Estilo de VidaHistorias

Leche de almendras: una opción que protege tu estómago

Esta alternativa, mejor que la de soya por sus bajos azúcares, brinda beneficios inesperados y otorga un sabor sutil a tus platillos.

04-10-2012, 1:22:40 PM
Leche de almendras: una opción que protege tu estómago
César Albarrán

A medida que existe mayor conciencia y conocimiento sobre
la intolerancia a la lactosa y las
necesidades de las personas celíacas, se han popularizado alternativas que
ofrecen una textura lechosa pero sin afectar al organismo. Una de estas
opciones es la leche de almendra. 

La
almendra es un alimento milenario: se referencia entre los antiguos griegos,
quienes la introdujeron a los romanos y éstos a la vastedad de su imperio.

La leche de almendra se obtiene moliendo almendras secas y sin
cáscara, y luego mezclándolas con agua. La puedes preparar de forma casera y emplear los residuos de la almendra para hornear galletas o pasteles. O bien, comprarla en el supermercado.

Este líquido es versátil: se puede tomar frío o caliente,
endulzado o en su estado natural. A nivel nutrimental, la almendra es rica en
potasio, proteínas (de 11 a 13 gramos por cada 100) y calcio, por lo que es un
sustituto ideal para la leche de vaca.

Además de permitirte disfrutar de una alternativa a la leche de origen animal, este producto trae
beneficios para la salud. Por ejemplo, le ayuda al sistema cardiovascular
cuando una persona presenta niveles de colesterol o triglicéridos altos. También es de
gran ayuda para la digestión en casos de dispepsias gastrointestinales y
gastritis, ya que es ligera pero nutritiva, la leche de almendra es de mucha
utilidad en los hospitales, donde se le da a los pacientes en periodo postoperatorio. Es
mejor que la leche de soya, ya que contiene una cantidad mucho menor de azúcares.

Una de las mayores bondades de la leche de almendras
es que tiene una buena cantidad de fibra, por lo que protege a las paredes
intestinales (sobre todo en el área del colon) y regula la velocidad con la que
se absorben las azúcares y el colesterol (se cree que la fibra puede disminuir
hasta en 50% la absorción de glucosa).

Y hay más: como un puñado de almendras
tiene el mismo efecto analgésico que dos aspirinas, ya que contienen
salicilatos que reducen la inflamación y bloquean las señales de dolor, la
leche de almendras puede aliviar un dolor de cabeza, ¿te sorprende?

¿Se te ocurre alguna recete interesante con este bondadoso
alimento? Compártela con nosotros.

Para saber más:

.Jocoque: salud y sabor directo desde el Medio Oriente

.Nutre tu cuerpo de forma alternativa con hummus

Relacionadas

Comentarios