ActualidadHistorias

Austríaco rompe récord de salto en caída libre

Felix Baumgartner superó la barrera del sonido al alcanzar una velocidad de mil 342,8 km/hr; 8 millones de personas veían su hazaña en vivo por internet.

15-10-2012, 10:57:07 AM
Austríaco rompe récord de salto en caída libre
Reuters

Un temerario paracaidista austríaco saltó el domingo desde un globo
hacia la estratósfera desde una altura de 38 kilómetros sobre la tierra y
rompió al menos dos récords mundiales, incluyendo el salto en
paracaídas desde mayor altura, dijeron los patrocinadores del proyecto.

Los festejos del equipo que lo monitoeaba desde el centro de
control del proyecto se desataron cuando Felix Baumgartner, de 43 años,
se abalanzó en caída libre desde una pequeña cápsula de fibra de vidrio y
acrílico que fue elevada por un enorme globo de helio.

“¡Te amamos, Felix!”, gritaron los miembros de su equipo reunidos
en el centro de control del proyecto en Roswell, Nuevo México, mientras
que más de 8 millones de personas veían su hazaña en vivo por internet.

El cuerpo de Baumgartner cruzó la atmósfera a mil 342,8 kilómetros
por hora, según cifras preliminares entregadas por Brian Utley, el
funcionario de certificación de la Federación Aeronáutica Internacional,
en una conferencia de prensa posterior.

La velocidad alcanzada por el austríaco logró una de sus metas:
convertirse en el primer paracaidista en romper la barrera del sonido,
medida típicamente en más de mil 110 kilómetros por hora.

Además, logró la hazaña en el aniversario número 65 del vuelo en
que el legendario piloto estadounidense Chuck Yeager rompió por primera
vez la barrera del sonido, el 14 de octubre de 1947.

Utley dijo que cifras preliminares indican que Baumgartner rompió
un total de tres récord mundiales establecidos, incluyendo el salto en
paracaídas desde mayor altura (128 mil 100 pies o 39 mil 045 metros), la mayor
caída libre sin paracaídas (119 mil 846 pies o 36 mil 529 metros) y la más
rápida caída lograda durante un salto en paracaídas (alcanzando las
833,9 millas por hora o mil 342 kilómetros por hora).

Baumgartner aterrizó a salvo en las cercanías de Roswell, Nuevo
México, y levantó los brazos en un saludo de victoria cerca de 10
minutos después de saltar al vacío.

Poco después fue abrazo por su madre y su padre, quienes viajaron
fuera de Europa por primera vez para ver el salto histórico de su hijo.

“Fue más difícil de lo que esperaba”, declaró Baumgartner.
Recordando sus últimas palabras antes de precipitarse al vacío, dijo “a
veces tienes que ir realmente alto para saber lo pequeño que eres”.

Preparación

Más temprano, Baumgartner se preparó para el salto revisando una
lista de 40 puntos junto al asesor del proyecto, Joe Kittinger, quien
detentaba el récord de mayor altura en salto en paracaídas, de 31,1
kilómetros, que databa de 1960.

Previamente durante su ascenso en la cápsula amarrada a un enorme
globo de helio, el austríaco manifestó su preocupación de que su casco
parecido al de los astronautas no se estaba calentando en forma
apropiada.

“Esto es muy serio, Joe”, comentó Baumgartner mientras que la
cápsula, diseñada para mantenerse a una temperatura de 13 grados
Celsius, se elevaba por el cielo donde se proyectaba que la temperatura
descendería a menos de -67,8 grados Celsius, según el sitio web del
proyecto.

¿Cómo crees que este proyecto contribuirá al mejoramiento de las futuras misiones espaciales?

Relacionadas

Comentarios