HistoriasMarketing

3 consejos para vender tu marca en un evento de negocios

La combinación de un gran despliegue de tecnología, con una certera planeación y organización, más el relacionamiento, serán esenciales para tener éxito en tu tarea.

25-05-2016, 9:16:24 AM
3 consejos para vender tu marca en un evento de negocios
Michel Wolmuth*

La industria de reuniones representa en México el 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB). Se trata de un motor económico enorme que podríamos considerar como el medio más exitoso para hacer negocios de manera masiva y controlada.

El desarrollo del sector favorece las inversiones, el comercio, la tecnología y la generación de empleos, por lo que es importante que empresas y gobierno trabajen en conjunto para fortalecerlo e impulsarlo. El estudio “Impacto Económico de la Industria de Turismo de Reuniones en México” revela que en 2014 el turismo internacional de reuniones generó 2.4 mil millones de dólares, cantidad que representó el 14.8 por ciento del ingreso total de divisas por visitantes internacionales.

El estudio también destaca que esta industria, que atrajo a 13.6 millones de turistas (11.45 millones nacionales y 2.3 millones internacionales), generó 890.8 mil empleos (501.6 mil directos y 389.2 mil indirectos), así como 29.6 millones de noches de hotel, cantidad superior a 21.9 por ciento de la registrada en 2010.

El gasto por persona por viaje del turista internacional de reuniones creció 18.9 por ciento respecto a 2010. Dato de gran relevancia ya que el turista que viaja por negocios tiene un gasto promedio de 53 por ciento superior al del turista que visita México por motivos de placer.

Los eventos más recurrentes de esta industria son las reuniones corporativas y de negocio, tradicionalmente representadas por los eventos de lanzamiento, congresos, convenciones y viajes de incentivo.

Es un negocio que ha evolucionado de manera sorprendente; hace 25 años un evento incluía canapés, música clásica y una edecán; los invitados asistían, conversaban, escuchaban un discurso y se iban. No se hablaba todavía de agencias que organizaran eventos o de puestos dentro de las empresas que se encargaran de este rubro en el que funciones como administrar, organizar, planear y comunicar asertivamente, se han hecho cada día más vitales.

Tampoco se vislumbraba en esa época carreras enfocadas a profesionalizar eventos. Hoy, en contrapunto, existen licenciaturas como la de Administración de eventos de entretenimiento en la Universidad Anáhuac que prepara a los profesionistas de este sector.

Si recordamos la premisa de que los eventos son una herramienta eficaz para generar negocios (al presentar productos o servicios que queremos que se vendan o promuevan mejor, al capacitar en ese producto o servicio o al motivar para que un empleado se desempeñe de manera más eficiente y con mayor compromiso). El verdadero diferenciador es el “relacionamiento”, el cual se da en 3 niveles:

  1. El asistente al evento con el cliente
  2. El asistente al evento con los partners y patrocinadores
  3. Los asistentes con los asistentes

Si un organizador de eventos logra lo anterior, los asistentes obtendrán un valor adicional y por lo tanto van a querer regresar porque el valor que recibieron no fue simplemente informativo. 

Las tres etapas del Relacionamiento:

1) Previo al evento

Con la implementación de plataformas tecnológicas basadas sobre todo en Internet. De esta manera, cuando disparamos una invitación (e-card), ésta se encuentra ligada a una página de internet en la que se concentra más información del evento, se reciben videos y la persona puede chatear con speakers de la empresa y registrarse. Todo lo anterior permite que arranque el proceso de vinculación.

2) Durante el evento

Mediante dinámicas, “Apps”, juegos y actividades que vinculen directamente a los asistentes.

3) Después de evento

A través de la generación de contenidos (pdfs, videos, audios, webinars, etcétera), así como organizando chats o webinars sobre tópicos de interés de quienes asistieron, lo que permite dar seguimiento al evento. Paralelamente, también es importante no olvidar a quienes no pudieron acudir, enviándoles información que les resulte útil.

Si generamos esos contenidos periódicamente, podremos aspirar a tener una comunidad cautiva. Al respecto, la combinación de un gran despliegue de tecnología, con una certera planeación y organización, más ese elemento de relacionamiento, serán esenciales para tener éxito en esta tarea.

La industria de eventos seguirá creciendo aceleradamente, mientras se siga profesionalizando y haya más competencia de profesionales que quieran tener un lugar en este nicho de mercado en el que grandes, medianas y pequeñas empresas necesitan que quienes organicen sus eventos, se distingan del resto por su excelencia.

*Michel Wohlmuth es experto en planeación de eventos corporativos; es Director y Socio Fundador de Creatividad, empresa con 25 años de experiencia. Entre los corporativos que atiende se encuentran SAP, EMC, Cisco, Santander, Alestra, Danone, Great Place To Work y AMITI.

Relacionadas

Comentarios