HistoriasTecnología

Cómo desarrollar una app sin morir en el intento

Apps surgen y mueren todos los días, o simplemente caen en el limbo tecnológico al no cumplir con las expectativas. Planea para que no te pase lo mismo.

06-12-2012, 12:36:06 PM
Cómo desarrollar una app sin morir en el intento
Erick Zúñiga / Twitter: @ErickZunigaLuna

El mercado de las aplicaciones móviles se expande día a día, integrando cada vez más nuevas y mejores versiones que buscan satisfacer alguna de las muchas necesidades del usuario, sea laborales, personales o de entretenimiento, sin embargo, cómo sabes si tu negocio tiene que sumarse a esta realidad. No es tarea fácil.

La decisión de lanzar una app o no depende de los objetivos que persigas, no es una moda a la que forzosamente te tengas que sumar. Así como surgen nuevas apps en las diferentes plataformas, otras muchas desaparecen o simplemente caen en el limbo tecnológico al no cumplir con las expectativas o requerimientos de los usuarios, dejando tras de sí una considerable inversión de recursos, horas-hombre, esfuerzo e ideas que no se verán reflejadas en beneficios para tu empresa.

Por ello, antes de aventurarte en el mundo de las aplicaciones debes tener en cuenta algunos elementos para definir si es conveniente para tu negocio y conocer los procesos para construir una app funcional y competitiva.

Con este objetivo, los expertos, Karla Ananda, directora de Marketing de SignEasy; Eduardo Dávila, director general de la empresa de desarrollo de aplicaciones NetMX; y Ricardo Suárez, fundador y director general de Yumbling, compartieron con Altonivel.com.mx algunas sugerencias y puntos clave para la creación de una app.

¿Por dónde empezar? 

Las etapas de planeación, evaluación y pre-producción son, sin duda, las más importantes para tu bolsillo y para el futuro de tu aplicación. En ellas debes reflexionar primero sobre la viabilidad económica y competitiva de desarrollar una app, es decir, cuáles serán los beneficios para tu negocio, así como los retos que enfrentarás hasta su publicación en la tienda digital. Posteriormente tienes que sentar las bases de lo que pretendes lograr, establecer correctamente los objetivos de la aplicación y qué se desea lograr con ella en términos de funcionalidad e interacción con el usuario. 

Es decir, tienes que lograr una planeación adecuada para determinar: objetivo (qué quieres que la gente haga y para qué), funcionalidad (qué va a hacer tu app para lograr el objetivo), diseño y contenido. Una vez que tienes esto puedes acercarte a quienes realizaran esta tarea –ya sean proveedores o tu equipo de desarrollo–, quienes te podrían sugerir cambios con base en su experiencia. 

No se trata de que seas un experto en desarrollo de aplicaciones al momento de pedirla, eso déjaselo a los desarrolladores. Lo que ellos necesitan es claridad de tu parte: qué quieres que haga y para qué. Define entonces la necesidad para comunicar el mensaje de tu empresa o interactuar con tu marca en algún sentido. Los desarrolladores no quieren que llegues con la estructura, sino con una idea muy clara de lo que quieres que la gente haga con tu app, y, en el fondo, con tu marca, producto o servicio.

Será de muha utilidad que analices a tu competencia, revisas si tiene aplicaciones, qué está ofreciendo y sobre todo cuál va a ser el elemento diferenciador que le sea atractivo a tu público consumidor de tu app.

Posteriormente, lo recomendado por los expertos consultados, es realizar bocetos de las pantallas y un diagrama de la operación. Una vez conseguido esto, y que se tenga un presupuesto por parte del proveedor, se puede comenzar con el desarrollo. Pero espera, antes de eso te invitamos a que leas las respuestas de los especialistas a las preguntas comunes:

¿En qué plataforma debo desarrollar mi aplicación? 

Como en casi todo el proceso, esto dependerá de la planeación que realices. De inicio deberás determinar si la mejor opción es aplicación móvil, o bien, puedes recurrir a otras opciones como sitio HTML5 o una versión móvil de tu página web. Para definir esto es ideal que conozcas a tu público, ¿qué quieren? Probablemente un buen sitio es una mejor solución para tus clientes antes que tener una app.

