ActualidadHistorias

Venezuela detuvo venta de derivados crudo en mercado abierto

Esto sucedió tras la explosión que desde hace dos meses mantiene a la mayor refinería del país operando a media capacidad.

31-10-2012, 11:53:54 AM
Venezuela detuvo venta de derivados crudo en mercado abierto
Reuters

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dejó de vender derivados en
el mercado abierto tras la explosión que desde hace dos meses mantiene a
la mayor refinería del país operando a media capacidad, dijeron operadores.

Una explosión y un incendio de cuatro días en la refinería de
Amuay, con capacidad de 645.0000 barriles por día (bpd), provocó daños a
la planta que aún no han sido cuantificados y dejó más de 40 personas
fallecidas en el peor accidente en la historia de la industria petrolera
venezolana.

“Hay cero venta en el mercado abierto en este momento. De
derivados, lo poco que se está despachando está yendo sólo a China”,
dijo un operador que prefirió el anonimato pues comercia con PDVSA.

La petrolera vende la mayor parte del crudo y los derivados que
produce bajo contratos de suministro a sus dos principales clientes:
Estados Unidos -donde recibe su filial refinadora Citgo Petroleum – y
China a través de China National Petroleum Corporation (CNPC).

Entre enero y julio Venezuela sufrió una caída interanual del
12,3% en sus envíos a Estados Unidos. Sólo se vendieron unos
50 mil bpd de derivados, un mínimo histórico.

Mientras tanto, China recibe cada vez más como pago de onerosos
créditos otorgados al gobierno de Hugo Chávez y prevé llegar al millón
de bpd en los próximos cinco años, desde unos 640 mil bpd actualmente.

Pero la estatal también es un importante proveedor de petróleo en
el mercado abierto de la cuenca Atlántica, a través de intermediarios
que colocan sus productos al mejor postor cuando hay exceso de
producción de mezclas de crudo, residuales como fuel oil y componentes
para gasolina, principalmente.

En las últimas semanas se percibe una actividad de tanqueros
menor a lo habitual en torno a los muelles del Centro Refinador
Paraguaná (CRP), que agrupa a Amuay y Cardón, según el sitio Marine
Traffic.

El miércoles había seis buques fondeados en las cercanías y otro
en labores de cabotaje, tras la partida esta semana del buque Iver
Expert, de bandera holandesa, a Houston.

Directivos de PDVSA han asegurado que la situación logística está
controlada, pues el resto de las refinerías del país, que en conjunto
pueden procesar hasta unos 665.000 bpd, están operando casi a máxima
capacidad.

Sin embargo, la capacidad efectiva de esas plantas -lo que
realmente procesan de acuerdo a la dieta de crudos que reciben- es
inferior tras una larga estela de sucesos desde 2009, entre retrasos en
mantenimiento, incendios y fallas frecuentes que han sumado cinco
accidentes en las últimas semanas.

Venezuela dijo a la OPEP en su Boletín Estadístico Anual que la
capacidad efectiva de su circuito de refinación fue de un millón de bpd
el año pasado, 22% por debajo de su capacidad instalada y un
número que va en descenso mientras se inyectan más crudos pesados a las
plantas.

La refinería de Amuay fue la menos productiva con una tasa de
operatividad del 70%, por debajo del promedio nacional, lo que
indica que procesó 454 mil bpd de crudo.

Buscando para comprar

El ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, ha reiterado tras el
accidente de Amuay que no se requieren importaciones masivas de
productos para atender el mercado interno y descartó la necesidad de
declarar fuerza mayor en sus embarques, pese a que la refinería estuvo
una semana casi completamente detenida.

Pero Amuay acumula casi dos meses procesando unos 330 milbpd, 51% de su capacidad instalada y 72% de su capacidad
efectiva, lo que pone en jaque a un mercado interno que consume unos
700 mil bpd de derivados y que tiene una demanda creciente del sector
eléctrico.

La refinería Isla en Curazao, que sirve como alivio a PDVSA al
procesar hasta 330 mil bpd y contar con una amplia red de
almacenamiento, acumula meses con el craqueador catalítico paralizado,
lo que le impide producir derivados terminados.

“PDVSA está buscando tres cargamentos de VGO (gasóleo de vacío) y
uno de diésel de bajo azufre para comprar”, agregó el operador.

Iván Freites, secretario del sindicato del CRP, dijo que Amuay
seguirá a media capacidad al menos en el corto plazo mientras se reparan
las unidades dañadas por la explosión, principalmente la destiladora
número cinco, de 180 mil bpd.

PDVSA no ha hecho públicos los resultados de una auditoría
encargada por varias firmas reaseguradoras para estimar los daños en
Amuay y establecer las pérdidas que serán reconocidas.

Después de la explosión, cinco incendios adicionales, algunos de
ellos con personas fallecidas, se han registrado en otras refinerías e
instalaciones de PDVSA.

“En los últimos diez años, la tendencia de las grandes petroleras
ha sido cortar intermediarios y vender lo más directo posible a los
clientes finales. PDVSA está haciendo exactamente lo contrario: refina
menos y vende más crudo y lo poco que refina lo entrega a China en pago
de líneas de crédito”, dijo otro operador.

Para saber más:

.Venezuela enfrenta segundo incendio en refinería en un mes

Relacionadas

Comentarios