HistoriasNegocios

México detonaría la industria si tuviera política industrial

Educación profesional orientada a la empresa, más crédito privado a emprendedores y gasto público eficiente, son clave para lograrlo, afirman expertos.

14-11-2012, 4:11:26 PM
México detonaría la industria si tuviera política industrial
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

¿En qué debe invertir los recursos el Gobierno? ¿Cuánto debe destinarse a programas de emprendimiento? ¿Qué tipo de contenido deben tener los nuevos programas educativos? Son algunas de las preguntas a las que intenta dar respuesta el  congreso ‘Los Desafíos de la Economía Mexicana ante el Cambio de Gobierno’ organizado por el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del
Tecnológico de Monterrey.

Para el Dr. José Luis de la Cruz,
director del CIEN, la industria mexicana es la clave del porvenir económico y se enfrenta a cuatro desafíos fundamentales rumbo a 2018:

  1. Mejorar la educación
  2. Robustecer el sistema financiero
  3. Incentivar el
    desarrollo de empresas industriales; y
  4. Apuntalar las finanzas públicas

No obstante estos retos, el problema de la industria mexicana reside
en la carencia de una política industrial integral que ha estado olvidada en los últimos 20 años, acusa el director del CIEN. Y la manera de hacerlo, propone, pasa por delinear una estrategia tanto regional
como sectorial, con el objetivo de “no dejar a nadie fuera”, y adecuar las
políticas de desarrollo a la medida de cada sector y región geográfica en el
país.

De forma particular, De la Cruz señala al sector energético, pues asegura que su
reforma debe garantizar que el precio de la energía, las gasolinas y otros
productos energéticos deberá ser  competitivo
y asequible.

Por su parte, los expertos reunidos en el TEC advirtieron sobre la
necesidad de fomentar el crecimiento de sectores que generan empleo y valor
agregado. De forma específica, se mencionó al .sector automotriz como un pilar industrial de cara al año 2018. Sin
embargo, De la Cruz advierte que el Gobierno no debe olvidarse de la innovación
y manifiesta su confianza en nuevos sectores que generarán “un elevado .valor agregado”, entre ellos: las
telecomunicaciones, la microelectrónica y la biomecánica.

“Ningún país desarrollado a la fecha, ha llegado a serlo sin
antes pasar por un proceso de desarrollo industrial importante. México ha
enfrentado un proceso inverso, de desindustrialización,
sobre todo en el sector manufacturero”,
dijo De la Cruz.

Servicios básicos y
sin valor añadido

Los expertos explican que para impulsar el crecimiento del
sector servicios, un aspecto que refleja el nivel de madurez de los mercados,
es imprescindible primero impulsar la industria.  Y advierten de que México cuenta con un sector
servicios dominado todavía por varios que no tienen un alto valor añadido, como
los restaurante o los hoteles, lo que genera un área de oportunidad en sectores
como las .Tecnologías de la Información (TI) y los servicios financieros. En
este sentido, el Dr. De la Cruz opina que “es necesario tener más capacidad de
financiamiento, tanto en la banca de desarrollo como en la comercial”.

Según Roberto Albisetti, director de la International Finance Corporation en .México, el país
tiene una cartera de crédito que roza el 33% de su Producto Interior Bruto
(PIB), una cifra aún baja si se compara con el promedio mundial, que ronda el
66%.

Gasto público
eficiente, tarea pendiente

“Hay una necesidad de
asegurar la transparencia y efectividad del gasto corriente y de las inversiones
en infraestructura. Es un hecho que esta última siempre se hace hacia el final
del año, no en los primeros seis meses, lo que nos lleva a pensar que no hay
una planeación suficiente”, asegura De la Cruz.

Los expertos reunidos en el TEC coinciden en que la
.recaudación de impuestos debe engrosarse con base en un impuesto progresivo, es
decir, que los contribuyentes más grandes sean también los que más
tributen.  “Hay empresas que no está
contribuyendo en lo que les corresponde por su tamaño”, afirma el Dr. De la
Cruz, quien añade que “es complicado pensar en incrementar el .IVA en alimentos
o medicinas, porque la parte social pisa un terreno muy frágil, mientras que tener
IETU, ISR e IDE acaba por afectar al desempeño de las empresas”.

Educación y empresa

La cuarta clave señalada durante el congreso parte de la
base de vincular la educación profesional y los niveles de preparatoria y
universidad con las necesidades de los mercados y las empresas.

“Las empresas necesitan profesionales que innoven y creen
valor, pero para que esa condición se cumpla primero hay que crear más empleos”,
afirma De la Cruz, que señaló que el sistema educativo  mexicano aún 
es deficiente porque requiere de un mayor compromiso por parte de los
sindicatos de profesores para promover la calidad de la docencia y de los
programas educativos.

“La infraestructura educativa debe renovarse, sobre todo en
provincia, donde está más castigada. También hay que renovar los programas
educativos de niel medio y superior para que seamos capaces de detonar a futuro
sectores ligados a la tecnología, como la biotecnología o la microelectrónica”,
aseguró el director del CIEN.

¿Crees que los
programas educativos de las universidades deben elaborarse en función de las
necesidades de las empresas o piensas lo contrario?

Para saber más:

.México, un socio estratégico internacional

.IVA en medicinas y alimentos, una tendencia global

.Los cinco desafíos urgentes de la economía mexicana

Relacionadas

Comentarios