ActualidadHistorias

Crisis en eurozona, clave de monedas emergentes latinas

Las monedas latinas mantendrán su firmeza mientras la atención continúa en el futuro de España y el encuentro mensual de la Fed.

22-10-2012, 7:50:23 AM
Crisis en eurozona, clave de monedas emergentes latinas
Reuters

Las monedas de América Latina mantendrán su firmeza esta la semana,
con la atención de los inversionistas colocada en el futuro de España y
su impacto en el comportamiento del euro frente al dólar.

El encuentro mensual de política monetaria de la Reserva Federal
de Estados Unidos
esta semana será otro factor que podría incidir sobre
el desempeño de las monedas de la región, aunque se da por descontado
que el tema de España y la crisis de deuda de la zona euro serán clave
para los mercados de cambios.

La incertidumbre sobre si España pedirá un rescate para aliviar
la crisis de deuda crea volatilidad y pesa con fuerza sobre el ánimo de
los mercados.

El euro, en tanto, avanzó después de que el presidente
del Gobierno español, Mariano Rajoy, obtuvo el domingo apoyo a sus
planes de austeridad en una votación parlamentaria en Galicia, donde se
impuso el gobernante Partido Popular de centro derecha.

Las monedas emergentes se mueven en correlación con la trayectoria del euro.

Una reunión de dos días de la cúpula de la Unión Europea terminó
el viernes sin soluciones claras para la crisis de deuda, en especial
luego de que Alemania puso nuevos obstáculos a una unificación de la
supervisión bancaria en la región y España frustró a los inversores al
decir que no ha tomado aún la decisión de pedir un rescate financiero.

“Se continúa demorando la solicitud del rescate ibérico, y la
cumbre europea sigue sin sumar nuevas pistas sobre el tema, algo que
estuvo entusiasmando a los operadores”, dijo Gustavo Ber analista de
Estudio Ber en Buenos Aires.

Funcionarios de la zona euro están explorando formas de resolver
una de las mayores complicaciones que enfrentan: cómo lograr que los
activos de bancos en problemas sean asumidos a nivel nacional y al mismo
tiempo terminar con el vínculo entre los gobiernos endeudados y sus
prestamistas.

Operadores dijeron también que informes sobre resultados
corporativos en Estados Unidos y datos económicos globales serán los
otros parámetros que incidirán en la tendencia monetaria en la región.

La moneda chilena se ha desplazado en las ultimas semanas entre
las 470 y 476 unidades, en medio de la cautela de los inversionistas, a
la espera de una mayor claridad del panorama global.

“Luego de la decisión de mantención de la tasa de interés en
Chile en un 5%, el alto precio del cobre y la estabilidad del
euro por el posible rescate a España, la presión alcista para el peso
chileno debería mantenerse en el corto plazo, en busca de los 470- 468”,
dijo José Briceño, analista de GKFX Chile.

El viernes, el peso cerró en torno a las 474 unidades.

En Perú, la semana pasada el sol subió nuevamente a cerca de
máximos de 16 años por una oferta de dólares de las empresas, que apenas
logró ser contrarrestada parcialmente por compras diarias de la divisa
estadounidense por parte del banco central.

“Esta semana el tipo de cambio (dólar) estaría con menor presión a
la baja, básicamente porque el flujo grande de oferta ya pasó y por
otro lado los resultados de empresas de Estados Unidos no están saliendo
alentadores pudiendo causar un negativismo en el mercado y, por ende,
fortaleciendo al dólar”, dijo un agente de cambios de un banco local.

El sol operaría en un rango de 2,577/2,582 unidades por dólar.

El peso mexicano seguirá estancado en un rango de 12.70 a 12.90
unidades por dólar mientras España no defina medidas más claras para
enfrentar su grave crisis financiera, un evento que daría mayor certeza a
los inversionistas para extender sus apuestas de riesgo.

Del lado de Estados Unidos, la cifra del Producto Interno Bruto
del tercer trimestre y la reunión de política monetaria de la Reserva
Federal serán de suma relevancia para el mercado, aunque analistas
siguen señalando a Europa como la principal fuente de incertidumbre.

En Colombia los analistas esperan un comportamiento lateral en
el peso, por fuerzas encontradas entre el ingreso de inversión
extranjera directa por un lado y la intervención moderada pero constante
por parte del Banco Central comprando dólares, así como por la aversión
global al riesgo, por el otro.

La moneda fluctuaría en un rango entre 1.790 y 1.800 unidades por dólar.

“La semana no va a estar tan cargada de fundamentales como la que
acaba de pasar, estará más calmada en cuanto a publicaciones económicas
y con la atención puesta sobre la reunión mensual del Banco de la
República (central) y, como se acerca el fin de mes, son días en los que
los inversionistas son muy tranquilos en materia de negocios”, dijo
Diana Aranguren, analista del Helm Bank.

La moneda argentina en el mercado interbancario continuará
renovando valores mínimos históricos en torno a las 4,75 unidades por
dólar.

“El mercado marginal de cambios mantendrá su interés por parte de
inversores que buscan coberturas en momentos en que rigen estrictas
medidas para la compra de divisas”, dijo un analista.

El peso argentino en la plaza marginal o ‘blue’ se mantendrá en
torno a las 6,35 unidades por dólar sostenido por puntuales ventas de
divisas desde operadores cercanos al Gobierno, estiman operadores.

La brecha cambiaria entre ambos mercados se ubica en torno al 34%.

Para saber más:

.Monedas latinas se mantendrán atentas a España

.Monedas latinas buscan afianzarse y miran a España

Relacionadas

Comentarios