HistoriasNegocios

¿Cómo evitaría EU el ‘precipicio fiscal’?

En estos días Obama discute con el Congreso las medidas para frenar los daños a su economía, que afectaría las exportaciones de México. Así las cosas.

03-12-2012, 10:33:22 AM
¿Cómo evitaría EU el ‘precipicio fiscal’?
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

A finales de diciembre caducará un paquete de exenciones
fiscales en Estados Unidos, que tiene
un valor de más de 500 mil millones de dólares (mdd) –equivalente a un 45% de
la economía mexicana y a un 4% del PIB de la estadounidense, aproximadamente-. Este hecho, sumado al aumento imparable del déficit del gasto público norteamericano es denominado por la
opinión pública como el “precipicio
fiscal
”, a partir de una frase de Ben
Bernake
, presidente de la Reserva
Federal
.

En otras palabras, el gasto sigue excediendo al ingreso, la deuda pública amenaza al toda la
economía –pues si sube demasiado, los mercados pueden castigar a Estados Unidos
y rebajar la calificación de su deuda
soberana
, como le ha ocurrido a varios países en Europa, pero con consecuencias mucho más graves por el tamaño de la
economía norteamericana – , los paquetes
fiscales
están por caducar y el “techo
de la deuda
” pública, por rebasarse. 
El “precipicio fiscal” conlleva un aumento de los impuestos, lo que
previsiblemente tendrá un impacto negativo en el consumo, que, a su vez, puede afectar a las importaciones.

En México, una desaceleración mayor en la economía del
vecino del norte, que se prevé crecerá menos del 2% en 2012, puede afectar a
las exportaciones, cuyo 77% se dirige
a Estados Unidos. Por eso, una recesión en aquél país, que es el primer socio comercial de México, representa,
quizá, el factor económico externo menos deseable para la economía nacional.

Consecuencias del ‘precipicio’

Una reducción de las ayudas al desempleo, una caída del 27% en los ingresos de los doctores que atienden a pacientes con Medicare –un programa de salud subsidiado por la Casa Blanca- y recortes a otros programas públicos federales entrarán en vigor a partir de enero de 2013, a menos que los políticos norteamericanos presenten un plan para reducir el gasto público en un total de 2.2 billones de dólares, durante los próximos 10 años.

Hasta el momento, la mayoría prefiere evitar el recorte de los sueldos de los médicos y aboga porque las exenciones fiscales sigan aplicando a aquellos hogares cuyos ingresos son menores a 250 mil dólares. Así, el punto más discutido es el aumento de impuestos a los millonarios y ultra ricos.

¿Cómo evitar el abismo fiscal?

Evitar el “precipicio fiscal” no es imposible.  Economistas de Bank of America recomiendan reformar
las tasas de impuestos, los subsidios e incentivos fiscales, el gasto y los beneficios
públicos, para lograr reducir la deuda en 2.2 billones de dólares en el plazo de 10 años.

Warren Buffett,
uno de los multimillonarios estadounidenses más famosos, propone, en un artículo en el NY Times aumentar los
impuestos a las personas que ganan más de 500 mil dólares por año, mientras
funcionarios demócratas del Gobierno de Barack Obama prefieren subir a la tasa
a los ingresos a partir de 250 mil dólares.  Buffett apuesta por un Impuesto Sobre la Renta (ISR) del 30% a quienes ganen entre uno y
10 mdd, y del 35% a quienes perciban más de 10 mdd. De esta manera, asegura
Buffet, el Gobierno podrá recaudar 18.5% del Producto Interior Bruto (PIB) y
gastar 21.5% del PIB sin comprometer el presupuesto o la calificación de la
deuda.

No obstante, subir los impuestos es un tema conflictivo para
muchos norteamericanos. Grover Norquist, presidente
del grupo “Americanos por la reforma fiscal”, logró que el 95% de los republicanos en el Congreso de Estados
Unidos firmaran su iniciativa para evitar subidas del ISR y otros impuestos.

Norquist defiende los incentivos fiscales de los ingresos de
los ultra ricos y rechaza un aumento de los impuestos, incluso a pesar de que algunos multimillonarios, como el propio Buffett, con base en un artículo de la revista Forbes, argumenta que las 400 fortunas más grandes de Estados Unidos aglomeran 1.7
billones de dólares, “cinco veces más que en 1992”. La revista norteamericana señala que la tasa
promedio de impuestos para los más ricos superaba el 26% hace 20 años, mientras
que a la fecha ésta se ubica debajo del 20%. 

¿Qué te parece el
sistema fiscal de Estados Unidos? ¿Qué pueden hacer las empresas manufactureras
mexicanas para minimizar el impacto del “precipicio fiscal” norteamericano?

Para saber más:

El futuro de la relación comercial México-Estados Unidos

Exportar, la oportunidad poco aprovechada para crecer

Déficit comercial de México alcanza los 469 mdd

Relacionadas

Comentarios