Estilo de VidaHistorias

¿Adicto a redes sociales? Descúbrelo con este test

¿La comunicación en línea afecta tus relaciones en el mundo análogo? Aquí te decimos cómo identificar y tratar una posible adicción.

16-01-2013, 12:47:54 PM
¿Adicto a redes sociales? Descúbrelo con este test
César Albarrán / Twitter: @Viscount_Wombat

Las
redes sociales son herramientas con las que podemos interactuar con amigos,
conocidos y desconocidos, ya que representan de manera digital las
interconexiones
que de otra manera permanecerían desapercibidas. Al mezclarse
cada vez más con el mundo análogo, redes sociales como Facebook o Twitter se
han convertido en parte de la vida diaria de miles de usuarios.

Al incorporar
otras funciones como la lectura de encabezados de noticias, la difusión de
campañas políticas o sociales, el armado de galerías fotográficas y los comentarios
sobre deportes, cine o televisión, las redes cada vez llenan más espacio en nuestras
jornadas.

El
académico británico Nick Couldry acaba de publicar un libro (Media, Society, World) en el que
identifica las principales prácticas culturales relacionadas a las redes
sociales, y entre ellas se encuentran la creación de bases de datos (de fotos,
videos, comentarios), el mostrarte ante los demás y el recibir información
constante.

Estas prácticas pueden llevar a un uso indiscriminado y obsesivo de
las redes sociales, ya que siempre se encuentran activas y siempre podrías
estar subiendo una foto, compartiendo tu estado de ánimo o tus actividades y
enterándote de qué pasa en el mundo en general y en la vida de tus contactos.

Esto ocasiona un miedo a perderte de algo (fiestas, eventos, nacimientos,
bodas, compromisos), lo que puede llevarnos a consultar y compartir
compulsivamente. Y si a esto le agregas el uso de dispositivos móviles, el sentimiento se ve exacerbado por la inmediatez.

Como
toda adicción (que se define como una acción que controla la voluntad del
individuo), la relacionada con las redes sociales puede ser identificada en sus
etapas tempranas.

Test para saber si la adicción te atrapó

¿Te has
sorprendido teniendo alguno de estos pensamientos o realizando alguna de estas
acciones? Si la respuesta es afirmativa, puede que debas de reflexionar sobre
tus hábitos de consumo de redes sociales:

  • Te despiertas a mitad de la noche por un vaso de agua, y antes de
    volver a cerrar los ojos consultas Facebook, Twitter o cualquier otra red
    social.
  • No puedes concentrarte en una actividad por mucho tiempo sin
    conectarte a alguna de tus redes sociales. Por ejemplo, te encuentras en una
    junta laboral e ingresas a Facebook por debajo de la mesa.
  • Sientes la obligación de
    compartir todo lo que haces: las películas que ves, lo que comes (¿llegas a un
    restaurante y lo primero que haces es tomar una foto con Instagram?)
  • Sientes que tu trabajo, tu régimen de ejercicio y el tiempo que
    dedicas a tus relaciones interpersonales se han visto afectados por el uso de
    redes sociales.
  • Consultas tus redes sociales mientras caminas por la calle (¡te pueden
    atropellar!).
  • No puedes tomar unas vacaciones sin buscar tener cobertura de Internet
    para ingresar a tus redes sociales; te ataca la ansiedad.

6 pasos para controlar tu impulso

Si tu
caso no es extremo y no es evidencia de problemas más severos como la ansiedad
y la depresión, hay algunas acciones
inmediatas
que puedes realizar
para controlar tu uso de redes sociales, y mantenerlo en niveles saludables:

  • Cuando estés en tu computadora de la oficina o tengas que realizar una
    tarea específica en la casa, no abras la
    ventana de alguna de tus redes sociales
    , ya que podría distraerte.
  • Desactiva las notificaciones de tu dispositivo móvil relacionadas a
    tus redes sociales: los recordatorios constantes de que te estás perdiendo de
    algo podrían ocasionar ansiedad.
  • No coloques tu dispositivo móvil sobre tu buró y deja de usarlo una
    hora antes de irte a dormir.
  • Antes de comunicarte con una persona a través de Facebook o Twitter,
    pregúntate si puedes llamarle por teléfono o incluso en persona: de ser así,
    hazlo.
  • Establece tiempos determinados para divertirte con tus redes sociales.
    Haz que estos momentos coincidan con tus etapas de menor productividad, como
    después de la hora de la comida.
  • No consultes tus redes sociales durante dos días: ¡verás que no te
    perdiste de mucho!

¿Has
experimentado con alguna otra solución? ¡Compártela con nosotros!

Para saber más

Guía del directivo saludable: 7 claves del buen comer

13 chequeos médicos vitales para el ejecutivo saludable

Plátano, almendras y chocolate, los alimentos que bajarán tu estrés

Relacionadas

Comentarios