'; Alto Nivel
HistoriasMarketing

Claves para montar un aparador que seduzca al comprador

Lograr que tu escaparate se distinga de entre miles, es un arte de comunicación cuya clave radica en montar una escena armónica.

04-12-2012, 1:28:56 AM
Claves para montar un aparador que seduzca al comprador
Oliverio Pérez Villegas

En esta época del año, donde la euforia por las compras motiva a las personas a gastar más que en otras fechas, captar la atención del consumidor es el reto de quienes quieran conseguirlo a través de un escaparate.

Y es que no se trata de acomodar un aparador para que se vea bonito. Según expertos, tanto la repartición del espacio como la altura de los objetos y la distancia que hay entre ellos deben estar en armonía para crear una atmósfera amable para quien los ve.

El atractivo visual es la clave y enamorar la vista del consumidor en medio de una vorágine de publicidad, es el objetivo. Hoy existen distintas corrientes al respecto, pero la tendencia para este fin de año en México radicará en la inmediatez, considera Iván Barreiro, académico del Tecnológico de Monterrey CCM.

De acuerdo con estudios de marketing de moda y distribución de los espacios, la marca debe montar un escaparate pensando en que tiene solamente tres segundos para enganchar al cliente, por lo que, a diferencia de otros espacios y otros canales, la creatividad no sólo es fundamental, exige sacarle sus máximas posibilidades.

Un punto importante, agrega, es incentivar y animar la exhibición, pero no necesariamente se trata de darle movimiento, sino de darle una graduación para que cada una de las prendas tome un rol determinante en el producto más destacado en el escaparate; es decir, gradúa la vista del cliente y llévalo a lo que más te interesa que veas.

La mejor forma para hacerlo es a través de la triangulación, de tal manera que puedas graduar una pirámide, desde su cúspide hasta sus bases, incluso, puedes jugar con las alturas y desniveles de tu espacio.

Otra técnica para animar tu exhibición es jugar con la composición y la coordinación, que se refiere al uso de todas las piezas enganchadas en el escaparate, para que una imagen sea el resultado de varios elementos conjugados entre sí y no objetos aislados.

Aunque parezca que la corriente minimalista sugiera romper con este equilibrio no es así; lo que sí cambia es que ésta lo hace con menos elementos, pero perfectamente coordinados para crear una composición mucho más sobria, pero igualmente efectiva.

No olvides que el “arte” de montar un escaparate es comunicación, de tal manera que cuando instales el tuyo recuerda que debes tener claro lo que quieres comunicar e imaginar la respuesta que quieres recibir.

Otro punto de vital importancia que debes considerar es que el cliente debe encontrar información relevante en cada objeto montado en tus escaparates, de tal manera que su búsqueda sea más amena y sencilla.

La teoría de las posiciones, destaca el experto, explica que no sólo en los aparadores, sino en toda la tienda debe existir la armonía entre las zonas, con el fin de que el recorrido del consumidor inicie con la vista en el aparador, continúe con un recorrido amable e intencionalmente armonizado, para que finalice con el acto de compra.

Aunque sea una temporada fugaz, no olvides la rotación de productos, punto fundamental en el dinamismo de la imagen de tu tienda y, por ende, de su reputación. 

El objetivo no es montar un escaparate, sino crear una escena llena de atmósferas que involucren a las personas y que éstas se sientan cómodas e invitadas a entrar, a ver y, por supuesto, a consumir.

Y no lo olvides, el diseño exterior invita a entrar, y el diseño interior invita a comprar, de tal suerte que ambos deben provocar sensaciones que constituyan una experiencia única en el hecho de comprar.

Claves para montar un escaparate de impacto

Explota tu espacio sin saturar con mercancía el aparador. Armoniza los espacios con productos y con vacíos, de tal forma que logres un equilibrio entre lo que hay y lo que quieres comunicar.

Mezcla los objetos exhibidos. Para lograr un mayor engagement desde el escaparate, haz que la imagen exhibida contenga objetos que combinen entre sí y que sugieran comprarlos en conjunto y no uno de forma aislada.

Anima tu escaparate. Para lograrlo es importante jugar con la geometría de tu espacio y ofrecer el mejor ángulo de tus productos, de tal manera que no toda tu mercancía esté en un mismo plano.

Rota tu producto. No dejes que los ácaros sean parte de tu aparador y dale continuo movimiento a tus mercancías para que siempre haya algo nuevo detrás de tus cristales.

¿Cómo crees que tus aparadores puedan destacar entre tantos que saturan la vista del comprador?

Para saber más:

Ferias del arte, un escaparate para las tendencias

Boutiques tecnológicas, una nueva experiencia de compra

 

Relacionadas

Comentarios