Lo ÚltimoManagement

3 pasos para ser un líder exitoso y motivar a tu equipo

Todos los líderes pueden crear buenos ambientes laborales, sin importar si cuentan con un colaborador o 100. Todo depende del deseo que tenga de ser un mejor guía para su equipo. Aquí algunas claves.

27-06-2017, 2:25:20 PM
Depositphotos.com

Por Jorge Ferrari / Great Place to Work® México

La maravilla de generar Mejores Lugares de TrabajoTM representa un privilegio, y a su vez, un gran reto. Las personas son el eje de las organizaciones, y los líderes su columna vertebral. Y si a la complejidad del ser humano le sumamos el hecho de que las organizaciones no se transforman de la noche a la mañana en excelentes lugares de trabajo, el trabajo con los líderes puede ser doblemente retador y desafiante.

La evolución de los líderes a través del tiempo ha sido notable y algo sorprendente. La revolución industrial nos enseñó cual importante es la gestión y control en las organizaciones, mientras que la era del conocimiento nos ha mostrado el valor del potencial de las personas y en lo que su talento puede lograr.

Y es en los líderes donde se encuentra la chispa necesaria para activar la maquinaria organizacional. El impacto de sus acciones trasciende más allá de las cuatro paredes de los lugares de trabajo, llegando a tocar la vida de cada una de las personas que les reporta.

No por nada existe una popular creencia donde se dice que “la gente huye de sus jefes, más que de la organización”. Existe inlcuso una cifra que dice que el 75% de las personas tienen esta idea[1].

Cuando una persona es maltratada, ignorada y poco respetada por su jefe, es natural que el colaborador (sumado a condiciones externas como tráfico, problemas económicos, entre otras) llegue a casa con un nivel de estrés tal, que proyecte esta agresión hacia su propia familia, generando un círculo vicioso que a su vez puede llegar incluso hasta las escuelas con niños que actúan la frustración de sus padres hacia las aulas.

Sabemos que entre 30 y 60 por ciento de los trabajadores padecen de estrés laboral en México, sin embargo, no todo es causa perdida[2]. El compromiso de crear ambientes laborales sanos que generen condiciones de trabajo dignos donde la gente encuentre su trascendencia y comparta su talento, se encuentra en gran medida de los líderes, y está en sus manos poder subsanar un poco de lo que estas cifras generan en el país.

Ser líder implica más que supervisar el trabajo de un conjunto de personas para lograr una meta no importando el costo. Se trata de un compromiso que va más allá del poder y la gestión, y llevarlo hacia la construcción de microclimas de ALTA CONFIANZA para promover la edificación de relaciones internas positivas, que forman las bases sólidas para una adecuada comunicación, colaboración y entendimiento entre las personas.

No cabe duda que un excelente lugar de trabajo es aquel donde se logran los objetivos de la organización, con personas que entregan lo mejor de sí mismas, y trabajan unidas como equipo y familia y es el líder quien, principalmente puede hacerlo tangible.

Para comenzar esta importante tarea es importante desarrollar competencias culturales en los líderes que los posibiliten para dar a los colaboradores una experiencia positiva consistente en su lugar de trabajo para liberar el potencial de las personas.

¿Cómo hacer para que en equipo se logren los objetivos organizacionales?

Es cierto que el “régimen del terror” en las organizaciones hace que la gente se vea obligada por necesidad a cumplir los objetivos planteados. Sin embargo, el tener líderes abusivos llega a generar en las personas tensión, burnout y puede provocar que el autoestima y percepción de autoeficacia de las personas se vea afectada por tolerar maltratos de sus jefes.

Fomentar el logro de objetivos requiere que el líder sea capaz de inspirar a las personas para encontrar el sentido de su trabajo y de cómo contribuye su esfuerzo al éxito del equipo y la organización. Todo, con base en una comunicación continua y efectiva, compartiendo información oportunamente y escuchando lo que la gente tiene que decir. No hay que olvidar que muchas veces es el líder el puente entre la operación y la Dirección de la organización

¿Cómo hacer para que las personas den lo mejor de sus capacidades?

Los seres humanos en sí mismos son una fuente de conocimiento y experiencia que se traduce en talento. Y, muchas veces, no es aprovechada por carecer de una guía que pueda apoyarlos para potenciar todo eso que tienen como personas.

El 91% de las personas se motivan para dar lo mejor de sí mismos cuando sienten este apoyo de sus líderes[3]. Este acompañamiento puede venir a través del reconocimiento del trabajo diario y esfuerzo extra que muchas veces es dado por sentado, simplemente porque “a los empleados les pagan por trabajar”. Pero, no hay nada más errado que eso. Cuando el líder desarrolla a la gente y libera su potencial, al mismo tiempo que cuida de su dignidad a través del respeto de sus derechos como personas, ellos responden de manera recíproca, colaborando desde el querer y no desde el deber.

¿Cómo hacer para que las personas trabajen unidas como equipo?

Un equipo no puede funcionar si sus miembros no cuentan con las habilidades necesarias. Por ello es necesario que las personas se ubiquen en el lugar adecuado, conforme a su talento y experiencia. El tener a la gente correcta en el lugar correcto es un inicio sólido para un equipo.

Y, cuando además los líderes reconocen los logros a los que se llegan en conjunto y se dan la oportunidad de celebrar, disfrutar (no todo es trabajo, no hay que olvidar que somos personas que trabajamos para personas) y compartir las ganancias de manera interna (equitativamente) y externa (con la comunidad) la gente se compromete más con su organización.

Los Mejores Lugares de TrabajoTM lo viven, ya que 8 de cada 10 de sus colaboradores presentan altos niveles de compromiso, y 9 de cada 10 muestran un deseo de permanecer contribuyendo en las organizaciones para las que trabajan.

No existe un hilo negro en el tema de liderazgo. Los problemas surgen cuando se olvida que las personas son personas, cuando la influencia se confunde por poder y cuando ser líder se traduce en ser capataz. Todos los líderes pueden crear Mejores Lugares de TrabajoTM. No importa que tengas a un colaborador en tu equipo o a cien. Todo depende en el deseo que tengas de ser una mejor persona para ti, tu familia y para tu país. ¿Qué te falta para empezar a trabajar en ello?

[1] Branham, L. (2005). The Hidden Reasons Employees Leave. E.U.A. American Management Association.

[2] Instituto Mexicano del Seguro Social. México. 2017.

[3] American Psychological Association

Relacionadas

Comentarios