ActualidadHistorias

Assange, entre el encierro y el diferendo diplomático

Su amigo Smith afirmó que vive con un microondas, una computadora con acceso a Internet y una cinta para correr. En tanto, el caso escala políticamente.

20-08-2012, 11:39:53 AM
Assange, entre el encierro y el diferendo diplomático
Agencias

.Julian Assange ha desatado “una pelea” diplomática que seguirá esta semana con la reunión de la OEA, prevista en Washington y que perfila para intensificarse, luego de que el fundador de WikiLeaks apuntara con el dedo a Estados Unidos en su discurso del domingo.

Mientras la prensa británica amanece hoy con fuertes críticas contra Assange y su postura de no responder por los presuntos delitos sexuales, Julian afirma que su detención es una persecución en contra de su proyecto de libre expresión, WikiLeaks.

“Assange apunta a Estados Unidos y la pelea se intensifica”, titulaba esta lunes The Guardian, destacando la dimensión internacional del caso. “El señor Assange no se enfrenta a un juicio público sobre el periodismo de WikiLeaks, sino que está esquivando alegaciones de violación. Confundir las dos cosas no hace ningún favor a la organización que creó, que ha hecho muy buen trabajo”, asegura el diario.

También The Independent lamentó que el fundador de WikiLeaks no mencionara los presuntos delitos sexuales por los que le reclama Suecia y aseguró que si realmente su objetivo fuera luchar por la libertad de expresión “no habría centenares sino miles se seguidores” frente a la embajada.

Pero la prensa destaca ante todo la dimensión diplomática del caso y hasta geopolítica, que seguramente se discutirá el viernes, en Washington, durante la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El domingo los cancilleres de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) reafirmaron en Guayaquil “su solidaridad” con Ecuador, un día después del respaldo del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), acrecentando un poco más la presión a las autoridades británicas.

El domingo, el australiano hizo su primera aparición pública tras dos meses en la embajada, de la que no puede salir si no quiere exponerse a ser arrestado por los agentes de policía que vigilan el edificio día y noche, y pidió a Estados Unidos que cese su “cacería de brujas“.

Ecuador reclama a Londres un salvoconducto para que Assange salga del país, algo que por el momento le niegan las autoridades.

El abogado del fundador de Wikileaks, el exjuez español Baltasar Garzón, recordó el domingo que el primer objetivo de su defensa es recibir una respuesta “formal” británica a la petición de salvoconducto.

La vida de Assange en la embajada

En Londres, la situación de Julian Assange, el fundador de la página web WikiLeaks que filtró miles de cables diplomáticos secretos de Estados Unidos, parece estancada tras cumplirse dos meses desde que se encerró en la embajada huyendo de la justicia británica, que se disponía a extraditarlo a Suecia.

“No es peor que la celda de una prisión, está claro, principalmente porque puede usar un ordenador e internet. Puede trabajar y esta es su principal preocupación”, dijo Vaughan Smith, un ex oficial del ejército que acogió a Assange en su casa cuando estaba en arresto domiciliario.

Su encierro en la embajada podría alargarse, sin embargo, Vaughan Smith afirmó que en pésimas condiciones no está y que las condiciones de vida de Assange son “rudimentarias” pero confortables. Dispone de una ducha, un horno de microondas, una cinta de correr y una computadora con acceso a Internet, en un pequeño cuarto.

Vaughan Smith, es un ex militar convertido en periodista y especializado en la agricultura ecológica, y visitó a Assange la semana pasada. Smith fue la persona que alojó a Julian durante más de un año en su residencia campestre, donde el australiano permanecía bajo arresto domiciliario desde diciembre de 2010. También fue quien le prestó 20,000 dólares para pagar su fianza.

Según Vaughan Smith, Assange se mantiene en forma corriendo en la cinta varias veces al día, calienta su comida en un horno microondas y pasa varias horas diarias frente a la computadora.

Smith descartó que reciba comida de la lujosa tienda Harrods. “Pienso que paga su comida y no tiene tanto dinero”, dijo Smith.

Assange “puede recibir visitas y trabajar. Tiene mucho que hacer, entre la batalla jurídica contra Visa y MasterCard (que bloquearon las cuentas de WikiLeaks), el caso sueco y hacer funcionar el sitio” web, dijo Smith.

Por su parte, la portavoz de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, indicó a la AFP que Assange “está acostumbrado a la vida dura”.

“Está bien de ánimo”, dijo Hrafnsson, que desmintió que Assange tenga una lámpara de luminoterapia en su cuarto, como indicaron medios de prensa británicos.

¿Crees que Assange es un perseguido político o debe responder por los presuntos delitos sexuales?

Con información de AFP y agencias.

Para saber más:

.Ecuador busca apoyo de Latam en caso Assange

.Julian Assange, el hombre del escándalo

.Ecuador concede asilo político a fundador de WikiLeaks

Relacionadas

Comentarios