ActualidadHistorias

Unión bancaria, principal tema de cumbre europea

Será la cuarta vez en que los líderes de la UE se reúnen este año y la vigésima segunda cumbre desde que la crisis se estalló en Grecia a finales del 2009.

18-10-2012, 8:03:59 AM
Unión bancaria, principal tema de cumbre europea
Reuters

Los líderes europeos intentarán superar profundas diferencias sobre
planes para una unión bancaria en una cumbre el día de hoy, pero no se
esperan decisiones sustanciales, lo que revive preocupaciones sobre la
complacencia en abordar la crisis de deuda que ya se prolonga por tres
años.

Será la cuarta vez en que los líderes de la UE se reúnen este año
y la vigésima segunda cumbre desde que la crisis se estalló en Grecia a
finales del 2009.

Sin embargo, los diplomáticos no esperan avances en la reunión de
dos días, con la agenda enfocada en esfuerzos a largo plazo para
adaptar a los bancos y las economías de la región.

Desde que el Banco Central Europeo anunció el mes pasado que
estaba preparado para comprar cantidades ilimitadas de bonos de los
países de la zona euro en problemas, bajo estrictas condiciones, los
costos de endeudamiento de los gobiernos han caído fuertemente y se ha
disipado algo de la presión liderada por los mercados para actuar rápido
y resolver la crisis.

Los rendimientos de los bonos a 10 años de Irlanda, Italia y
España han caído entre 1 y 1,5 puntos porcentuales en las últimas seis
semanas, reflejando un nivel mucho más reducido de riesgo y limitando la
necesidad de una intervención inmediata.

Al mismo tiempo, los esfuerzos para avanzar con el
establecimiento de una unión bancaria en la zona euro y partes de la más
amplia Unión Europea se han estancado, en medio de diferencias entre
Alemania y otros estados miembro sobre el programa y el alcance de la
iniciativa.

La propuesta de unión bancaria, respaldada por líderes en la
última cumbre en junio, es la primera etapa en lo que es visto como una
estrategia de cuatro frentes para revisar la unión monetaria y evitar
futuras crisis. Otros pasos para el futuro son la “unión fiscal” para
presupuestos, una “unión económica” y una “unión política”.

El primer objetivo en el sector bancario es crear un solo
supervisor bancario bajo el BCE, pero la meta original de tenerlo
funcionando para enero del 2013 ya parece estar en duda, y podría no
estar completo y en vigor hasta el 2014.

Joerg Asmussen, representante alemán en el consejo ejecutivo del
BCE, dijo el miércoles que el banco central no estaría listo para
comenzar a supervisar a los bancos desde inicios del próximo año,
incluso si las estructuras legales están en funcionamiento para
entonces, y aseguró que era más importante hacerlo correctamente que
hacerlo rápido.

Las últimas conclusiones del borrador acordado antes de la cumbre
y obtenidas por Reuters el miércoles dicen solamente que un solo
supervisor era una “materia de prioridad” y los líderes deberían tener
el “objetivo de completarlo a fin de año”.

Los líderes de la zona euro se encuentran entre dos cursos de
acción, lidiar con los problemas inmediatos de Grecia, Chipre, Portugal y
España y la meta de largo plazo de revisar las estructuras que minan el
proyecto de la moneda única.

Pero no se ven inclinados a tomar una acción firme en cualquiera
de las dos direcciones, sino que dejarían las decisiones más difíciles
sobre la unión bancaria y las medidas que se esperan que sigan hasta
finales del año, como lo más pronto.

Y mientras los líderes de la zona euro podrían incluir breves
palabras sobre Grecia en su comunicado final de la cumbre el viernes,
despejar decisiones para ayudar a Chipre, Grecia y España podrían solo
venir en una reunión de ministros de Finanzas el próximo mes, dijeron
funcionarios.

Mientras los negociadores de la UE y el FMI se preparaban para
abandonar Atenas para informar a los líderes en Bruselas, aseguraron que
Grecia ha acordado la mayoría de los recortes y reformas que se
necesitan para obtener nueva ayuda y el primer ministro griego dijo que
estaba confiado en lograr un acuerdo pronto.

España vacila

España, que ya recibió un compromiso por hasta 100 mil millones
de euros para recapitalizar su bancos, ha estado lista para pedir un
paquete de apoyo en los mercados de bonos por varias semanas, han dicho
funcionarios a Reuters, pero Alemania ha instado a contenerse,
preocupada por las potenciales repercusiones.

Con la economía española duplicando en tamaño a Grecia, Irlanda y
Portugal combinados, un rescate total podría poner enorme tensión sobre
los recursos de la zona euro y enviar señales de angustia a las otras
economías de Europa y a nivel global.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha dicho que pedirá
ayuda cuando los costos del endeudamiento sean insoportables, pero con
los rendimientos españoles a 10 años cayendo 30 puntos básicos el
miércoles para permanecer en un 5,48 por ciento, eso podría aún estar
lejos.

El economista jefe del FMI fue citado el miércoles diciendo que
tanto España como Italia deberían estar bajo un programa que garantice
su acceso a los mercados a cambio de cumplir condiciones sobre reformas
económicas.

El primer ministro italiano, Mario Monti, cree que una petición
de ayuda de España puede ser suficiente para calmar a los mercados y
reiteradamente ha afirmado que Roma no necesita asistencia.

Para saber más:

.México pide a Europa tomar más medidas anticrisis

.Los mejores bancos según los ejecutivos

Relacionadas

Comentarios