HistoriasManagement

¿Líderes con miedo al poder?

Seis de cada diez mexicanos teme al poder por malas experiencias o por no querer responsabilizarse de sus decisiones. ¿Cómo ejercer un sano liderazgo?

13-08-2012, 9:01:53 AM
¿Líderes con miedo al poder?
José Antonio Ramírez

Cuando nos preguntamos por qué en México se da con frecuencia el abuso de poder por parte de líderes políticos u organizacionales, quizá la respuesta se encuentre en que seis de cada diez mexicanos le tiene miedo al poder o tiene miedo de poseerlo. ¿Por qué?

Para el doctor José de Jesús González Núñez, presidente honorario del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS), hay que entender la psicología del ciudadano mexicano para comprenderlo.

Cuando el mexicano busca el poder por el poder mismo, por lo general lo hace sin buscar el beneficio de otras personas sobre las que ejerce gran influencia, al grado de controlar y tener injerencia en sus vidas.

“En un país como el nuestro, es conocido que alguien que adquiere poder, generalmente tiene más dinero que el ciudadano común y quienes lo buscan lo hacen también para poseer mayor riqueza”, señala en entrevista con AltoNivel.com.mx

Pero también, precisa, es conocido que quienes ostentan algún tipo de poder, actúan con la psicología del machismo al suponer que su dominio los protege, les brinda dinero y un pase directo para abusar. “Este tipo de mexicanos son fácilmente proclives a traficar con el poder”, advierte.

Los abogados, economistas, médicos, ingenieros y, sobre todo, políticos, son las profesiones donde frecuentemente se encuentran casos de personas que concentran poder.

Lo que ocurre, explica, es que tenemos una definición del poder mal entendida. En cargos directivos y de liderazgo, un connacional busca poder por influjo del mismo, pero lamentablemente sin buscar el bienestar de otras personas, que es para lo que esta cualidad debería servir.

Esos abusos han motivado a que muchos mexicanos no se sientan líderes que quieran buscar el poder, por el contrario, le temen y son varias las razones: existen aquéllos que no quieren responsabilizarse de sus decisiones y que incluso esperan que otros las tomen por ellos, y con ello quedar exentos de cualquier falla que pudiera ocurrir.

Este tipo de personalidades, a pesar de temer al poder, sí gustan de disfrutar de los beneficios que su mando les otorga, si es que llegan a conseguirlo, pero “cuando no salen las cosas, argumentan que el error fue de otro o los demás, pero siempre eludiendo su responsabilidad”.

En otros casos, menciona, hay mexicanos temen ejercer dominio porque cuando lo tienen saben que van a ser envidiados y, por lo tanto, creen que siempre van a ser blanco de agresiones y les genera temor a perder su estabilidad o lo que hasta ese momento han logrado. ¿Cultura cangrejista?

De acuerdo con el coach, Arturo Dorantes, el perfil de las personas que tienen miedo al poder, manifiestan las siguientes características:

– Haces cosas que no deberías hacer, pero las haces de todas formas.

– Dejas de hacer cosas que sabes debes hacer, pero no las haces.

– Observas los resultados obtenidos al final consideras que el resultado no es el que realmente querías para lo duro que habías trabajado.

– Haces algo que no te apasiona hacer y no sabes cómo ir por lo que realmente quieres.

– Te sientes estancado/a en algún área de tu vida, quieres ir por más y no encuentras el camino.

Si te sienes insatisfecho en esos niveles, es posible que temas al poder y concentres tus energías en trabajar sin un sentido u objetivo claro. Sin embargo, no es imposible ser un líder.

Claves para un equilibrio del poder

Si seis de cada diez mexicanos tiene temor al poder o tiene miedo a poseerlo, en muchas ocasiones la situación es un reflejo de lo que actualmente ocurre en numerosas organizaciones, sobre todo cuando a un gerente o líder le otorgan la confianza del mando para responsabilizarse de la toma de decisiones que se tengan que llevar a cabo.

Para González Núñez, si estás determinado a dejar de tener miedo al poder y a asumirlo para el bienestar de otros, éstas son algunas cualidades que debes poseer, o, en su caso, trabajar intensamente:

1.- Definir tus inteligencias: Disponer de determinado tipo de inteligencia –que tu trabajo exija-, ligeramente mayor o mayor que la de las personas que van a dirigir. Para ello puedes observar y hacer un análisis de las deficiencias de tu líder.

2.- Asumir la responsabilidad: tanto en las tareas individuales como en las que tienen un fin común. Esto te permitirá ser asertivo en tus tareas, tus decisiones y las consecuencias que éstas tengan. Además, comprenderás que los líderes son responsables de los resultados de todo su equipo, de tal forma que no podrás evadir o señalar a otros cuando ocurran errores.

3.- Mantener el orden: La estructuración constante de tu propio trabajo te permitirá ejercitar y en algún momento generar la disciplina necesaria para poder darle orden al trabajo de un equipo en su conjunto.

4.- Generar afectividad: Capacidad para hacer sentir a las personas con las que colaboras, que las respetas y que son personas importantes.

5.- Buscar la proactividad: Tener iniciativa y ser capaz de escuchar las necesidades de los demás, es fundamental para alcanzar las metas.

Trabajar en estos cinco puntos permite a las personas que buscan cierto tipo de liderazgo, sentirse más seguros de su propio trabajo y de sus propias habilidades, de tal forma que cuando obtengan el poder, sabrán guiar con el ejemplo.

¿Qué tipo de persona eres: temerosa o abusadora del poder? ¿Consideras que estos puntos te permitirán dejar de temer y ser un buen líder?

Para saber más:

Impulsa tu potencial y sé tu propio líder

Superan las mujeres directivas a los hombres en liderazgo emocional

Tipos de liderazgo para cada ocasión

Relacionadas

Comentarios