ActualidadHistorias

Sandy “ahoga” la economía de EU

Los daños de la tormenta se calculan entre 4,500 y 20 mil mdd, lo que complicaría la reducción de su déficit. En el terreno político, el desastre suma puntos a Romney.

30-10-2012, 9:12:29 AM
Sandy “ahoga” la economía de EU
Altonivel, con información de agencias

El paso de la tormenta Sandy ha sido devastador y tiene muchas implicaciones económicas, políticas y sociales. Este fenómeno meteorológico ha sido uno de los peores en EU, después de Katrina e Irene, y se prevé que generará elevadas pérdidas materiales y económicas, además, de que apretaría la soga en la cuestión fiscal del vecino país del norte cuya influencia es fundamental para México. Incluso sería un factor relevante en la contienda electoral del próximo 6 de noviembre, según señalaron las diversas estimaciones realizadas hasta el momento.

Si bien tardará un tiempo determinar la cifra exacta y su impacto en diferentes ámbitos debido a la magnitud del desastre, Sandy dejó a millones de personas sin energía, generó graves inundaciones que podrían hacer que la red de metro de Nueva York, ciudad que alberga al principal mercado bursátil del mundo, permanezca cerrada por varios días y se informó que al menos 15 personas murieron a lo largo de Estados Unidos.

En este sentido, Sandy podría resultar el más costoso de los últimos años para la economía de Estados Unidos. Algunas estimaciones señalan incluso que superaría a los daños generados por Katrina en 2005, cuyo costo alcanzó los 100 mil millones de dólares.

A los daños físicos que puedan generar los fuertes vientos ocasionados por el huracán, hay que sumar el cierre temporal de empresas; la suspensión de vuelos (más de 12 mil) y del transporte en Washington y Nueva York, así como el cierre por dos días de los mercados de valores bursátiles y del petróleo.

RMS, una de las tres principales firmas usadas por las aseguradoras para estimar la exposición a desastres, indicó que Sandy debería superar los casi 4,500 millones de dólares en pérdidas aseguradas que dejó el huracán Irene tras azotar el noreste del país en agosto del 2011.

“Sandy es mucho más severo (…) y ha impactado a Nueva York en un grado mucho peor que Irene”, dijo RMS en un reporte sobre la tormenta.

Su evaluación se conoce tras la de otra firma del sector Eqecat, que estimó ayer que Sandy causaría entre 5 mil y 10 mil millones de dólares en pérdidas aseguradas y de 10 mil a 20 mil millones en daños económicos.

Si Eqecat está en lo correcto, Sandy -o Frankenstorm como ya le llaman debido a las fuertes ráfagas de viento que se registraron incluso en ciudades alejadas- sería el quinto peor huracán de la historia, basado en pérdidas ajustadas por inflación, según el Instituto de Información de Seguros.

En los próximos días debería surgir un panorama más claro, conforme las aseguradoras envían sus equipos a las áreas más afectadas para comenzar con las estimaciones. Allstate, por ejemplo, dijo que tenía más de 1,100 empleados listos para ir a terreno una vez que la tormenta haya pasado. Eqecat y sus pares ajustarían sus estimaciones. AIR Worldwide, otro importante estimador de costos de desastres, publicará sus propias proyecciones este miércoles.

La mayoría de los expertos financieros esperan que una pérdida asegurada de casi 10 mil millones de dólares tenga poco impacto sobre las aseguradoras, salvo por un probable impacto en las ganancias del cuarto trimestre.

Desastre, a favor de Romney

Las afectaciones generadas por el paso del huracán por la costa este de EU podrían colocar en una complicada situación al gobierno estadounidense, que podría acercarse más al precipicio fiscal debido a que la recuperación demandará una alta cantidad de recursos, los cuales pueden desviar la trayectoria de la reducción del déficit.

Estas circunstancias también podrían jugar un rol en la elección presidencial de EU e inclinarían el fiel de la balanza a favor del republicano Mitt Romney, ya que estaría respaldado por una percepción de que tiene un programa para reducir el déficit y una perspectiva de crecimiento económico más prometedora con el candidato opositor.

Además de la situación actual en la costa este de su país, el presidente y candidato presidencial demócrata, Barack Obama, cabe la posibilidad de que se realice un caótico proceso de votación, donde se congelen los eventos electorales antes de la apertura de urnas el martes 6 de noviembre.

Ambos aspirantes y sus partidos prometieron dejar de lado la política para afrontar las consecuencias de la tormenta, no obstante se inquietan en privado por el posible impacto de Sandy en una semana plagada de discursos de los candidatos y de eventos de campaña puerta a puerta por parte de los voluntarios, los cuales son cruciales en los esfuerzos por conseguir votos.

Por ejemplo, los que Obama tuvo que cancelar ayer y hoy para regresar a la Casa Blanca desde Florida con la misión de reunirse con funcionarios de emergencia federales; o bien los que Romney también tuvo que posponer esos mismos días para expresar su solidaridad ante la situación.

Así, tras la tormenta la calma no llega a los cuárteles políticos de Obama y Romney, por el contrario, se acerca otro vendaval que contempla las complicaciones para votar en la zona de desastre, ya que no los cortes de electricidad podrían prolongarse hasta la siguiente semana.

Además de que uno está obligado a demostrar liderazgo y calor humano para resolver la situación de emergencia, mientras que el otro debe contener sus instintos de acabar con el rival so pena de que el electorado vea con recelo su vena política.

Para saber más:

.NY y Nueva Jersey son zonas de catástrofe por Sandy

.Estados Unidos en alerta ante la llegada de Sandy

.Sandy avanza amenazante hacia EU; cierra Wall Street

.Sandy merma refinería en Costa Este de EU

Relacionadas

Comentarios