HistoriasManagement

Mexicanos de exportación

Laura Gómez y José M. Hernández han logrado trascender por su pasión en lo que hacen.

22-10-2012, 1:25:05 PM
Mexicanos de exportación
Tatiana Gutiérrez

Laura Gómez, un pajarito muy a la mexicana

Reconocida como la única mexicana que trabaja en Twitter, Laura Gómez se ha convertido en el prototipo de la nueva mujer latina. Esta joven de 31 años es la manager de Twitter en español y está en este puesto desde 2009.

Apasionada del futbol, como buena mexicana, y amante excepcional de la tecnología, Laura González es la encargada de internacionalizar el microblogging de Twitter y su objetivo es facilitar que la interfaz del sistema de mensajería instantánea le hable al usuario en su propio idioma.

Economista por parte de la Universidad de Berkeley, esta mexicana que reside en San Diego, California, es el más claro ejemplo de que un buen líder necesita visión… internacional.

 

José M. Hernández, de México a la luna

Si algunos piensan que el sueño americano es sólo una falacia, puede ser que la historia de este mexicano cambie por completo esta perspectiva. José M. Hernández, hijo de migrantes mexicanos, originarios de La Piedad Michoacán, vivió entre cosechas de pepino y fresas al sur de Estados Unidos. 

“Desde niño siempre quise ir al espacio, a mí me tocó la parte final de las misiones Apolo y esas imágenes se me quedaron grabadas”, comentó a los noticieros mexicanos durante su visita en 2004.

El ahora ingeniero José M. Hernández, quien participó en la misión para terminar los trabajos de suministro en la Estación Espacial Internacional en 2009, se ha convertido en parte estratégica del equipo de la NASA y un orgullo para los migrantes de este país.

Hernández se convirtió en un ejemplo de perseverancia cuando después de once veces de presentar pruebas para formar parte del equipo de la NASA y ser rechazado, superó cualquier obstáculo para cumplir sus metas y sueños. A la duodécima vez, fue aceptado.

Para saber más:

.Seis historias de fracasos exitosos

.Claves de un campeón contra el “cangrejismo”

 

Relacionadas

Comentarios