ActualidadHistorias

Tres empresas mexicanas seducidas por transnacionales

El anuncio de compra de la empresa por parte de Sherwin tocó las fibras del nacionalismo, pues otra firma líder pasó a manos de extranjeros.

13-11-2012, 8:51:54 AM
Tres empresas mexicanas seducidas por transnacionales
Altonivel

En el mundo empresarial la compra, venta y fusiones de empresas es una medida estratégica recurrente para incrementar las oportunidades de crecimiento de una firma, alcanzar mercados que por cuenta propia sería más complicado seducir o incluso puede ser una medida necesaria para evitar la desaparición de la compañía, sin embargo en México se tocan fibras sensibles cuando una empresa mexicana es absorbida por una transnacional.

Hace unas horas este punto susceptible fue trastocado al darse a conocer la transacción que Sherwin Williams hará con la productora de pinturas Comex, pues de conseguir la autorización de la Comisión Federal de Competencia (CFC) la firma estadounidense se hará con más del 60% de participación del mercado mexicano de recubrimientos, dominado durante décadas por la compañía de la familia Achar.

No obstante, esta no es la primera compra que hace una firma extranjera de una compañía nacional, aunque sí se trata de una de las más grandes del año en las que está involucrada una empresa mexicana.

A continuación te mostramos tres compras significativas que se realizaron en este 2012:

La joya de la Corona

La operación más importante en la que se vio involucrada una compañía mexicana, según los analistas, fue la venta del 50% de las acciones de Grupo Modelo a la firma belga Anheuser Busch InBev (AB InBev), la cual se concretó a finales de junio pasado por 20 mil 100 millones de dólares, casi 10 veces más de lo que ofertó Sherwin Williams por Comercializadora Mexicana de Pinturas (Comex).

De esta manera, la firma que produce la internacional cerveza Corona pasó a manos del consorcio extranjero, sin que esta operación implicara modificaciones al nombre de Grupo Modelo y el corporativo en la Ciudad de México, según se anunció al darse a conocer la operación.

Una de las principales razones por las que AB InBev decidió sumar al grupo encabezado por los empresarios Carlos Fernández, María Asunción Aramburuzabala y Valentín Diez Morodo –quienes permanecerán en el Consejo de Administración– es la elevada cuota de mercado con que cuenta, ya que está se encuentra alrededor del 57%, siendo la líder del mercado cervecero en México, además de su avanzada presencia en el extranjero, donde ocupa la sexta posición en el orbe.

Con esta adquisición la compañía belga ratificó su estrategia empresarial, que consiste en colocarse como un jugador dominante en los mercados donde participar, como Brasil (70%) y Estados Unidos (60%); además de encontrar en México el bálsamo para contrarrestar el ligero o nulo crecimiento del mercado cervecero en otros lugares de Europa e incluso de EU.

Asimismo, se confirmaba que dicho mercado vive una consolidación a nivel global que dejaría poco espacio para crecer a grupos nacionales, donde los titanes globales están cercando a los gigantes locales, obligándolos a integrarse en esta tendencia global.

Servi-bonos aprende francés

Hace unos días se dio a conocer que otra transacción se llevaba a cabo en Monterrey, donde se anunciaba que la compañía Servi-bonos, compañía mexicana fundada en esta ciudad y perteneciente al grupo abarrotero Casa Chapa, pasaría a manos de la francesa Sodexo.

El grupo francés de restauración colectiva anunció que finalizó la adquisición del total del capital de la empresa mexicana especializada en la emisión de bonos de comida, sin revelar el monto de la operación, sin embargo se destacó que con esta operación Sodexo incrementaría su participación de mercado en este floreciente segmento de negocio casi en 50% de su valor actual.

Así, Servi-Bonos, el negocio de vales del grupo abarrotero Casa Chapa que por 30 años operó en la distribución de alimentos, amplió las posibilidades para Sodexo en el mercado de las empresas de vales, ya que la firma cuenta con más de 4 mil 900 clientes, alrededor de 500 mil beneficiarios y 21 sucursales ubicadas principalmente en el norte del país.

Con esta operación, la nueva organización tendrá más de 17 mil clientes, 1.9 millones de beneficiarios y una estructura de 26 sucursales en todo el territorio mexicano.

Vacas… ¿refresqueras?

El pasado 11 de julio se confirmaron los rumores, la empresa hidalguense Santa Clara fue comprada por Jugos del Valle, subsidiaria de la refresquera The Coca-Cola Company.

Con este anuncio se concretaba la operación, que desde 2011 formaba parte de los rumores empresariales del país,  por un valor estimado de 200 millones de dólares, aunque la cifra exacta se la reservó Jugos del Valle, integrada por Coca-Cola y ocho socios embotelladores, como Arca-Continental, Bepensa, Corporación del Fuerte, Yoli de Acapulco, y Embotelladora del Nayar entre otras.

La transacción, que contó con el aval de la CFC, puso a disposición del adquiriente un rol relevante como jugador de la categoría de leche, helados y productos lácteos en México, así como sus principales activos fijos: una planta en Pachuca y 167 tiendas.

Lo que sedujo a la subsidiaria de la trasnacional refresquera fue precisamente la gran oportunidad para participar en la categoría de leche y de productos lácteos en el mercado mexicano, cuyo valor supera los 45 mil millones de pesos y es uno de los segmentos más importantes en términos de escala y valor en la industria de bebidas no alcohólicas.

Con la operación Coca-Cola de México se aseguró contratos por un número no revelado de años con los lecheros que proveen a Santa Clara, no obstante se necesitarán más vacas si quiere figurar como una de las marcas líderes, puesto que el mercado de productos lácteos está controlado por dos empresas que detentan más de 70% de participación: Grupo Lala (55%) y Alpura (15%), mientras que el resto se divide entre otras compañías nacionales como Sigma, de Grupo Alfa, y Grupo Zaragoza, así como otras extranjeras tales como Nestlé, Danone y Unilever.

Pero, ¿por qué las transnacionales compran a las mexicanas? De acuerdo con Mario Maldonado, editor de Alto Nivel y bloguero en la versión online de esta revista, asegura que no es una coincidencia. 

Muchas transnacionales con altos niveles de liquidez, obtienen la posibilidad de apalancarse debido a las bajas tasas de interés. Además, las compras ocurren en una época en la que buena parte de los mercados europeos atraviesan por una profunda crisis, donde China, India y Brasil se están desacelerando y Estados Unidos está, literalmente, en el borde del precipicio… fiscal.

“Esta es la coyuntura perfecta para que las empresas mexicanas sean adquiridas a un buen precio, respaldadas por las favorables perspectivas de crecimiento económico del país (4% en 2012 y 2013, según la Cepal) y la expansión de la clase media (que llegará al 80% de la población hacia 2030 desde el 60% actual, según el Wall Street Research), así como por la posición que tienen muchas compañías en América Latina y otros mercados extranjeros”, señala en su blog .Historias de NegoCEOs.

¿Qué sensación te causa la compra de una firma mexicana por una transnacional? ¿Crees que la venta de Comex beneficiará al mercado mexicano?

Para saber más:

.7 momentos de Comex hasta su venta a Sherwin

.Sherwin-Williams compra Comex por 2,340 mdd

.Ganancias de Grupo Modelo caen en tercer trimestre

.Corona, ¿conservará su “nacionalidad” mexicana?

.Mariasun: La reina que vendió su Corona

Relacionadas

Comentarios