HistoriasManagement

Que el despido no desfalque tu cartera

Perder el empleo podría no ser el peor de tus problemas. Si no tienes cuidado en tu administración la pérdida puede ser mucho mayor.

16-11-2012, 3:01:08 PM
Que el despido no desfalque tu cartera
Altonivel

La pérdida del empleo es de por sí una desafortunada situación para la mayoría de las personas, sin embargo eso podría ser solo el principio del fondo si no se tiene cuidado al adaptar nuestro bolsillo a esa realidad.

Cierto que se enfrentan cuestiones emocionales al ser despedido de una empresa en la que se ha trabajado por un largo tiempo, pero también requiere de prestar atención a otros aspectos legales y económicos para prepararse ante imprevistos como el adiós al lugar de trabajo.

En este sentido, Margarita Chico, directora corporativa de Comunicación del portal Trabajando.com México, destacó la importancia de llevar un control de gastos, ya que ante un despido es fundamental estar organizado.

“El crédito es un riesgo que debemos tomar pero es muy importante saberlo enfrentar y ser muy responsable porque te puede llevar a un endeudamiento interminable”, indicó Chico, reiterando que una de las principales recomendaciones para quienes perdieron su empleo es evitar endeudarse.

El portal especializado en la oferta de empleos comparte algunos consejos sobre cómo administrarte para que un despido no tome desprevenida a tu cartera:

* No ocupes más del 30% de los ingresos en gastos generales del hogar, por ejemplo la renta o hipoteca, seguro e impuestos de la casa y gastos de administración.

* Destina hasta un 15% a tus gastos de transportación, ya sea gasolina, pasajes, seguros, estacionamiento, entre otros.* Crea o alimenta un fondo de emergencia, abre una cuenta de ahorro o invierte en fondos de inversión, apartando y empleando para ello un 10% de tu ingreso mensual.

* Una vez que tus gastos fijos están bajo control, el restante 45% de tus recursos mensuales puedes destinarlos a otros imprevistos o bien ahorrarlos, con lo que te asegurarás que los ingresos son suficientes para cubrir tus gastos mensuales.

* Que tus deudas no excedan más del 20% de tus ingresos mensuales. Si estás en el límite o te excediste, procura consolidar todo en una sola deuda y refinancia la tasa de interés, ya que esto podría ser una solución a ese problema.

* Mientras te permaneces sin empleo, lo mejor es evitar usar tarjetas de crédito y las casas de préstamos personales, ya que sus intereses y costos asociados suelen ser elevados y pones en riesgo tu patrimonio si no pagas de manera puntual o no cumplimos con el compromiso adquirido.

Para saber más:

.¡Despedido! ¿Lo merecías o fue injustificado?

.Cómo manejar un despido sin afectar el clima laboral

.El reto del despido, cómo abordarlo

.Evita despedirte a ti mismo

Relacionadas

Comentarios