'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Gerentes ineptos, cómo lidiar con ellos

Lidiar con mandos incompetentes puede generar efectos negativos en tu empresa; los expertos te guían para identificarlos y aprender a manejarlos.

07-01-2013, 8:09:27 AM
Gerentes ineptos, cómo lidiar con ellos
Tatiana Gutiérrez

Bien dicen que si el barco no tiene un buen timón hasta se puede hundir y en el caso de las empresas es lo mismo. La dirección de una organización es la clave fundamental para que una empresa camine pero,  ¿qué pasa cuando los problemas de tu empresa se deben a gerentes ineptos?

Existen casos en los que la empresa o un área en específico falla y los altos directivos suelen poner atención especial a todo, menos a los gerentes. Y no es que crean que son perfectos, sino se piensa que por sus grandes capacidades el problema debe ubicarse en otro escalafón.

De acuerdo con Luis Arciniega, profesor e investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), lo primero que hay qué hacer cuando se registra algún error en el procedimiento o en los resultados de una organización, es corroborarlos y la manera más efectiva son los números.

“Antes que nada hay realizar una métrica y encontrar datos sólidos que soporten las alertas encontradas, es fundamental que esto se tome en cuenta, ya que si no hay datos que solventen las medidas, se puede caer en personalizar las acciones”. Para ello, el experto asegura que existen dos metodologías que pueden ayudar a realizar un examen de desempeño de tus colaboradores: 

Individuales.- Las evaluaciones periódicas son importantes en las organizaciones, realizarlas de manera individual, pueden ayudar a identificar los factores que influyen al bajo o ineficiente desempeño de tus gerentes en las empresas. Esta forma de valuar ayuda a simplificar errores, tiempos y espacios. En estas pruebas puedes evaluar el apego con la empresa, su desempeño por periodos, sus resultados, así como el clima organizacional que genera, comenta Luis Arciniega. 

Grupales.- Cuando se evalúa por equipo se tiene un parámetro de quién es el que tiene mayor desempeño en la tabla comparativa, de esta forma podrás ver cuál de ellos es el que obtuvo menores resultados. En estas pruebas se suelen evaluar resultados y objetivos.

Este tipo de evaluaciones son necesarias para identificar si hay errores en tu personal, “es importante que los altos directivos tomen en cuenta lo siguiente: para saber si alguien es incompetente o no, es necesario evaluarlo por parámetros y métricas”, comenta el experto. 

Pero… ¿cómo identificas a estos personajes, cuáles son los síntomas que presentan?

Para los expertos, estos gerentes llegan a presentan los siguientes males: 

• Confunden “gerenciar” con “gobernar”: En lugar de ser un líder, se convierten en verdugos del trabajo. Hay que recordar que ser un líder es fungir como guías, los resultados se dan en equipo, no de manera individual. 

• Siempre están ocupados y carecen de tiempo: El organizar y administrar debe ser una característica primordial en un gerente, de ello depende que los resultados se alcancen de la mejor manera posible y en los tiempos adecuados. 

• No delegan funciones: Para muchos expertos del management, delegar es la clave para que una empresa alcance el éxito, si aún existen gerentes que no saben cómo hacerlo, puede repercutir en el ambiente laboral y sobre todo en los resultados. 

• Se adjudica ideas de otros: Cuando un gerente cree que él es el que sabe todo, hay un gran problema en la organización. Es importante saber reconocer cuando la idea nos corresponde y cuando otro es el autor, esto demuestra madurez, liderazgo y ambición de crecimiento. 

• Limita el crecimiento de su personal: Un buen gerente siempre buscará hacer crecer a su gente, un gerente inepto buscará sus limitaciones. 

Una vez que se realizó un veredicto “objetivo”, es importante que se tomen en cuenta los siguientes procedimientos para poder saber si tu gerente tiene o no remedio: 

Juntas periódicas con estos personajes: Hablar con tus colaboradores, líderes, gerentes y ejecutivos es primordial para que exista un mejor desempeño en cada una de las áreas. Cuando se cuenta con colaboradores que no están desempeñando bien su trabajo, es necesario mostrarles, de manera tangible (gráficas, tablas de desempeño y reportes) que su trabajo ha disminuido y que no cumple con los objetivos del área. En estos casos es importante crear un diálogo de confianza con el trabajador para poder ver cuáles son las fallas, ya sean personales o de equipo. 

¿Estás en el puesto adecuado? Verificar que el puesto en el que se desempeña es el adecuado para su perfil. Existen varios casos donde hay personas con gran talento en las organizaciones, pero no están en los puestos estratégicos para explotar su talento, es por ello que realizar exámenes de desempeño y talento en las empresas se ha convertido en una forma leal y efectiva para evaluar a tus colaboradores. 

Capacitación: Es importante encontrar cuál es el punto débil del colaborador, ante ello, la capacitación es muy importante para aquellos que ocupan puestos estratégicos, hay que recordar que mientras más preparado esté  un colaborador, existirán más beneficios para las empresas. De acuerdo con los expertos, capacitar a tus colaboradores es mucho más efectivo y barato que contratar un nuevo personal. 

Hay que establecer periodos de prueba: Una vez que se haya encontrado qué es lo que está afectando a tu colaborador, es importante que se establezca un periodo donde se evalúe, de manera constante, el desempeño de tu colaborador y que al finalizar, sea decisivo para tomar decisiones sobre el futuro de tu gerente. “Es importante que a la mitad del periodo se tenga una reunión con el gerente, se evalúe cuál ha sido su desempeño y se hable sobre el periodo de prueba; es necesario mantener una comunicación constante y ver cuáles son las fallas y los logros”, comenta Arciniega.

¿Cómo identificarías a estos personajes en tu empresa? ¿Qué es lo que harías con ellos?

Para saber más: 

Aprende a gestionar la incompetencia de tus equipos

Hércules, cuando el trabajo le queda chico

¿Malos entendidos? Evítalos con coaching organizacional

Relacionadas

Comentarios