HistoriasManagement

Alternativas para enfrentar el desempleo

Si te quedaste sin trabajo por causas ajenas a tu voluntad y necesitas un ingreso provisional, tienes dos opciones que pueden beneficiarte.

20-08-2012, 8:29:05 AM
Alternativas para enfrentar el desempleo
José Antonio Ramírez

Con  o sin crisis, el desempleo es uno de los males que aquejan a la sociedad mexicana. Sin embargo, existen dos alternativas para enfrentarlo y tener un ingreso provisional mientras se encuentra una nueva posición. El seguro de desempleo, que sólo se te concede sí vives y trabajaste en la Ciudad de México; y un retiro parcial de tu cuenta de Afore, específicamente de la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez. 

Si estás en esta situación, enseguida te informamos de cómo debes proceder para tener un ingreso extra para solventar gastos en tanto encuentras una nueva posición o, quizá, para iniciar un proyecto de negocio propio.

El seguro de desempleo para capitalinos

Si vives y trabajaste en la Ciudad de México, la primera alternativa es el seguro de desempleo. De acuerdo con la legislación vigente que le dio origen (Ley de Protección y Fomento al Empleo para el D.F.), el seguro del desempleo te otorga un beneficio económico de 30 días de salario mínimo durante 6 meses, tiempo prudente y razonable para que encuentres una nueva oportunidad laboral.

Para ello deberás cumplir una serie de requisitos ante las instancias representativas de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) del Gobierno del Distrito Federal.

¿Qué requisitos debes cumplir para obtener el seguro de desempleo?

  • Ser habitante del Distrito Federal mayor de 18 años.
  • Haber perdido tu empleo a partir del 1o. de enero de 2006 por causas ajenas a tu voluntad.
  • Haber laborado previamente a la pérdida del empleo para una persona moral o física con domicilio fiscal en la Ciudad de México, al menos durante seis meses.
  • No percibir ingresos económicos por concepto de jubilación, pensión, subsidio o relación laboral diversa.
  • Ser demandante activo de empleo.
  • Suscribir carta compromiso donde se especifican las obligaciones que adquieres como beneficiario y declarar bajo protesta de decir verdad, que te encuentras desempleado.
  • Integrar y entregar de manera personal y directa la solicitud, carta compromiso y documentación requerida.

¿En dónde lo tramitas?

En el módulo de la delegación política más cercana a tu domicilio.

¿Qué documentación debes llevar?

  • Acta de nacimiento.
  • Identificación oficial vigente con fotografía, o sea la credencial de elector.
  • Clave Única de Registro de Población (CURP).
  • Comprobante de domicilio actual en el Distrito Federal.
  • Baja expedida por una institución de seguridad social u otro documento que acredite fehacientemente la pérdida del empleo.

¿Qué sigue después de solicitar la ayuda?

  • Proporcionar a la STyFE la información y documentación que se te solicite, así como presentarte en las oficinas cuando se te requiera.
  • Comunicar los cambios de domicilio.
  • Buscar un nuevo empleo y asistir a las entrevistas con las empresas que están ofreciendo empleos.
  • Asistir, cuando corresponda a tu perfil y necesidades, a las jornadas de Capacitación y Formación que sean convocadas.
  • Aceptar los controles, registros y supervisiones por la STyFE.
  • Renunciar por escrito al Seguro de Desempleo en caso de que consigas un empleo antes de los seis meses y/u cuando hayas obtenido cualquier otro beneficio de los programas operados por el Gobierno del Distrito Federal, dentro de los cinco (5) días hábiles después de haberle ocurrido lo anterior, a fin de que opere la suspensión inmediata del pago del Seguro.

La STyFE dará respuesta a tu solicitud en un plazo máximo de 10 días hábiles contados a partir de la recepción de la solicitud y documentación; así también se publicará en la Gaceta Oficial del Distrito Federal y en su página de Internet la lista de quienes, en su caso, accedan a dicho beneficio.

Retiro de Afore por desempleo, otra opción

Si fuiste trabajador y tienes una Cuenta Individual Afore de tres años de antigüedad y por lo menos 12 bimestres o dos años de cotización al IMSS, tendrás derecho a retirar en un solo pago hasta 30 días de tu último Salario Base de Cotización (SBC) con un límite de 10 veces el salario mínimo mensual general que rija en el Distrito Federal.

Si tu Afore tiene 5 años o más de haber sido abierta, podrás retirar la cantidad que resulte menor entre 90 días de su propio salario base de cotización de las últimas 250 semanas o las que tuviere, o el 11.5% del saldo de la Subcuenta de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez.

Las cantidades se te entregarán en un máximo de 6 mensualidades, la primera de las cuales podrá ser por un monto de 30 días de su último salario base de cotización a solicitud del trabajador. 

En caso que te reincorpores a laborar durante el plazo de entrega de los recursos, las mensualidades posteriores a tu reingreso laboral se suspenderán.

¿Se descuentan las semanas de cotización?

Sí, la Ley del IMSS prevé que se haga un descuento de semanas de cotización al retiro. No obstante, con las modificaciones a la Ley podrás recuperarlas en el futuro sí realizas aportaciones totales o parciales a tu Subcuenta de Retiro Vejez y Cesantía en la Afore.

Si ejerciste retiro parcial por desempleo a partir del 1º. de octubre de 2008, podrás solicitar la diferencia entre la cantidad recibida y la que tengas derecho.

¿Qué requisitos hay que cumplir y donde hago el trámite?

Deberás contar con una Certificación de Baja del Trabajador Desempleado del IMSS (se otorga a partir del día 46 de desempleo). Para ello tendrás que tramitarla a la Subdelegación Administrativa del IMSS que te corresponde  y solicitarla para posteriormente acudir con el documento a la Afore que administra tu Cuenta Individual y solicitar ahí tus recursos. La Afore te entregará la cantidad que te corresponde en un máximo de cinco días hábiles vía cheque o depósito.

¿Cuándo puedo acceder a este beneficio?

Cada cinco años.

Como ves, tienes opciones que pueden resultar útiles en un momento en que pudieras estar en proceso de búsqueda de nuevas oportunidades, que en todo caso lo deseable es encontrarlas lo más pronto posible.

¿Habías considerado estas alternativas? Si las has usado, ¿cuál ha sido tu experiencia?

Para saber más:

Empleos informales en México exceden 14 millones

Seis malos consejos para encontrar trabajo

 

Relacionadas

Comentarios