Si te decides por la app, debes tener en cuenta que las principales plataformas son iOS de Apple, Android de Google, AppWorld de BlackBerry, Windows Phone de Microsoft y Ovi de Nokia –para sus dispositivos que utilizan un sistema operativo (OS) propio–, y que dependiendo de las características de cada una se tiene que analizar diferentes aspectos como el diseño o cuál es el más empleado por tus usuarios, o incluso si se piensa cobrar por la app o si será gratuita.

Por ejemplo, si piensas realizarlo en iOS, debes estar al tanto que el desarrollo del diseño puede ser más sencillo debido a que no hay una variedad tan amplia de dispositivos inteligentes como en Android –donde los tamaños de las pantallas varían según el dispositivo–; además un usuario de Apple, o incluso de BlackBerry, está más dispuesto a pagar por una descarga que uno de la plataforma de Google.

Por otro lado, si tus usuarios utilizan más los dispositivos de Apple no es recomendable lanzar una versión para otros sistemas operativos, pues sólo te representarían un gasto adicional y no repercutirían significativamente en tus objetivos.

En caso de que consideres necesario tener presencia en las distintas plataformas, los especialistas consultados recomiendan lanzar una a la vez, priorizando la de mayor interés para tus usuarios, esto te permitirá recabar información y experiencia para la siguiente versión, o bien podría arrojarte las estadísticas necesarias para determinar si es o no conveniente ampliarse a otro sistema operativo.

A continuación te mostramos una tabla con información que puede ayudarte a elegir entre uno u otro sistema operativo:

iOS Android Windows BlackBerry Symbian

Propietario Apple Google Microsoft RIM Nokia

Tienda digital AppStore Google Play Marketplace App World Nokia

Apps descargadas 27 bill. 16 bill. N/A 2 bill. 4 bill.

Apps disponibles 595,000 497,000 51,000 69,000 110,000

Dispos. vendidos* 218 mill.** 396 mill. 11 mill. 190 mill. 533 mill.

Fuente: VisionMobile *Desde su lanzamiento ** Solo iPhone 

¿Cómo realizar una cotización y saber si el precio es justo? 

Al ser un mercado muy nuevo y con un dinamismo muy cambiante, definir un costo promedio es tan difícil como inexacto, ya que hay muchas variables de por medio y todas ellas pueden tanto aumentar como disminuir la inversión.

No obstante, es recomendable solicitar por lo menos cinco cotizaciones para darse una idea aproximada del gasto que se realizará.

Ahora bien, dentro de esas cotizaciones puedes encontrar precios tan similares como distintos, en el primer caso puedes obtener un costo medio, pero en el segundo la diferencia entre uno y otro puede ser tan amplia que genera más dudas que respuestas.

Para ambos casos, los expertos consultados sugieren tomar en cuenta la experiencia de los proveedores, es decir, que conozcas más a fondo sus trabajos previos. 

Es común que empresas nuevas y sin mucha experiencia ofrezcan precios bajos, lo que puede derivar en un producto final que no cumpla con tus expectativas; mientras tanto aquéllas más experimentadas pueden proponer costes más acertados con la finalidad de cumplir con lo solicitado por el cliente. 

Así que conocer a tus proveedores te ayudará a elegir cotizaciones que te ofrezcan la calidad que requieres de acuerdo con tu bolsillo.

Es importante entender muy bien de qué se trata, qué implica y cómo se realiza una aplicación; de esta manera sabremos si lo que nos propone el proveedor está bien o no. 

Para saber más:

ABC de apps II: Clave para publicar una app

ABC de apps III: ¿Cómo medir el ROI de una app?

ABC de apps IV: 5 destacadas apps para Android en 2012

ABC de apps V: 5 apps sensación de 2012 para iOS

ABC de apps VI: Las mejores apps para comunicarte gratis

Las apps, el futuro en Internet

Relacionadas

Comentarios