HistoriasTecnología

Social gaming: la revolución móvil de los videojuegos

El entretenimiento interactivo está experimentando un cambio, ya que el avance en los dispositivos móviles abre nuevos espacios de esparcimiento.

07-11-2012, 4:17:46 PM
Social gaming: la revolución móvil de los videojuegos
César Albarrán / Twitter: @Viscount_Wombat

Para el
pensador holandés Johan Huizinga, cuyo libro Homo Ludens es todo un clásico en los estudios culturales, el juego es un espacio
ajeno a nuestra vida diaria, un “círculo mágico” que funciona bajo sus propias
reglas y a través del cual podemos escapar de la cotidianeidad. A pesar de que
estas nociones fueron escritas en la década de los 1930, los investigadores en
el área de los videojuegos (como el norteamericano Ian Bogost y el noruego
Espen Aarseth) la emplearon para describir la experiencia de los gamers.

Esto
era posible ya que al jugar en una arcade
o a través de una consola, entramos a este “círculo mágico” descrito por
Huizinga: nuestra mirada se enfoca en una pantalla a través de la cual se
despliegan universos ajenos y realizamos acciones que poco tienen que ver con
nuestro devenir cotidiano.

Sin embargo, esta noción cambia totalmente con la
proliferación de la tecnología móvil y la manera en que los videojuegos se
integran a nuestras costumbres diarias. Ya no es necesario conectarse a una
consola para jugar: podemos ocupar el tiempo muerto (mientras esperamos el
camión, en un aeropuerto o consultorio, en un café) para involucrarnos en
juegos que aprovechan tanto la portabilidad de smartphones y tablets,
como las capacidades del touchscreen,
que permiten que nos involucremos a través de una acción física, tornando más
orgánica la experiencia del juego.

Las
prácticas de juego nomádicas y basadas en el tacto y la conectividad, han hecho
que la industria de los videojuegos se integre con otras industrias, como la de
las redes sociales. Así, el juego sale de su “círculo mágico” y se incorpora a
nuestro día a día, ya que no sólo podemos divertirnos en donde sea y cuándo sea
(el famoso anywhere, anytime), sino
que podemos hacerlo con amigos y conocidos (¡o a veces desconocidos!) que se
encuentran en otros espacios físicos. Es así como nace el social gaming, una
tendencia de la industria del entretenimiento interactivo que implica jugar con
otras personas a través de dispositivos móviles, y que ha generado ingresos
millonarios.

De tal
forma, puedes mantener el contacto jugando con apps como Words with Friends o Apalabrados,
que son versiones digitales del famoso juego de mesa Scrabble, y con las que mantienes competencias con tus amigos de
Facebook. Es una manera fácil y entretenida de matar el tiempo o de enfrascarte
en largas sesiones de esparcimiento con personas que tal vez no veías hace
tiempo.

Otra de las aplicaciones que han tenido mucho éxito es Draw
Something
, con la que compites dibujando a distancia. Por su parte, a
través de su Game Center, Apple
integra tu AppleID con apps como la
famosísima Angry Birds, para que compares tus puntuaciones con tus amigos.

El social gaming abre posibilidades no únicamente
para los usuarios, sino también para los desarrolladores y emprendedores. Hay startups que comenzaron con una idea
simple para un videojuego como el australiano Fruit Ninja, y que
gracias al potencial del social gaming
pudieron construir una empresa sólida.

La
posibilidad de desarrollar el siguiente social
game
exitoso es enorme. ¿Se te ocurre alguna idea?

Para saber más:

La guerra de las consolas de videojuegos

Telefónica lanzaría videojuegos móviles en Latam

Nuevo iPad llama la atención de los videojuegos

Smartphones y videojuegos: dos mundos que se unen

Relacionadas

Comentarios