HistoriasResponsabilidad Social

Educación financiera para niños y papás

Ya sea una empresa, asociación civil o dependencia de gobierno, invertirle a la educación financiera infantil puede traer mejores dividendos de los que se cree.

13-11-2012, 8:04:42 PM
Educación financiera para niños y papás
Oliverio Pérez Villegas

En un mundo tan globalizado como éste, apostarle a la educación financiera para niños podría resultar en la semilla que germine a los inversionistas del futuro y que aprendieron a ahorrar, invertir, subastar e intercambiar en los juegos de mesa desde que tenían 8 años de edad.

Y es que ante las nuevas generaciones, los gadgets, los videojuegos y la televisión siguen acaparando la atención de los infantes, que, aunque no dejan de ser niños, en nada se parecen a la generación de sus papás.

Ante este fenómeno, marcas como Hasbro y museos como el MIDE (en coordinación con el gobierno federal) apuestan a desarrollar juegos de mesa que estimulen las habilidades de los niños mientras aprenden conceptos básicos de finanzas y empiezan a forjar una formación empresarial.

Hasbro lanzó al mercado el Monopoly Millionaire, una nueva versión del clásico juego de mesa que ha entretenido a generaciones enteras.

Diseñado para un público preferente de 8 años de edad, esta nueva edición pretende ser una estimulación temprana para los niños que están aprendiendo a administrar sus ingresos, egresos, ahorros e inversiones.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, Fernando Mañón, director de Mercadotecnia de la marca para México, explica que con esta edición, Hasbro le está apostando a que los niños se entusiasmen con el “nuevo estilo de vida”, pues ahora el usuario tiene la posibilidad de moverse en el tablero a través de un jet, un yate o una limusina; o de un avión de papel, una lancha o un patín del diablo, según sus posibilidades.

Este punto, explica, estimula a los jugadores para que aspiren a viajar en el mejor medio de transporte y a vivir como millonarios, objetivo final del juego que se consigue llevando a cabo los conceptos de ahorro, previsión, venta, compra, inversión, trueque, a través de las reglas renovadas y accesibles para el entendimiento y dinámica del juego.

Por otro lado, el Museo Interactivo de Economía (MIDE) es una institución que también le apuesta a la educación financiera desde la primera infancia, pues recientemente anunció la apertura de una sala permanente de Pequeños Consumidores.

Esta iniciativa resultó de un esfuerzo conjunto entre las autoridades del museo, la Secretaría de Economía y la Procuraduría Federal del Consumidor, y pretende ser punta de lanza para fomentar un modelo interactivo y lúdico para que los niños y niñas mexicanos conozcan la importancia de realizar gastos informados y responsables.

Sergio Rivera, subdirector de Comunicación del MIDE, explica que este tipo de proyectos obedecen a un hueco en la educación financiera que hay en el sistema educativo del país. “Se trata de que las nuevas generaciones se involucren en estas tomas de decisiones, para que tengan las bases que les permitirán ser exitosos en el futuro”.

Se trata de que cada vez se sumen más proyectos con o sin fines de lucro, agrega, para seguir contribuyendo a la creación de nuevos ciudadanos, inmersos en una nueva sociedad, y plagados de nuevas ideas, nueva información y tomar mejores decisiones.

Estos proyectos, consideran los expertos consultados, buscan tres objetivos muy claros: educar, divertir y entretener, pero no sólo a niños, sino también a sus papás. Si se logra, el resto será fácil, aseguran.

¿Qué otros modelos de educación financiera conoces? ¿Conoces los modelos de Hasbro y del MIDE?

Para saber más:

.Invierte en la educación de tus hijos

.Bancomer y Tec por educación financiera

.Educación económica

Relacionadas

Comentarios