzos de los sectores público y privado y hacer un frente común contra el hambre, pues la alimentación es un derecho humano que no se ha materializado plenamente entre todos los mexicanos

No obstante, el punto de partida del debate fue marcado por el propio presidente, quien aseguró que esta cruzada no es de carácter asistencialista, sino de inclusión y bienestar social.

Pero para los expertos esto no es así. Julio Boltvinik, profesor investigador del Colegio de México, consideró que la forma y fondo en que se presentó esta cruzada revela más una intención política que de bienestar, pues dejó muchas dudas abiertas y es vista como una sombra del programa salinista Solidaridad.

“Hay un montón de dudas en cuanto a que no se especifica el contenido, lo que sí está claro es de que lo que se trata es de organizar a la gente de abajo como lo hicieron con Solidaridad, después de las dudosas elecciones en las que Salinas gana la Presidencia con caída de sistema (…) Y que lo que están pensando es controlar a la población y asegurar el voto y luego ir esparciendo este programa a todo el país”, dijo el analista esta mañana en una entrevista radiofónica con Ricardo Rocha.

Además, el portavoz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el subcomandante “Marcos”, también arremetió contra la estrategia federal, al calificar de “limosnas” las acciones emprendidas para garantizar la seguridad alimentaria de los mexicanos.

A través de una carta dirigida a “Alí Baba y sus 40 ladrones (gobernadores, jefe de gobierno y lame-suelas)”, el líder zapatista reiteró su rechazo a esta cruzada y satirizó tanto la celebración de este acto como el desempeño del actual gobierno priísta.

En este sentido, el debate sobre la viabilidad y efectividad de esta cruzada se mantiene en discusión, pues si bien se anunció su estructura general y sus principales ejes, queda pendiente de explicar los cambios estructurales necesarios para alcanzar los objetivos.

Claves de la cruzada contra el hambre

La Cruzada Nacional contra el Hambre, a manos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) -pero en el que participarán todas las dependencias federales-, atenderá las necesidades de 7.4 millones de mexicanos que viven en 400 municipios del país, siendo estos los de menor desarrollo humano en el país.

Asimismo, se pretende garantizar la seguridad alimentaria de esta población a través de cinco ejes:

1. Cero hambre. Se buscará la alimentación y nutrición de las personas en situación de pobreza.

2. Eliminación de la desnutrición infantil.

3. Aumento de producción de alimentos y el ingreso económico de los campesinos y pequeños productores.

4. Reducción de las pérdidas post cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización.

5. Impulso a la participación comunitaria y la movilización de la gente para erradicar el hambre.

Este programa busca que el 100% de las personas tengan acceso a una alimentación adecuada, durante todo el año; cero retraso en el crecimiento en niños y niñas menores de dos años; que todos los sistemas alimentarios sean sostenibles; aumentar un 100% la productividad y el ingreso de los pequeños productores y cero desperdicio de alimentos y pérdidas post-cosecha.

También se destacó que los indicadores de la Cruzada Nacional serán verificables; estarán dentro del Sistema de Evaluación del Desempeño. Tanto ciudadanos como el propio Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), participarán activamente en la medición de los resultados.

Sigue leyendo…

Para saber más:

5 propósitos de año nuevo de Peña Nieto

Reformas subirían calificación BBB de México: S&P

Peña Nieto crea programa para Contingencias Hidráulicas

Los retos del Instituto Nacional del Emprendedor

Relacionadas

Comentarios