HistoriasNegocios

Claves para entender la crisis del euro

La actual crisis de la zona euro se agrava ante la falta de un liderazgo sólido del Banco Central Europeo, cuya autoridad es limitada.

30-08-2012, 10:03:46 AM
Claves para entender la crisis del euro
Sala de Inversión

Tras un gran éxito en sus primeros años, cuando pasó del 18% de las reservas mundiales en 1999, al 26.5% en 2008 (fundamentalmente en detrimento del yen y del dólar), el euro experimentó una famosa caída en los peores momentos de los últimos años.

La rápida expansión de la región, junto con las grandes diferencias en la política económica y monetaria entre los países de la Eurozona y la crisis económica al final de la primera década del siglo XIX han sumido al bloque regional en una encrucijada de la que aún no logra salir.

La enorme deuda de muchos estados, particularmente de Grecia y España, ha hecho necesario un rescate, que ha debilitado la divisa en su totalidad y ha provocado especulaciones respecto de una posible disolución de la alianza.

La falta de un liderazgo sólido también ha sido un problema: el Banco Central Europeo tiene una autoridad limitada, mientras que a las principales economías de la Eurozona, Francia y Alemania les ha costado mucho llegar a un acuerdo en política fiscal.

Berlín, la mayor economía nacional de la región, es famosa por su conservadurismo en materia impositiva y a sus votantes no les gusta la idea de tener que ayudar a los estados del Mediterráneo, que han contraído deudas significativas.

Sin embargo, Alemania se ha beneficiado en gran medida del euro, puesto que la debilidad de sus vecinos ha lastrado el precio de la divisa, favoreciendo así las exportaciones alemanas. Hasta cierto punto, lo mismo se podría afirmar de Francia.

Con todo, para los países con mayores ratios de PIB/deuda, como Grecia, Portugal e Irlanda, la imposibilidad de devaluar su propia moneda y hacer así más competitivas sus exportaciones suele indicarse como el principal factor que impide su salida de la crisis de deuda.

El euro se introdujo formalmente en los mercados financieros el 1 de enero de 1999, con la intención de ser la plataforma hacia una gran unidad económica entre los estados miembros de la Unión Europea. Pero la diferencia entre ellos es la principal fuente de problemas para la divisa.

Como viene ocurriendo desde hace mucho tiempo en Europa, Alemania y Francia son la clave de la fortaleza o la debilidad diaria de esta moneda.

Los datos del PIB, los resultados industriales y la actitud respecto de la crisis crediticia por parte de estos dos países son y seguirán siendo la clave a seguir de cerca para quienes quieran invertir en el euro.

Inicios del euro

En sus inicios, el euro pasó a ser la segunda divisa de reserva del mundo prácticamente de un día para otro, solo por detrás del dólar estadounidense, a pesar de que existen más en curso que billetes verdes.

Más de 332 millones de europeos la utilizan a diario y otras 175 millones de personas en los cinco continentes usan cruces referenciados con él.

Tras su aparición desbancó al marco alemán como segunda moneda del mundo, a pesar de seguir estando muy vinculado a la economía germana.

El Banco Central Europeo (BCE) se constituyó en líneas generales de forma muy parecida al Bundesbank y tiene la obligación de mantener las presiones inflacionarias en niveles reducidos, aunque no puede emitir deuda por sí mismo.

Hoy, tiene al mundo bajo su mira, en espera de decisiones que puedan corregir o alivianar la economía que amenaza la estabilidad de la región.

Para saber más:

.Cae confianza en economía de la zona euro

.Desempleo en Alemania sube por quinto mes consecutivo

.Merkel mantiene su mano dura sobre Grecia

Relacionadas

Comentarios