HistoriasManagement

3 formas de ser una empresa family friendly

¿Cómo una empresa puede ganarse el compromiso de sus empleados? Tomando en cuenta sus necesidades personales y profesionales. Aquí algunas medidas que tu empresa puede empezar a aplicar.

09-06-2016, 5:22:36 PM
3 formas de ser una empresa family friendly
Ángeles Madrigal, Directora General de Strategic Talent

Para que una organización genere ganancias y cumpla con sus objetivos, requiere de la colaboración y compromiso de sus empleados, y una vía para lograrlo, es tomando en cuenta sus necesidades tanto personales como profesionales, valorar su trabajo, así como fomentar un ambiente y clima laboral positivo.

Desde mi rol como consultora, en diversas ocasiones mis clientes me han solicitado una metodología para generar un alto compromiso y, aunque cada organización es diferente y requiere un modelo de acuerdo con sus necesidades, una de las herramientas que pueden usar es implementar un modelo Family-fiendly.

Las empresas que deciden apoyar medidas de conciliación entre la vida laboral y familiar de sus colaboradores, generan una situación de ganar-ganar para ellas y sus empleados. Y es que, por un lado, se promueve un mayor bienestar para el personal y, por otro, propician una mejora de la eficacia laboral, esto de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo.

Existen ciertas medidas que ayudan a fomentar el sano equilibrio entre trabajo-familia en las empresas y a continuación comparto algunas de ellas:

1. Distintas formas de fomentar la flexibilidad laboral

Independientemente de las políticas existentes se pueden implementar sistemas de trabajo con horarios flexibles de entrada y salida, enfocando esfuerzos en las actividades a realizar y en el cumplimiento de sus objetivos.

También se pueden establecer trabajos a tiempo parcial o jornada compartida, es decir dos trabajadores a tiempo parcial pueden conformar una jornada completa. 

La jornada comprimida es posible cuando el trabajador decide dedicar más horas durante ciertos días de la semana a cambio de una tarde libre. E incluso una opción es realizar jornadas de home office en situaciones emergentes y hasta estipularlo como política de la empresa una vez al mes, incentivando a los colaboradores y comprometiéndolos con los resultados.

También puedes leer: Ser mamá trabajadora en tiempos del Doble Hoy No Circula

2. Políticas de excepción

Existen periodos de impacto en la vida de los trabajadores que van más allá del nacimiento de un hijo, como por ejemplo cuando fallece algún familiar directo o incluso cuando se contrae matrimonio.  

Por ley, las empresas sólo están obligadas a otorgar una licencia de baja maternal a las mujeres de 12 semanas, pero cada vez son más las compañías que le extienden su permiso por más días a aquellas madres que desean pasar más tiempo con sus bebés, esto sin goce de sueldo pero con la garantía que volverían a su misma posición cuando se reincorporen.

También resulta ser bien valorado por el empleado cuando se le otorgan licencias adicionales a las contempladas por la legislación como es en el caso de enfermedad o fallecimiento de algún miembro cercano a la familia, emergencias familiares, paternidad e incluso permisos de ausentismo que permitan cooperar con las labores formación de los hijos.

Te recomendamos leer: 4 programas empresariales para promover la equidad de género

3. Apoyos complementarios

Existe una gama de apoyos extra salariales que pueden ofrecerse: brindar el servicio de cuidado y atención de bebés/niños, como espacios de lactancia y guarderías en las organizaciones, o subsidios para contratar alguna empresa externa; seguro de gastos médicos y de vida; así como el servicio de comedor y de transporte. Incluso se pueden ofrecer bonos por matrimonio, nacimiento de hijos o fallecimiento de algún familiar, esto con el objetivo de brindar soporte económico en eventos familiares de relevancia.

La política de empresa flexible y Familiarmente Responsable ya es una realidad en México, pues cada vez más compañías adoptan esta cultura respondiendo así a las nuevas exigencias del mercado laboral, e incluso la Secretaría del Trabajo y Prevención Social desarrolló ya un manual de aplicación y modelo de reconocimiento de buenas prácticas laborales.

Por último, comparto los principales beneficios de fomentar una cultura Family-friendly, esto desde la perspectiva de la Organización Internacional del Trabajo:

Beneficios para el personal

Beneficios para la empresa

  • Menos estrés debido a la reducción de los conflictos entre el trabajo y las responsabilidades familiares
  • Mejor ambiente laboral, pues cada persona se siente apoyada, valorada y necesaria
  • Aumento de compromiso, lealtad y productividad

 

  • Incremento en la capacidad de la empresa para atraer y retener a los empleados
  •  Reducción de rotación de personal y de ausentismo y retrasos de los trabajadores
  • Mayor desempeño, motivación del personal y productividad
  • Proyección de una empresa con postura de vanguardia e innovación, lo cual genera una propuesta de valor diferenciada en el mercado

Cada vez somos más las mujeres ejecutivas que basamos nuestro éxito profesional precisamente en lograr el equilibrio entre la vida laboral y familiar, pues comprendemos que son igualmente importantes nuestras responsabilidades como profesionistas y en nuestro rol de madre, esposa e hija. Te invito a que si desde nuestra cancha está el poder impulsar a las empresas a que adopten esta cultura, ¡hagámoslo!

La autora es socia y directora general de Strategic Talent, firma de consultoría en Recursos Humanos, especializada en diversidad de género, atracción y desarrollo de talento. Cuenta con más de 20 años de experiencia y es fundadora de Wo/Men[In], red de ejecutivos que impulsa el crecimiento de las mujeres y el aumento de su participación en posiciones directivas. @AngelesMadrigl

Relacionadas

Comentarios