HistoriasNegocios

Los retos centrales de Peña

El nuevo sexenio plantea varios obstáculos que requieren una solución urgente para alcanzar un crecimiento económico ordenado.

30-11-2012, 6:17:07 PM
Los retos centrales de Peña
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

En palabras del nuevo presidente de México, .Enrique Peña Nieto, el .desafío
económico
central de su gobierno será el “crecimiento económico sostenido”.
Para lograrlo, Peña identifica varias acciones estratégicas, entre ella:
diseñar una “reforma hacendaria integral” y una “nueva estrategia de comercio
exterior”, poner en marcha la reforma energética y tener un sector agrícola más
productivo. Estos cuatro objetivos, que se desprenden del gran reto principal,
no son los únicos que enfrentará el nuevo
Gobierno
, que se ha fijado al menos tres grandes metas transversales: “.eliminar
la pobreza extrema
”, ofrecer “salud universal” 
y “recuperar el liderazgo de México en el mundo”.

¿Un Peña
calderonista?

Sin embargo, para cumplir esas metas Peña deberá dar una
serie de pasos muy concretos y, por ahora, parece que caminará por el mismo
sendero que Felipe Calderón. “El libre comercio es la ruta para el
crecimiento del país. Mi Gobierno será un permanente impulsor del libre
comercio”, declaró Peña ante un grupo de líderes y empresarios. ¿Qué quiso
decir?

Esta afirmación no es una ligereza. Significa que México
tendrá una política económica
orientada hacia mercados internacionales,
un camino trazado desde la época de Carlos
Salinas de Gortari
y la firma del TLCAN en 1993 con Canadá y Estados Unidos.

Sobre el terreno, esa premisa implica que  las manufacturas,
receptoras del 43% de la .Inversión Extranjera Directa (IED), es decir, de más de 57 mil millones de dólares (mdd) desde
2006, seguirán impulsando la industria nacional. Y no es para menos, pues hoy
representan 295 mil mdd en exportaciones, casi el total de las ventas no
petroleras del país, según datos de la Secretaría de Economía y Proméxico. 

¿A dónde irá el dinero?

A los sectores más productivos, cabe suponer, aunque también
a aquellos capaces de generar mayor. valor
agregado
. En este sentido, destacará el .sector .automotrizque merece una atención
especial porque México producirá más de 2.5 millones de coches en 2012, porque
la industria da empleo directo a 615 mil personas y porque generó más de 62 mil
mdd de flujo de capital en 2011.

Así, si el sector  continúa
su ritmo productivo el futuro a medio y largo plazo, puede desembocar en más
inversión por parte de las armadoras de coches y camiones. Honda, Toyota y Fiat
estarán en la mira de los gobiernos estatales y de los inversionistas, pues con
una producción conjunta de menos de 150 mil unidades en .México, es posible que
impulsen su presencia en el país para competir de lleno con las grandes
armadoras norteamericanas, además de Nissan y Volkswagen. ¿Qué tiene preparado
Peña para las armadoras? Es una pregunta oportuna, cuya respuesta será revelada
conforme avance el sexenio.

El capítulo automotriz no se limita a impulsar inversión. Estos
coches se exportan a varios destinos, pero dos de ellos destacan sobre el
resto: Estados Unidos y .Brasil. No es una coincidencia que el presidente
se haya reunido, antes de comenzar su mandato, tanto con Obama como con Rousseff para
esbozar lo que serán dos prioridades de la agenda económica rumbo al 2018. Sobre
todo después de las trabas al TLC automotriz impuestas por Brasilia y Buenos
Aires, sin duda, un desafío técnico clave.

Salud y energía

Peña afirma que la “salud universal” será una prioridad en
su sexenio. Pero, en lo económico, también lo será el sector salud. México es uno de los mayores exportadores del mundo
de equipo médico y farmacéutico. Estos productos son una de las principales
fuentes de ingresos en varios Estados del norte del país. Por eso, si el nuevo Gobierno
quiere romper el listón y conseguir que este sector valga 15 mil mdd la promoción
de empresas fabricantes de vendajes, escalpelos y medicinas crecerá con el sexenio.

Por otra parte, la reforma de .Pemex será la cereza del pastel en el debate energético. La
dirección de la empresa se muestra muy favorable a una mayor apertura, las
.grandes empresas petroleras, también. Pero convencer a la opinión pública de que los recursos energéticos continuarán siendo
propiedad de la nación y de que los ingresos públicos no sufrirán una caída en
picado sin Pemex será uno de los desafíos más problemáticos del sexenio, pues
no es un solo un reto económico.

Así, quizá sea la reforma energética la que permita al
Gobierno incrementar la. .inversión en
infraestructura
y el sector productivo hasta el 6%, desde el 4.5% actual,
con el objeto de impulsar el crecimiento
que, en 2012, permanecerá por debajo del 4% y de la inflación.

Sociedad

Crear un millón y medio de empleos por año, eliminar la pobreza
extrema
y reducir las cifras de trabajadores
informales
–que se ubica en un máximo histórico de más de 14 millones de
personas según INEGI- son los principales objetivos del sexenio en materia laboral. Ello no se conseguirá si se
ofrecen empleos precarios a quienes
hoy ganan más si trabajan al margen de la economía formal. Por eso, Peña se
encuentra en una encrucijada: mantener los salarios intactos implica poder
competir con China, pero también vaciar aún más los ya desgarrados bolsillos de
la población con menores ingresos.  

¿Apostará Peña por un
cambio relevante en este sentido, subirán los salarios?  Hasta el momento, el nuevo presidente se ha
limitado a decir que es partidario “del libre mercado, con sentido social”.

Para saber más:

.Los retos centrales de Enrique Peña

.¿Qué le heredó Calderón a EPN?

.Delinea Presidente 5 ejes de su gobierno

.6 compromisos de campaña del ahora Presidente

.Calderón, la vida después de la Presidencia

.¿Qué esperan los mexicanos del nuevo gobierno?

Relacionadas

Comentarios