HistoriasResponsabilidad Social

Empresas contra el cambio climático

En 2050 serán necesarios 2.3 planetas Tierra para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y agua de los humanos. ¿Qué hacen las empresas al respecto?

07-08-2012, 6:02:38 PM
Empresas contra el cambio climático
Elie Smilovitz

Twitter: @smilovitz

El mundo ya tiene más de siete mil millones de habitantes, según la ONU, y el consumo de países en vías de desarrollo, como China, aumenta todos los días, mientras que el de países desarrollados, como Estados Unidos, se mantiene en niveles muy elevados. ¿Qué ocurre con los recursos naturales?

Según el estudio Global Footprint, para 2050 serán necesarios 2.3 planetas Tierra para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y agua de las personas. Este hecho ha suscitado la reacción de gobiernos y empresas que buscan ser más competitivos e innovadores para ganar más, mientras gastan menos, y para funcionar mejor, mientras reducen su consumo interno.  

¿Cómo?

En el caso del sector privado, a través de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), un concepto que comienza a centrar la estrategia de crecimiento de la mayoría de las grandes empresas. Combinar beneficios económicos, sociales y ambientales se ha vuelto imprescindible y más rentable que buscar, de forma exclusiva, aumentar las ganancias.

El bienestar de los ‘stakeholders’ –clientes, empleados, medio ambiente y accionistas-, ya supera en importancia al del ‘shareholder’ –accionista- por sí solo.

Por ello, en países como España el 95% de las ‘empresas líderes’ cuenta con un Plan de Ecoeficiencia y el 100% con uno de gestión de gases con efecto invernadero (GEI). Mientras que en otros lugares, como México o Brasil se han creado índices bursátiles de empresas sostenibles, como el Novo Mercado o el Índice de Sostenibilidad de la Bolsa Mexicana de Valores.

En sectores como el comercio minorista, que representa aproximadamente un 25% de la economía total en Estados Unidos y un porcentaje similar de la economía total a nivel mundial, gigantes como Wal Mart, Carrefour o Tesco centran el mensaje de sus reportes anuales de resultados en la RSE. Esto no es una coincidencia ni una tendencia, sino un nuevo modelo económico que abrirá oportunidades de negocio en sectores como la gestión de residuos, el reciclaje, la agricultura y la gestión del agua, entre otros.

¿Por qué RSE?

Porque para garantizar la continuidad de la economía moderna, en donde países en desarrollo aumentan su consumo, mientras que los países desarrollados sostienen el suyo, es necesario un cambio de rumbo que requiere un aprovechamiento más eficiente de los recursos naturales disponibles y un consumo más racional.  Y la RSE busca conjugar beneficios sociales, económicos y medioambientales, mientras el ‘business as usual‘, que es el modelo imperante, sólo toma en cuenta los resultados financieros y los intereses del shareholder.

La imagen de las empresas en el mercado también es un factor que influye en su éxito. Y, ante una población cada vez más urbana y con acceso a la información, esta faceta ha ganado importancia. Según el informe Perspectivas Demográficas Mundiales publicado por las Naciones Unidas, el 50% de la población mundial es urbana, pero en 2050 ese porcentaje aumentará hasta el 70%, lo que tendrá una incidencia en el aumento del consumo, pero también, en la vigilancia de la estrategia de RSE de las empresas.

Estrategias de RSE en Wal Mart, Carrefour y Tesco

Carrefour ha adoptado una estrategia de RSE en donde exige a sus proveedores ser responsables con el medio ambiente. Tesco ha sido el primero de los tres grandes distribuidores de alimentos en asegurar que eliminará completamente las emisiones de GEI en 2050, según información citada por la agencia Reuters. Además, la empresa inglesa ha lanzado campañas como Go Greener, en donde publica consejos de ahorro de energía para sus clientes.

Por su parte, Wal Mart comenzó a medir sus propias emisiones de CO2 en 2005  y se abocó a crear un índice global de productos sostenibles, una medida que anunció en 2009. El objetivo del índice consiste en crear un ranking de sostenibilidad para todos sus productos, desde materias primas hasta desechables. Según la Ethical Corporation, el plan de acción de Wal Mart se centra en tres partes: lograr que sus más de 100 mil proveedores sean respetuosos con el medio ambiente, lo que controlará a través de la aplicación de un cuestionario sobre políticas de sostenibilidad, desarrollar el índice de productos sostenibles con ayuda de universidades, gobiernos, empresas de tecnología y ONGs y, tras ello, elaborar un ranking “simple, útil y fácil de comprender” para que los clientes tengan más información sobre los productos y tomen mejores decisiones de compra.   

Nuevos valores, nuevos mercados

“Las políticas y los incentivos para marcar los precios pasan de un enfoque de costos y pérdidas a un enfoque de inversión y oportunidades”, afirma el informe Visión 2050 del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD).

A futuro, las mejores empresas no serán necesariamente las que más productos ofrezcan al consumidor, sino aquellas cuya oferta sea más racional. Diferentes estudios señalan que sólo un porcentaje mínimo de los nuevos productos que son lanzados al mercado permanecen después de pocos meses. Esto evidencia una brecha de comunicación entre fabricantes y consumidores y afecta a la eficiencia de las empresas, pues la fabricación  de productos innecesarios conlleva un desperdicio de recursos. 

Según el Programa de Naciones Unidas para Medio Ambiente (PNUMA) el 90% del PIB de las economías emergentes depende del capital natural. Por su parte, un informe Payment for Ecosystem Services, evidencia que nuevos sectores, como el de productos agrícolas certificados, que actualmente generan 42 mil millones de dólares anuales (mdd), crecerán hasta los 900 mil mdd en 2050, lo que abre nuevas y grandes oportunidades de negocio.

Además de la inversión en nuevos sectores sostenibles, los expertos recomiendan reducir los subsidios a los combustibles fósiles, incluir en el precio y etiquetas de los productos su coste ambiental o medir el progreso en materia de sostenibilidad para combatir de forma más efectiva el cambio climático y  reducir la huella ecológica en 50% hacia el 2050.

¿Cómo puedes contribuir a reducir tu consumo de recursos naturales y a combatir el cambio climático?

Para saber más:

Tendencias de consumo para 2022

México contra el cambio climático

Cambio climático, un desafío para las empresas

 

Relacionadas

Comentarios