'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Recursos naturales, una valiosa palanca de América Latina

¿Quiénes son los países con mayor dependencia a la exportación de recursos no renovables? ¿Cuales se están beneficiando y en qué punto está México?

06-01-2013, 4:00:24 PM
Recursos naturales, una valiosa palanca de América Latina
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Los recursos naturales, entre ellos alimentosenergía o
metales, representan el 20% del
comercio mundial. En más de 20 países, superan  el 80% de los ingresos, mientras que en otros nueve,
superan el 50% del Producto Interior Bruto (PIB), según el Fondo Monetario
Internacional (FMI).  Esto tiene una implicación directa en el
modelo comercial de varios países, sobre todo en Medio Oriente y África del
Norte
, en donde más del 70% del PIB proviene de la explotación de recursos
naturales. En América Latina la cifra no es tan elevada como en otras regiones, pero sí muy significativa.

La región es una importante exportadora de recursos
naturales. Según datos del FMI obtenidos a lo largo de la primera década del
siglo XXI, más de la mitad de las exportaciones de Trinidad y Tobago (87%), Venezuela
(81.2%), Bolivia (63%), Chile (55.7%) y Ecuador (55%) están vinculadas a estos recursos. Mientras que en
otras economías ese porcentaje es inferior, aunque continúa siendo elevado,
como en Guyana (42%), Perú (32.9%) Colombia (23.9%) y México
(15.8%).

La extracción de recursos
naturales, que en muchos casos son propiedad de los Estados, como indica el
profesor Michele Ruta, consejero de la Organización
Mundial de Comercio
(OMC), es muy costosa, lo que implica inversiones de
grandes empresas multinacionales, que suelen firmar contratos con los gobiernos
locales.

Estas negociaciones tienen una gran relevancia en América Latina y
otros países en vías de desarrollo, en donde al menos el 26% de la riqueza
proviene de la explotación de recursos naturales, según el Banco Mundial (BM), respecto al 2% en los países desarrollados.    

La incidencia de los recursos naturales como fuente de
riqueza también se refleja en los ingresos
públicos
de las economías en desarrollo. En México, Pemex es el principal contribuyente del país. Más del 36% del total
del gasto público proviene de la
explotación de hidrocarburos y otros
recursos naturales no renovables.

En
Chile, la Corporación Nacional del Cobre (Codelco)
llegó a representar casi la mitad del ingreso estatal, aunque esa cifra se ha
reducido de forma progresiva en los últimos años. En Bolivia, el 70% de los
ingresos públicos proviene de los recursos naturales, mientras que en Ecuador y
Venezuela la cifra se aproxima al 50%.

Volatilidad y
dependencia

Los subsidios estatales
–en México los hidrocarburos recibieron más de 200 mil millones de pesos en
subsidios durante 2012-, los carteles
como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)- , la demanda, la
duración de la demanda, las condiciones climáticas y los conflictos políticos, entre
otros factores, provocan volatilidad en los precios de los recursos naturales,
lo que repercute e incluso puede llegar a condicionar el crecimiento de algunas
economías.

Pero en las últimas décadas el incremento del precio de los commodities no ha parado de aumentar,
lo que ha detonado una gran oportunidad para crear riqueza en los países
exportadores de materias primas.

En México, el valor económico de las exportaciones de petróleo crudo creció desde siete mil
500 millones de dólares (mdd) en 1995, a más 55 mil mdd en 2011, según datos de
INEGI. Es decir, su valor aumentó
casi 800% en poco más de 15 años, lo que significa que ese rubro creció a un
ritmo muy superior al de la economía
mexicana
en su conjunto.

Principales ganadores

En el plano internacional, los principales exportadores mundiales
de recursos naturales están liderados Rusia,
Canadá, Estados Unidos y Arabia
Saudita
, mientras que los importadores, por China y la India, que
aumentaron su consumo a un ritmo del 30 y 25% anual, respectivamente, a lo
largo de la primera década del nuevo milenio, según diversas fuentes.

Nueva Zelanda, Noruega y Canadá son tres casos de éxito citados por expertos en comercio
internacional como países que han sabido aprovechar su riqueza natural para
alcanzar un nivel de desarrollo económico superior al de la mayoría de las economías.
Sin embargo, los expertos advierten de que para que los países latinoamericanos
sean capaces de aprovechar el ‘boom’ de los commodities, es necesario que
apliquen políticas económicas enfocadas a reinvertir parte de los recursos
generados en capital físico -como
maquinaria, infraestructura y equipo-,
y en capital social –humano,
institucional e intangible-, además de evitar la sobreexplotación de recursos
naturales.

En este sentido, el profesor Sebastián Katz, gerente de
investigaciones económicas del Banco Central de Argentina, destaca la
importancia de los ingresos petroleros
en países como Venezuela, de los mineros
en naciones como Chile y de los alimenticios
en economías como Argentina, que han incrementado su importancia respecto al
PIB, gracias, en buena medida, a ese aumento sostenido de los precios.

Según el estudio de Katz y el profesor Guillermo Rozenwurcel,
con base en información de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL),  entre 1990 y 2010, los ingresos provenientes de
commodities en países como Argentina, Chile y Ecuador, casi triplicaron a otras
fuentes de beneficios, mientras que en Perú y Venezuela, las duplicaron.

Los
investigadores acusan una mayor relación entre el aumento de ingresos por
commodities y políticas fiscales más estables en la región de América Latina en
general, lo que los conduce a prever un futuro económico más estable en la
región.  

¿Consideras que una
economía que depende fuertemente de su explotación de recursos naturales es más
o menos estable que una que no lo es?

Para saber más:

Minería, un refugio sólido como el metal

Expertos: ‘Pemex no puede con todo’

Latam se beneficia con inversiones mineras al 2020: Coldelco

Desigualdad, la gran deuda de América Latina: Cepal

Relacionadas

Comentarios