ActualidadHistorias

Noreste de EU intenta volver a la normalidad tras Sandy

Empresas, mercados y aeropuertos reabren a pesar de las sombrías proyecciones para el restablecimiento de la energía eléctrica en la ciudad de Nueva York.

31-10-2012, 8:35:31 AM
Noreste de EU intenta volver a la normalidad tras Sandy
Reuters

Millones de afectados por el paso de la tormenta Sandy en el noreste
de Estados Unidos
trataban de recuperar la normalidad el miércoles,
mientras empresas, mercados y aeropuertos reabrían a pesar de las
sombrías proyecciones para el restablecimiento de la energía eléctrica y
los cortes en el transporte en la ciudad de Nueva York.

A seis días de las elecciones del 6 de noviembre, el presidente
Barack Obama visitará varias zonas afectadas por las inundaciones en la
costa de Nueva Jersey, donde la tormenta de proporciones históricas tocó
tierra el lunes.

Irá con el gobernador del estado, el republicano Chris Christie,
un firme defensor del candidato presidencial republicano Mitt Romney que
ha elogiado a Obama y la respuesta federal a la tormenta.

Sandy, que ha causado 40 muertos en el país, se desplazaba hacia
el interior con fuertes nevadas en las montañas Apalaches tras dejar a
más de 8,2 millones de hogares y empresas sin electricidad en varios
estados, después de que los árboles caídos derribaran decenas de postes
de luz.

Varias vías y túneles del metro y tren de cercanías que cruzan
debajo de la ciudad de Nueva York y transportan a varios millones de
personas al día estaban inundados. La mitad sur de la isla de Manhattan
no tenía luz después de que el lunes por la noche explotara un
transformador en una subestación de Con Edison.

Ante una subida récord de casi 4,2 metros del nivel de agua, la
ciudad posiblemente tendrá problemas para recuperar el funcionamiento de
toda la red de metro durante varios días, dijeron las autoridades.

Los autobuses funcionaban con limitaciones y muchos neoyorquinos
tenían que caminar largas distancias o tratar de tomar algunos de los
escasos taxis en las calles.

A pesar de que gran parte del distrito financiero estaba
inundado, los responsables planean reabrir los mercados, aunque está por
ver cuánta actividad tendrán, ya que muchos de sus trabajadores tendrán
dificultades para acudir.

Esperando el rescate

Obama se enfrenta a un riesgo político si el Gobierno no responde
bien, como fue el caso de la chapucera gestión de su predecesor George
W. Bush del paso del huracán Katrina en 2005.

Miles de personas esperaban en Hoboken, Nueva Jersey, al otro
lado del río Hudson en Manhattan, desamparados en sus viviendas por las
inundaciones, dijo el alcalde.

“Tenemos, probablemente, a unas 20.000 personas que siguen en sus
casas, y estamos intentando elaborar un plan de evacuación, llevar ahí
el equipo”, dijo el alcalde de Hoboken, Dawn Zimmer, en la cadena MSNBC.

Lo que queda de Sandy se frenó con vientos de 13 kilómetros por
hora en Pensilvania y vientos máximos de 64 kilómetros por hora, y se
espera que siga hacia el norte al oeste de Nueva York y Canadá, dijo el
Servicio Nacional de Meteorología.

Ese ritmo más lento supuso fuertes nevadas en los Apalaches.
También había avisos de inundaciones y de tormentas de nieve a orillas
de los Grandes Lagos.

Millones de personas en Nueva York y otras áreas afectadas
pasarán días o semanas recuperándose de una tormenta considerada mucho
más destructiva que el huracán Irene, que azotó la misma región hace un
año.

Una empresa de modelos de desastre dijo que Sandy pudo haber causado hasta 15.000 millones de dólares en pérdidas no aseguradas.

Obama y Romney pusieron la campaña en espera por segundo día
consecutivo, pero Romney planeaba retomar la campaña en Florida el
miércoles y Obama parecía que iba a reanudarla el jueves.

La tormenta obligó a Nueva York a aplazar el tradicional desfile
de Halloween, que se había fijado para el miércoles por la noche en
Greenwich Village y amenazaba con interrumpir la maratón el domingo.

Un incendio devastó la zona de Breezy Point en el barrio de
Queens, destruyendo 110 viviendas y dañando 20, arrasando aún más en el
barrio cercano de Belle Harbor. Sorprendentemente, no se informó de
muertes.

“Describirlo como las imágenes que hemos visto de fines de la
Segunda Guerra Mundial no es una exageración”, dijo el alcalde de Nueva
York, Michael Bloomberg, después de visitar la zona. “El área quedó
destruida por completo. Chimeneas y cimientos eran todo lo que quedaba
de muchos de estos hogares”, agregó.

Dos de los principales aeropuertos de la zona – el internacional
John F. Kennedy en Nueva York y el de Newark – tenían previsto reabrir
el miércoles. El de La Guardia, en Nueva York, estaba inundado. Casi
19.000 vuelos se han suspendido desde el domingo, según la web de
seguimiento de vuelos FlightAware.com.

Broadway también espera reanudar la mayor parte de sus funciones el miércoles.

Para saber más:

.Sandy y el precipicio fiscal de EU golpearán México

.Sandy “ahoga” la economía de EU

.NY y Nueva Jersey son zonas de catástrofe por Sandy

Relacionadas

Comentarios