ActualidadHistorias

Cinvestav descifra mapa genético del aguacate criollo

El cambio climático podría provocar un problema de desabasto mundial del aguacate.

11-01-2013, 4:27:51 PM
Cinvestav descifra mapa genético del aguacate criollo
Notimex

Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados
(Cinvestav) concluyeron la secuenciación genética del aguacate criollo
mexicano, con el que pretenden obtener árboles más productivos de este
fruto, y que requieran menos agua para crecer.

Luis Herrera
Estrella, líder del proyecto, dio a conocer lo anterior y señaló que
“ya acabamos de secuenciar el genoma del aguacate y estamos terminando
de ensamblarlo y de identificar sus 42 mil genes casi el doble de los
que tiene el ser humano“.

Ahora, dijo, lo que continúa es
comparar las características genéticas de este aguacate criollo,
conocido como cáscara de papel, para poder identificar las diferencias
entre éste y el Hass, que es el que se consume más en el mercado.

Uno
de los objetivos, abundó, es desarrollar una variedad de aguacate que
requiera menos agua, previendo que en el futuro, con el cambio
climático
, la escasez de agua se pueda volver un limitante para la zona
de Michoacán, estado que produce 20 por ciento del aguacate que se
consume en el mundo.

Si el cambio climático afecta a esta
región y no se tienen las variedades adecuadas, podría presentarse un
problema de abasto mundial de aguacate, alertó el director del
Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad.

La
idea de esta investigación, subrayó, es obtener un aguacate criollo,
pero con la cáscara dura del Hass, porque el primero tiene mejor
textura, olor y sabor, pero no se puede comercializar fácilmente porque
su cáscara es delgada y se daña, pero “si logramos combinar ambas
cualidades, podremos obtener una excelente variedad”.

En la
información que ya se tiene sobre el genoma del aguacate, los expertos
de la Universidad Autónoma de Chapingo y el Colegio de Posgraduados ya
iniciaron los programas de mejoramiento del aguacate. Si todo va bien,
en unos 15 años se tendría un resultado comercial”.

Reconoció
que será un proceso lento ya que el ciclo de vida del aguacate es de
ocho a 10 años, pero que sin duda con el mapa genético del aguacate se
va a facilitar y lo va a hacer más rápido, tomando en cuenta que desde
hace 60 años no hay una nueva variedad que haya podido remplazar al
aguacate Hass.

Los resultados del genoma podrían hacerse
públicos antes de finalizar este año, en una de las revistas
internacionales especializadas, aunque se sigue trabajando en la parte
de la secuenciación genética, la cual concluiremos en dos años y medio
más.

Por lo pronto, agregó, vamos a empezar a hacer las
pruebas de campo con árboles que se están sembrando, usando la
información del genoma, seleccionados por su tipo de fruto, altura y
contenido de aceite.

De hecho, aseguró, los agricultores
están dispuestos a hacer las pruebas pilotos de los materiales que
obtengamos, ya que no estamos hablando de transgénicos, sino de
materiales obtenidos por mejoramiento tradicional, utilizando
herramientas genómicas.

Por ello, dijo, no han tenido problema para aceptarlos y cultivarlos, incluso aportaron una parte del dinero para este proyecto.

Hizo
notar que gracias a estos estudios se pudo identificar que el aguacate
es una planta primitiva, lo que contribuirá en el conocimiento y
entendimiento de la evolución de las plantas, ya que este árbol es más
antiguo que el punto en donde se separaron los cereales y hortalizas.

De
hecho, comentó el científico del Cinvestav, el aguacate sufrió un par
de duplicaciones del genoma antes de existir como ahora lo conocemos y
tiene elementos transponibles muy antiguos, que son muy distintos a las
plantas más modernas.

Para saber más

¡Alerta! Combatir el cambio climático se está encareciendo

FAO anticipa altos precios de alimentos en 2013

Asiáticos lideran rendimiento estudiantil


Relacionadas

Comentarios