HistoriasNegocios

Tech Startups: 5 emocionantes historias de éxito

La revolución digital ha permitido que emprendedores del mundo entero aprovechen su creatividad y empuje para construir compañías exitosas en un tris.

01-11-2012, 1:07:52 PM
Tech Startups: 5 emocionantes historias de éxito
*César Albarrán Torres / Twitter: @Viscount_Wombat

En términos sencillos, una startup es una organización temporal que busca construir un modelo de negocios que pueda repetirse y escalarse. Por lo general estas compañías acaban de ser formadas y se encuentran en una etapa de desarrollo, e investigan los mercados en los que buscan ser exitosas. Una tech startup, por ende, es una compañía joven que explora posibilidades de negocio en el área de la innovación tecnológica.

La clave de cualquier startup es buscar el crecimiento rápido y exponencial. Es por esto que suelen atraer a inversionistas que buscan un retorno rápido (aunque en ciertos momentos puede parecer riesgoso).

El término startup se popularizó en el ya mítico Silicon Valley durante la era Dot Com durante la década de 1990, y aunque todos sabemos que esa burbuja se reventó espectacular y catastróficamente, el modelo sigue presentando historias de éxito.

Este esquema se basa en la especulación: el creer que el producto que la empresa se encuentra desarrollando obtendrá un valor millonario algún día y obtener socios e inversionistas. Es por esto que resulta esencial que quienes funden la compañía se protejan registrando las patentes de su capital intelectual.

Dicho esto, te presentamos cinco historias de éxito de tech startups de entre las miles que hay en el mundo entero. Algunas son enormes, otras pequeñas… pero todas tienen una historia peculiar. ¿Te animas a fundar la tuya?

El gigante de la información… Google

Resulta difícil creer que en algún momento Google era una compañía pequeña y un sueño guajiro. Google empezó en 1996 como un proyecto de investigación de Larry Page y Sergey Brin, quienes eran estudiantes de doctorado en Stanford. Su idea era sencilla: un buscador que clasificara las páginas de Internet según el número de páginas que ofrecieran vínculos a ella, y la importancia de estas páginas. Tras recibir una inversión inicial de $100,000 dólares por parte de Andy Bechtolsheim, cofundador de Sun Microsystems, el concepto se amplió hasta clasificar todo lo que fuera clasificable: mapas, negocios, libros. Con una idea sencilla, Page y Brin construyeron un emporio informático que hoy en día influye en las vidas diarias de millones de personas.

Desde Palestina… Souktel

Cuando pensamos en esta región del mundo imaginamos escenas de conflicto y problemas milenarios. Sin embargo, Palestina también es testigo de la innovación tecnológica, como lo evidencia Souktel, una startup basada en Ramallah y que ofrece una aplicación para búsqueda de empleos en línea, JobMatch. La aplicación filtra a las personas que entregan su solicitud para un empleo, ahorrando tiempo, dinero y esfuerzo al empleador. Hasta ahora el servicio funciona en 20 países y cinco idiomas, y tiene mucho éxito en países como Rwanda y Somalia. Parte del éxito de esta compañía es que basa sus servicios en países en vías de desarrollo, a menudo ignorados por las compañías occidentales. Ve el video aquí:

 

Playeras por doquier…. Threadless

Threadless es una tienda en línea que vende playeras y otros productos diseñados por sus usuarios. Fue fundada por Jake Nickell y Jacob DeHart en noviembre de 2000, luego de que este último ganara una competencia de diseño. Todo comenzó como un hobby y hoy en día Threadless ha recibido más de 300,000 diseños de unos 100,000 artistas. Hasta ahora han impreso 3,000 playeras diferentes y venden millones de prendas al año. Para 2009, Threadless ganaba unos 30 millones de dólares al año. Una idea sencilla pero fascinante: aprovechar la cultura de participación en la web y hacer que los mismos usuarios sean los creadores de los productos.

Dime de dónde vengo… 23andMe

Las startups no son únicamente territorio masculino. Esta compañía de genómica y biotecnología fue fundada por Anne Wojcicki y Linda Avey, y se dedica a imprimir pruebas genéticas para cualquier persona. Los servicios tuvieron un costo inicial de $999 dólares, pero ya bajaron a $99 dólares: con este pago, el usuario puede estudiar su propia información genética y obtener noticias sobre los descubrimientos que se hagan a lo largo del tiempo. Google invirtió más de $3 millones de dólares en la compañía (¡qué miedo que también tengan nuestra información genética!). La revista Time nombró a este servicio la “Invención del año” en 2008.

Voces contra la violencia… Ushahidi

Esta empresa da la oportunidad de hablar de manera anónima a personas que han tenido una experiencia traumática debido a conflictos armados. Todo comenzó con las elecciones presidenciales en Kenia en 2007, que dejaron tras de sí violencia y caos social. Durante esta época, Ushahidi fue creada por Juliana Rotich para recolectar reportes de violencia y peligro, obteniendo información de los usuarios y colocándola en Google Maps para prevenir a los demás de la situación. Desde entonces, el sitio sigue activo y es una plataforma para el activismo social, permitiendo que los observadores locales ofrezcan su versión de los hechos. La compañía ha recibido más de $2 millones de dólares de fondos. Todo se explica en este video:

*El autor es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney, Australia.

¿Has pensado en alguna idea disruptiva que pueda generar millones y que alguien pudiera patrocinar?

Para saber más:

Start ups: el negocio high tech de los famosos

El caso de Paul Graham, impulsor de start ups

Relacionadas

Comentarios