'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Hércules, cuando el trabajo le queda chico

¿Qué pasa cuando tu personal está sobrecalificado para sus tareas cotidianas? Los resultados pueden ser catastróficos si no se orienta su talento y desarrollo profesional.

17-12-2012, 7:35:47 AM
Hércules, cuando el trabajo le queda chico
Tatiana Gutiérrez

Hércules fue catalogado como el hijo ilegítimo de Zeus que causó más revuelo en la mitología griega; acechado por la envidia de Hera, esposa de Zeus, Hércules es recordado no sólo por su fuerza y tenacidad, sino por realizar los doce trabajos impuestos por el rey Euristeo con la mayor facilidad y precisión que cualquier semidiós pudiera realizar. En pleno siglo XXI, los Hércules laborales aún existen. 

Estos personajes suelen ser catalogados así debido a sus grandes capacidades para desempeñar su trabajo, por su destreza de proponer e innovar y por su facilidad para cumplir los objetivos que la empresa le indica, en pocas palabras, el trabajo le queda chico a estas personas. Si bien pudiera pensarse que este empleado traería beneficios directos a la empresa, los resultados a largo plazo suelen ser totalmente contrarios. Los Hércules que las organizaciones pudieron tener en un principio, se convierten en el caso perdido de las empresas al verse estancados en su desarrollo profesional. ¿Qué es lo que deben hacer las empresas en estos casos?

Al respecto, Francisco Beltrán, director de Consultoría de Hay Group México, asegura que una de las principales tareas de las empresas es saber cómo identificar a estos talentos que pueden ayudar en su crecimiento en la empresa en lugar de atorar los procesos, para ello, los altos ejecutivos deben tomar en cuenta los siguientes puntos: 

1.- Pon atención a tu personal: Identifica quién es el que sobresale de sus quehaceres cotidianos. La tarea cotidiana de los ejecutivos o directores debe ser conocer a su personal y saber qué es lo que hacen y cómo desempeñan esas tareas. 

2.- Utiliza herramientas que te ayuden a identificarlo: Para este punto no hay nada mejor que utilizar lo ya inventado. Aunque es necesario identificar y conocer a tu personal, hay veces en las que la cantidad de colaboradores impiden su trabajo efectivo, para ello, herramientas como exámenes periódicos, assessment center en la oficina o simples evaluaciones de competencias, pueden ayudarte a encontrar los Hércules en las empresas. 

3.- Delegar la tarea de identificarlos: Es importante que los altos ejecutivos deleguen la tarea de identificar a la gente sobresaliente a sus directores de área, esto facilita los procesos y se vuelve en una tarea mucho más efectiva. 

4.- Evalúa las preferencias de tu personal: De acuerdo con el experto, los directivos pueden ayudarse de herramientas sicométricas que les permitan saber las expectativas del personal e identificar aquellos personajes con crecimiento interno. 

Identificar estos elementos en las empresas siempre ha sido el gran problema de las organizaciones, lo que significa, en muchas ocasiones, una identificación tardía de los elementos de trabajo, dejando como resultado Hércules frustrados y sin pretensiones de crecimiento laboral, de esta forma, el experto nos brinda los cinco puntos para rescatar a Hércules cuando el trabajo le queda chico: 

Crear proyectos estratégicos: es importante que este tipo de personal se sienta reconocido por la empresa, integrarlo en proyectos empresariales es una de las mejores formas de decirle que sabes de sus capacidades y de que puedes contar con su talento para el desarrollo de la empresa. 

Aumenta sus tareas cotidianas: una vez que se haya identificado estos personajes, la manera más sencilla de decirles que sabes que son diferentes es aumentar sus responsabilidades en el área y hacerles entender que puede ser el primer paso para un crecimiento profesional. 

Asegurarse que su jefe sea el indicado: la razón número uno por la que la gente deja su empleo, no tiene qué ver con cuánto se le paga, tiene que ver con el cómo es la relación directa con sus jefes, comenta el experto. Ante ello, asegurarse que Hércules cuenta con la dirección adecuada puede evitar una fuga de talento a la competencia; en caso contrario, lo más sensato es que lo cambies de área.

Darle claridad de que la organización reconoce sus capacidades: es mejor decir que se le reconocen sus capacidades, pero que en esos momentos no hay lugares estratégicos para colocársele, a que este talento se convierta en una fuga de talento. 

Encamina y orienta a tu personal: en muchas ocasiones las capacidades del personal han sido mal clasificadas y puede que el talento de tus colaboradores no haya sido identificado debido a que no es explotado. Puede que tu Hércules sea un contador con grandes capacidades en la logística y en el desarrollo de estrategias, aquí, los conocimientos de contabilidad pasan a segundo término. 

¿Qué harías para identificar a los Hércules en tu empresa? ¿Cómo los rescatarías?

Para saber más: 

Slow Management: ir despacio pero rápido

Renovación e innovación, claves para mejorar el management

7 consejos de management de cuatro grandes empresas

Relacionadas

Comentarios