HistoriasManagement

Tres razones para contratar personal con discapacidad intelectual

Empresas socialmente responsables ya cuentan con exitosos programas de inclusión. Organizan el 1er Congreso Internacional sobre el tema.

08-10-2012, 1:34:48 PM
Tres razones para contratar personal con discapacidad intelectual
Tatiana Gutiérrez

Sonia se levanta todos los días para ir a trabajar, se arregla, toma un pequeño desayuno y se aventura en la selva de concreto. Hace hora y media de camino a su trabajo y como cualquier otra persona, espera con ansias la hora de comida para convivir, termina su jornada y regresa a casa a descansar. Forma parte de las 63 personas que conforman la nómina, trabaja 8 horas diarias con derecho a una hora de comida, tiene todas las prestaciones de ley y derecho a 10 días de vacaciones después de cumplir el año. Sonia es como cualquier trabajador, sólo que ella tiene discapacidad intelectual.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el 8% de la población nacional tiene algún tipo de discapacidad, de los cuales el 4.5% padece alguna discapacidad intelectual, de estas personas, sólo el 17% realiza alguna actividad productiva y, no necesariamente, son remuneradas por ello.

A través de los años, organizaciones internacionales se han encargado en difundir métodos de inclusión en las empresas para poder incorporar  a personas con capacidades diferentes al mundo laboral. El resultado: todo un éxito.

La inclusión de personas con capacidades diferentes se ha sido parte de la Responsabilidad Social de las empresas, ante ello, organizaciones no lucrativas, se han encargado de desarrollar metodologías para que esta adhesión sea placentera para la empresa y la persona contratada.

De acuerdo con Alejandro Brauer, director de Stimulo A.C., fundación encargada de la inclusión de personas con discapacidad intelectual a las empresas, lo primero que se debe de hacer es cambiar el paradigma de las personas con discapacidad.

“Cuando se habla de discapacidad, la percepción general se basa en ver las limitaciones de las personas, se tiende a menospreciar sus habilidades, su potencias y la posibilidad de que estas personas se conviertan en ciudadanos  participativos y productivos en la sociedad (…) una vez que se eliminen estas limitaciones, estas personas serán más funcionales”.

Para los expertos, la inclusión de personas con discapacidad en las empresas no sólo fortalece la Responsabilidad Social de los organismos, sino también genera un ambiente laboral propicio e insta a participar a otras empresas del mercado. Según los expertos, las ventajas pueden ser numeradas:

1. Ayuda uno a uno: El brindar la oportunidad de confiar en las capacidades de una persona con cualquier tipo de discapacidad sería más que suficiente, sin embargo, el saber que estas personas también están ayudando a la empresa en su proceso diario de producción, es invaluable.

2. Clima laboral: La integración de personas con discapacidades diferentes ayuda a la integración de los equipos de trabajo, creando desafíos colectivos de productividad y mejoramiento en el servicio de las empresas.

3. Tolerancia: Este es uno de los puntos más importantes, inculcar a los trabajadores que la diferencia entre las personas las hacen ellos mismos, es una forma de ayudar con el problema de la discriminación en las empresas. Este método sensibiliza al personal de las compañías, fomentando tolerancia y respeto.

Reputación Corporativa: Ser una empresa con altos grados de Responsabilidad Social permite llegar a nuevos clientes y mercados, siendo el diferenciador de la competencia.

ONEST Logistic, un caso de éxito

En México también existen casos de éxito, para Jorge Américo Flores Garza, director de Recursos Humanos de ONEST Logistic, la experiencia de incluir a personas con discapacidades intelectuales en la empresa ha traído muchos beneficios.

“Tenemos cinco años trabajando con personas con discapacidad, durante los últimos tres, ya hemos forjado una metodología para su inclusión, analizado su forma de adaptación y el cómo crear un ambiente propicio para que ellos trabajen”.

La empresa ONEST Logistic ha trabajado con personas con capacidades diferentes durante los últimos cinco años, en la actualidad trabajan 60 personas con estas cualidades y forman parte de todo el equipo de trabajo, desde áreas administrativas hasta los almacenes de la empresa.

“No sólo se necesita saber los derechos de los discapacitados, este es un tema de más hablado, lo que se necesita es saber cómo hacer que esta gente se convierta en parte de una empresa, tratar el problema directo de los Recursos Humanos”, indica Flores Garza.

Sin embargo, también hay que estar conscientes que la adhesión de estas personas a la organización es algo nuevo, ante ello, la empresa debe estar capacitada para poder realizar la inclusión de manera exitosa y productiva.

Al respecto, Alejandro Brauer asegura que existen metodologías que pueden ayudar a las empresas para hacer de la adhesión un caso de éxito:

ECA (Empleo con apoyo): Durante este proceso se tiene la participación de una persona experta en la inclusión de personal, una persona con discapacidad capacitada y la empresa que quiere realizar la inclusión de personal. En este método se habla de las necesidades de  la empresa y se busca que el personal con el perfil solicitado para iniciar la adhesión del personal.

MIL (Modelo de Inclusión Laboral): Esta es una consultoría para las empresas donde se brinda los consejos y herramientas necesarios para que la inclusión de personas con discapacidad puedan entrar al ambiente laboral en la empresa. Se encargan de preparar el ambiente laboral y de reclutar al personal.

También existen otros tipos de metodologías, para director de Recursos Humanos de ONEST Logistic, una de las mejores formas es evaluar las competencias que la persona tiene, “ estas evaluaciones no son diferentes a los métodos utilizados, sólo hay que ver las aptitudes de la gente, si se necesita leer, alguien sin vista no es apto, pero si no se necesita de la audición, alguien con sordera es perfecto para el trabajo; lo mismo pasa si se necesita contar, caminar o hablar, sólo hay que saber bien en dónde colocar a la gente”.

“La inclusión laboral y la RS no son destinos, son una forma de viajar, es un camino que se recorre y se perfecciona día con día, es una cuestión de métodos y de alianzas, sólo hay que buscar cómo poder facilitar las herramientas”, concluye Alejandro Brauer.

Ante la importancia de este tema, el Centro de Estimulación y Desarrollo Neurocognitivo (Stimulo) A.C., el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión social de personas con discapacidad (CONADIS)  y empresas mexicanas se han unido para realizar el “1er Congreso Internacional para la Inclusión Laboral de personas con Discapacidad Intelectual”, que se llevará a cabo los días 22 y 23 de octubre en el Centro Nacional de las Artes (CENART).

Para saber más:

.Diversidad de alto rendimiento para empresas de vanguardia

 

Relacionadas

Comentarios