A FondoNegocios

3 riesgos que pueden colapsar (aún más) el tránsito de la Ciudad de México

El crecimiento de la capital del país no es sano, y está deteriorando la circulación diaria de peatones, automovilistas y usuarios del transporte público. Te decimos a qué riesgos se enfrenta el tránsito de la CDMX y sus posibles soluciones.

07-12-2016, 3:00:44 PM
Notimex

1. Los nuevos rascacielos de la CDMX pueden ser ‘gigantes egoístas’

Los grandes edificios, como los que se construyen sobre Paseo de la Reforma, pueden ser una especie de “gigante egoísta” que afecten todo lo que hay a su alrededor, como transporte público y hasta su vecindario.

Rodrigo Díaz, arquitecto experto en planificación urbana, recordó que, en Chile, cuando entró en funcionamiento la Gran Torre Santiago, que es un edificio de 300 metros de altura y 64 pisos, colapsó la movilidad en sus alrededores, tanto en la superficie como bajo tierra.

Así, la cantidad de personas que llegaban todos los días a ese lugar provocaban tráfico por las calles de Santiago de Chile y saturaban las líneas de Metro cercanas, además de los pisos subterráneos de estacionamiento del edificio.

Este especialista de origen chileno que vive en la Ciudad de México, dice que hay que estar atentos a este ejemplo para evitar que se repitan los mismos problemas en zonas como Paseo de la Reforma, donde se empiezan a levantar varios gigantes similares.

Sobre las zonas de la Ciudad de México en las que se encuentran estos rascacielos de más de 200 metros de altura, Díaz apuntó que también es necesario proteger las inmediaciones para que los barrios cercanos no colapsen debido a las actividades que se llevan a cabo en ellos.

“Cuando el gigante come, todo retumba”, ejemplificó.

Durante su participación en “Core, Foro Urbano CDMX 2016”, una reunión de especialistas en donde se discute la transformación urbana para la zona central de la Ciudad de México, Diaz advirtió que ese tipo de desarrollos deben incluir también la adecuación de las vialidades y el transporte público que lo rodean para que sean suficientes.

Otros participantes en el foro, apuntaron también que se debe garantizar que la Línea 1 del Metro, que es la que se encuentra más cerca de estos nuevos gigantes, tenga la capacidad suficiente para atender a la cantidad de personas que empezará a moverse por la zona todos los días.

Asimismo, coincidieron en que la nueva línea 7 de Metrobús, que correrá sobre Paseo de la Reforma, ayudará a la vialidad de la zona, pero no será suficiente.

Señalaron también que en estas torres convivirán diariamente altos ejecutivos (que pueden pagar vivienda en la CDMX) con personal de soporte, que llegará desde zonas como Cuautitlán Izcalli o Ecatepec y que se enfrentarán todos los días a un servicio de transporte público insuficiente.

2. Menos estacionamientos, caminar más

En la misma mesa, en la que se trató el tema de Movilidad, Andrés Sañudo, especialista en políticas públicas de transporte y desarrollo urbano, señaló que la Ciudad de México tiene una de las peores políticas de estacionamiento en el mundo.

Dijo que en la CDMX, la reglamentación establece un número mínimo de cajones de estacionamiento para los nuevos desarrollos, como los de las grandes torres, pero la tendencia mundial es la contraria, es decir, contar con un número máximo de lugares para autos, con el fin de ayudar a limitar su uso.

En el foro también se habló de la necesidad de desarrollar las colonias del centro de la Ciudad de México, ya que, en el modelo actual, las personas viven en las inmediaciones y se deben mover a la capital para trabajar.

Los especialistas coincidieron en que, entre otras razones, esto se debe a que la vivienda en la Ciudad de México es muy cara, lo cual es fácil de demostrar si se revisa que la cantidad de créditos para vivienda de Infonavit en zonas como las delegaciones Cuauhtémoc o Miguel Hidalgo es prácticamente de cero.

Lo ideal, señalaron, es que en las colonias las personas puedan desplazarse fácilmente para estudiar, trabajar o comprar, inclusive sin la necesidad de utilizar el transporte público, lo cual puede ser posible en zonas como la Tabacalera o la Guerrero si se desarrollan correctamente.

Relacionado con esto, Javier Hidalgo, director de Movilidad de la Delegación Cuauhtémoc, dijo que se debe impulsar la movilidad “activa” (a pie o en bicicleta) en vez de la movilidad “motorizada” (en auto), ya que esta última no sólo genera problemas de contaminación, sino también de sedentarismo, lo cual impacta en problemas de salud, como los índices de obesidad.

“Hay que volver a hacer la ciudad para todos y no solamente para los que pueden pagar”, sentenció Onésimo Flores, experto en Movilidad

3. Demasiada infraestructura para automóviles

Laura Ballesteros, subsecrataria de Planeación de la Secretaría de Movilidad del gobierno de la CDMX, dijo que, en México, 73% de la inversión en infraestructura está directamente relacionada con el uso del automóvil, a pesar de que 60% de la población se mueve en transporte público, contra un pequeño 30% que lo hace en automóviles particulares, los cuales alcanzan la cifra de 5 millones 500 vehículos circulando por toda la ciudad.

Asimismo, reveló que las nuevas vialidades de le CDMX generan “tráfico inducido” en otras áreas de la ciudad, como el caso del Segundo piso de Periférico que ha ayudado a aumentar el tránsito en Paseo de la Reforma en 34%.

Por su parte, Florencia Serrania señaló que la Ciudad de México cuenta con, prácticamente, todos los sistemas de transporte que hay en las urbes más importantes del mundo, pero con la diferencia de que aquí no están interconectados.

En esta mesa también participaron la arquitecta y urbanista Camilla Ween, y el arquitecto Jan Gehl.

En “Core Foro, Urbano CDMX” habrá cuatro mesas de trabajo (dos de ellas se levarán a cabo la mañana de este miércoles), en las que se debatirán, propondrán y ejecutarán acciones encaminadas a construir una mejor ciudad.

Relacionadas

Comentarios