Estilo de VidaHistorias

Guía foodie saludable: 10 alimentos de otoño

Los mejores productos de la temporada pueden beneficiar a tu organismo y prepararlos de maneras insospechadas para el frío.

24-10-2012, 12:45:29 PM
Guía foodie saludable: 10 alimentos de otoño
César Albarrán / @Viscount_Wombat

Es
común que se hable de platillos e ingredientes veraniegos y de invierno, e
incluso de primavera, pero el otoño suele quedar relegado a segundo plano
cuando se trata de comida. Sin embargo, hay varios alimentos propios de la
temporada
que no sólo son deliciosos, sino que te ayudan a elevar tus niveles
de defensas justo antes de que el frío del invierno comience.

He aquí
10 ingredientes de otoño que de seguro harán que se desate tu creatividad en la
cocina. ¿Se te ocurre alguna receta? Compártela en los comentarios:

Uvas

Son la botana perfecta si quieres algo saludable, y tienen una muy buena
cantidad de vitamina C, que tu cuerpo necesita durante la temporada de frío. Hay muchas maneras de comer uvas: en postres, ensaladas (te recomendamos
probarlas con espinaca baby y queso de cabra) e incluso en platillos salados. En
su blog “El comidista”, Míkel López Iturriada, de El País, recomienda probarlas con aves como el pollo y las codornices (¿qué tal un
curry de uvas y piña?).

Calabaza

No sólo se utiliza para hacer adornos de Halloween. La calabaza es un vegetal
muy versátil e igualmente se puede consumir en platillos que van de un clásico
pay de calabaza, a una ensalada (con espinaca y piñones, por ejemplo), una
crema para cuando el frío comience o un wrap,
que resulta el almuerzo saludable ideal. También puedes hacer “papitas” de
calabaza, rebanándola muy finamente y calentándola en el horno a una
temperatura baja.

Espinacas

Popeye tenía razón. Las espinacas tienen una gran cantidad de hierro que ayudan
a tu organismo a tener mayor vitalidad y mejorar sus capacidades inmunológicas.
Puedes comenzar el día preparando un omelete con espinacas baby, o cerrarlo
preparando un pan árabe con espinacas y queso. Si se te da la repostería,
puedes hacer un quiche o muffins salados con espinaca y queso feta.

Mandarinas

México tiene la suerte de que el abastecimiento de mandarinas durante el otoño
e invierno es generoso. Esta fruta que, sobra decirlo, es perfecta como fuente
de vitamina C, resulta el refrigerio perfecto para medio día. Puedes emplearla
para hacer pasteles y gelatinas, e incluso como alternativa de la naranja en
platillos salados como un lomo de cerdo o un pato al horno. Una recomendación:
no la comas antes de dormir, porque podría provocarte acidez estomacal.

Manzanas
y peras

Hay un dicho en inglés que dice que “One
apple a day keeps the doctor away
” (“Una manzana al día te mantiene lejos
del doctor”). Las manzanas y peras son multifacéticas, y pueden ser
ingeridas solas o con postres que van de los crumbles, a los pays y tartas. Te recomendamos hervirlas y luego
sazonarlas con azúcar morena y canela, y combinarlas con avena, yogur o sobre un
pan tostado. Una vez hervidas, puedes guardarlas en el refrigerador por algunos
días.

Camotes

Son ricos en vitamina C y es un tubérculo. El camote puede ser utilizado como
una alternativa dulce para la papa. Imagina todas las maneras en que comes una
papa, y puedes sustituirla por el camote. ¿Alguna vez los has probado a la
francesa? Sólo tienes que cortar bastones como harías como con una papa y
freírlos. Saben muy bien con salsa BBQ. Cuando prepares un pollo asado, puedes
cortar camotes en cubos y colocarlos en la charola para el horno, junto con un
poco de romero fresco, esto le dará una fragancia diferente al platillo.

Higos

Esta deliciosa fruta, que los griegos creían afrodisíaca, tiene mucha fibra y
es rica en calcio, algo raro para una fruta. Puedes comerlos solos o
acompañando a un queso de sabor fuerte, como un Brie o camambert añejo. Se
llevan muy bien con las aves como el pollo y el pavo. Igualmente tienen otros usos en la
cocina: puedes picar un higo y añadírselo a un puré de papa para brindarle un
poco de dulzura. ¿Has probado la tarta de higos? Suele ser espectacular.

Arándanos

No sólo tienen un sabor muy particular –entre ácido y dulce–, también son muy
buenos para prevenir las infecciones de las vías urinarias, así como para
reducir el riesgo de enfermedades de encías, úlceras, aflicciones cardiacas y
cáncer. Esto se debe a que están retacados de antioxidantes. Se llevan muy bien
con frutas como las manzanas y las peras, por lo que puedes hacer postres con
esta combinación. También puedes hacer una mermelada y comerla sobre pan de
centeno como desayuno, o un chutney
para acompañar a la carne de res, cerdo o pollo.

Nabos

Este vegetal que asemeja a una zanahoria blanca no es muy popular en nuestra
cocina, pero tienen un sabor dulce y delicado que bien vale la pena explorar.
Son una buena fuente de fibra, vitamina C, calcio y hierro, nutrientes
esenciales para preparar a nuestros cuerpos para los cambios de temperatura. Puedes
hervirlos y hacer una crema junto con zanahorias. También puedes hornearlos o
asarlos para acompañar a carnes y pescados, tal y como lo harías con una
zanahoria o papa.

Castañas

Es un ingrediente poco conocido en nuestro país, pero que provee de un sabor.
La mejor manera de comerlas es solas, ya sea asadas o cocidas. Tienen un sabor
muy particular que no se llevan bien con todos los ingredientes. López
Iturriada recomienda la sopa de castañas con jamón, una tarta de chocolate y
castañas o una crema dulce de castañas con piñones. En Tailandia las comen con
leche de coco y hielo…. Te dejamos un video con la receta, no te arrepentirás:

Para saber más:

.5 paisajes otoñales que hay que visitar

.Cómo evitar los malos hábitos alimenticios

.Alimentación para elevar tus defensas

Relacionadas

Comentarios