Estilo de VidaHistorias

Disfruta las fiestas decembrinas en equilibrio

Cuidar tu alimentación durante las fiestas de fin de año no significa dejar de convivir con tus seres queridos, sólo hay que encontrar el balance.

06-12-2012, 4:28:48 PM
Disfruta las fiestas decembrinas en equilibrio
Altonivel

Las fiestas decembrinas no son únicamente las tradicionales reuniones con la familia. También hay que atender a los amigos, sobre todo en el Año Nuevo; las celebraciones de la oficina en comidas que se extienden hasta el anochecer, además de las posadas y los respectivos recalentados del 25 de diciembre y el 1 de enero. Resistirse a probar “un poco de todo” es una tarea difícil.

Sin embargo, ceder ante todas las tentaciones de la temporada representará al final de las fiestas un exceso que le pasará factura a tu organismo y arruinará el resultado de la disciplina de todo el año para mantenerte saludable y en un peso adecuado.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta que los mexicanos aumentan en promedio ocho kilogramos de peso durante el famoso Maratón Guadalupe-Reyes, lo cual además de reflejarse en su figura, se manifiesta en la salud.

Cuidar tu alimentación durante las fiestas de fin de año no significa dejar de convivir con tus seres queridos, ni de disfrutar todas las delicias que la temporada nos ofrece, sólo se trata de hacer conciencia, organizarse un poco y planear la alimentación.

Es útil recordar que las fiestas importantes son generalmente dos cenas y dos “recalentados”. ¡Mucho ojo! No se trata de comer y beber sin control durante las cuatro o cinco semanas de la temporada.

Se debe tener en cuenta que una cena tradicional mexicana de Navidad o Año Nuevo aporta aproximadamente 2,600 kilocalorías, es decir, 600 kilocalorías más que el consumo diario total recomendado por el Instituto Nacional de Nutrición. Tantas kilocalorías en una sola cena es un exceso considerable, por ello debe aprenderse a equilibrar los alimentos para disfrutar sin remordimiento.

Empieza con un desayuno saludable

El desayuno es la comida más importante porque es cuando el cuerpo se recupera del largo ayuno de la noche y repone todos los nutrientes que necesita para iniciar el día. Si no desayunas tu metabolismo (la velocidad con la que tu cuerpo absorbe, asimila y excreta los nutrientes) se hace más lento y defiende sus reservas de grasa. En cambio, al desayunar te proteges contra atracones el resto de día.

Además, en temporada de fiestas, el desayuno es la comida más fácil de controlar: si te das el tiempo de desayunar en casa, puedes hacer un desayuno suficiente, libre de calorías vacías y con el equilibrio perfecto de nutrientes que te harán rendir más durante el día.

En estas fechas puedes optar por un cereal integral o de granos enteros que además de aportarte vitaminas, minerales y una adecuada cantidad de fibra para mantener tu intestino en movimiento. Si lo acompañas de una fruta pequeña y leche descremada es un desayuno perfectamente equilibrado. El resto del día evita las harinas refinadas, azúcares y eleva tu consumo de verduras y carnes magras (sin grasa).

Cuidado con el alcohol

El alcohol puede aniquilar cualquier intento de cuidarte durante las fiestas y aunque es casi seguro que estará presente en cualquier fiesta, cena o brindis, contiene gran cantidad de calorías vacías, es decir, que carecen de valor nutricional y sólo aportan energía “engordadora” que se absorbe rápidamente en la sangre, para terminar acumulándose alrededor de tu cintura.

Algunas bebidas alcohólicas, como el vino tinto, tienen ciertas propiedades nutricionales, como antioxidantes excelentes para tu corazón, ya que reducen los niveles de colesterol y ayudan a digerir mejor las grasas. Sin embargo, éste y el resto de las bebidas alcohólicas deben ser consumidas con moderación, de lo contrario sus efectos dañinos superarán a sus beneficios.

Cada gramo de alcohol, sin importar si es cerveza, tequila, ron, whisky, vino o champagne, aporta siete kilocalorías. Por lo tanto, una botella de vino tinto aporta 560 kilocalorías, 20 más que una hamburguesa grande. Es por ello que el alcohol debe consumirse con moderación, disfrutarse lentamente y de preferencia siempre acompañado de alimentos.

Otra parte importante en el consumo de alcohol son los mezcladores como jugos, refrescos o jarabes; por ejemplo, un refresco de sabor puede sumar 100 kilocalorías a tu bebida; los jugos y jarabes hasta 150 kilocalorías extra. Es decir que un vodka con jugo de arándano puede contener hasta 250 kilocalorías, que multiplicadas por cinco tragos a lo largo de la fiesta, suman casi 1,250, el equivalente al 62.5% del total de kilocalorías diarias necesarias para una persona promedio.

El secreto está en la moderación. Si vas a beber, reduce al mínimo las porciones de azúcares o carbohidratos simples que ingieres durante el día.

Tips infalibles

1. Siempre desayuna. Recuerda que los cereales integrales o de grano entero son de las mejores opciones por su practicidad y alta calidad nutrimental.

2. No pruebes de todo mientras cocinas. Sólo agregarás calorías a tu consumo diario y terminarás comiendo el doble o el triple.

3. Consume ensaladas y grandes cantidades de fibra durante las comidas. Además de que te saciarás más rápido, disminuyen la absorción de grasas en el organismo.

4. Disfruta las reuniones y fiestas. Platica más, convive, socializa y come menos. Si te concentras en la plática, olvidarás la comida.

5. Evita el recalentado. No es lo mismo comer algún platillo alto en grasa una vez, que desayunarlo, comerlo y cenarlo los cinco días siguientes; así sólo multiplicas el contenido de calorías exponencialmente. Mejor reparte a tus invitados porciones para llevar y adelgaza tu refrigerador.

6. No te saltes comidas sólo porque comiste o cenaste de más. Recuerda que no es sano dejar al cuerpo sin alimento más de cinco horas.

7. Si un día te excediste, no tienes por qué hacerlo todo el mes. Presta más atención a tu alimentación desde el día siguiente.

Recuerda que vivir en equilibrio significa cuidar de ti mismo y disfrutar de todo lo que la vida tiene para ti. ¡Felices fiestas!

Para saber más:

Cervezas navideñas para desgustar en esta temporada

5 formas de preparar pasta para esta Navidad

Cómo evitar los malos hábitos alimenticios

Relacionadas

Comentarios