md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 05:00 02/10/2014
Síguenos:

7 pecados de un líder, penitencia y claves de salvación

Dirigir un equipo de trabajo es sólo el comienzo, aquí los errores más comunes del liderazgo empresarial, sus consecuencias y cómo redimirlos.

Página 0 de 1
21-01-2013
POR: Tatiana Gutiérrez

Para muchos, ser inteligente y tener actitud de mando puede ser el perfil perfecto para ser un líder, sin embargo, esto va más allá de saber guiar a un equipo de trabajo o de cargar con la mayor parte de las responsabilidades. Tener la vida de un líder puede ser abrumador, consume demasiado tiempo en la oficina, deja una larga lista de pendientes y se necesita tener lo doble de energía para enfrentar cada una de las decisiones que se toma, ante esto, miles de líderes pierden el rumbo de sus objetivos, cayendo en errores que pueden perjudicar a su persona y a su organización

 Al respecto, Mario Borghino, director y fundador de Borghino Consultores, nos habla sobre los peores errores que pueden cometer los líderes ejecutivos, considerados como los “pecados” de un líder, cuál es la penitencia que cumplen y cuáles son las claves debes seguir para enmendar esas faltas empresariales. 

Pecados, penitencia y claves de salvación para líderes

1.- Alejarse del mercado: Para el experto en liderazgo, uno de los principales pecados que puede cometer un líder es alejarse de lo que les dio el éxito.“Cuando las empresas se consolidad en el mercado demasiado rápido, pueden alejarse de éste al ver que el procedimiento es muy sencillo para ellos, de esta forma, el primer pecado que puede cometer un líder es no ser sensibles a los cambios de los clientes, del mercado y al carecer de habilidades para identificar nuevos competidores”. Borghino asegura que los líderes pueden ser muy inteligentes, sin embargo, perder la sensibilidad que tenían en etapas tempranas para entender el mercado como debe de ser, puede llegar a perjudicar a su empresa.

Penitencia: Cuando los resultados son mejores de lo que se esperaba o que los resultados ser obtuvieron en un periodo más corto, puede generar perdida de interés en el propio mercado, no quiere decir que no les interese su negocio, sino que dejan de poner atención en aquellas tareas que les preocupaban al ver que pueden solucionarse de una manera más sencilla. De acuerdo con el experto, perder interés en tareas sencillas puede perjudicar los resultados de mayor importancia, provocando una baja en la producción e inclusive en la calidad del servicio y del producto. Hay que recordar que si una tarea se vuelve sencilla, no quiere decir que es una preocupación menos, sino que será más sencillo realizarla. 

Claves para su salvación: Actualizarse de manera continua puede ayudar a los líderes a mantener una preparación constante que les exija nuevos retos en sus empresas. Si se ha perdido el rumbo del camino, contratar ayuda externa especializada puede ayudar a los líderes a ver nuevos horizontes o a perfeccionar el ya existente. 

2.- Permanecer en un modelo centralista: De acuerdo con Borghino, no todas las empresas necesitan un solo perfil de líderes, existen empresas que se manejan por métodos controladores y aquellas que manejan perfiles de líderes paternalistas. Sin embargo, el problema es quedarse con un solo perfil todo el tiempo. “Existen empresas con grandes problemas económicos y financieros que optan por tener un modelo de control conservador, centralista o autoritario por que las circunstancias así lo exigen, sin embargo, el problema de estas empresas es que tienden a permanecer bajo este modelo todas su vida, y lo importante es saber cuándo ya no es necesario aplicarlo”. 

Penitencia: La figura de un buen líder se caracteriza por ser una persona que depende de los demás para crear y ejercer buenas ideas, esto lo hace ser participativo y ayuda al desarrollo de su equipo de trabajo con un solo fin: beneficiar a la empresa. Cuando un modelo conservador domina el método operativo, puede llegar a perjudicar la iniciativa del grupo de trabajo, así como su participación en la toma de decisiones, esto puede llegar a ser perjudicial para la empresa, pues en lugar de tener colaboradores que empujen al crecimiento, se tienen colaboradores segregados con carencia de ideas y propuestas. 

Claves para su salvación: Analizar cuál es el tipo de líder que necesitas en cada una de las áreas de tu empresa es importante para una buena operatividad. Es importante recordar que cada área tiene sus exigencias y que cada líder encaja en ellas. 

3.- No escuchar a su gente: “Muchos líderes tienden a no tener sensibilidad para escuchar a su gente; estos personajes no buscan la opinión de su equipo de trabajo, cuando éeste es el que te proporciona la información necesaria para poder tomar decisiones, inclusive, dentro del propio equipo, que es donde se encuentra la inteligencia que ayudará a las empresas a enfrentar problemas y a dar soluciones”, comenta el director de Borghino Consultores. 

Penitencia: Cuando el líder se niega a escuchar a su equipo de trabajo, lo más seguro es que no se llegue a los objetivos. Las consecuencias de no inculcar una participación grupal es tener un equipo de trabajo que funcione de manera autónoma y fragmentada, por lo que los resultados serán iguales: autónomos y fragmentados. “Esto sucede cuando el líder cree tener la última palabra para la solución de los problemas, estos personajes creen que nadie, sólo ellos, tienen una solución válida”, comenta. 

Claves para su salvación: La mejor manera de combatir este mal es arriesgándose. Si aún eres de las personas que creen que sólo puedes con todo, debes de entender que tu equipo de trabajo es esencial para que llegues a tus objetivos, no deseches las nuevas tendencias en los RH, arriésgate a comprobarlas.

Los otros cuatro pecados... Sigue leyendo

¿Qué otro pecado añadirías a esta lista? ¿Qué otra solución propondrías para esto pecados?

Para saber más: 

3 claves de éxito de Leonel Messi

10 películas para fortalecer tu liderazgo

Claves de éxito del líder creativo de Leo Burnett México

¿Qué debe tuitear un líder?

Página 0 de 1