070-556 HP0-A03 000-594 A2090-543 HP0-M19 MB6-205 9L0-314 LOT-923 000-622 000-955 251-502 312-92 1D0-460 MB4-873 C2140-822 HP0-M12 70-569 C2140-637 920-440 HP0-069 C2090-463 500-005 M2180-667 000-797 650-196 SABE501V 1D0-450 000-978 1Z0-858 1Z0-264 000-M11 C_TSCM62_65 000-716 CAT-120 920-254 310-013 50-895 M2050-653 250-253 HP0-A01 000-372 EX0-113 70-542-Csharp 000-188 XK0-001 HP0-S29 000-586 000-M33 3M0-331 C4060-089J EX0-106 74-924 1Y0-400 156-915 C4090-451 050-654 ST0-116 000-281 650-756 70-640 HP3-X06 050-682 50-683 1Z1-272 HP0-J47 A2010-654 70-340 70-649 1Z0-206 070-293 77-604 C2150-057 1Z0-535 HP0-J67 070-162 920-321 JN0-340 000-M62 650-368 70-551-Csharp LOT-957 P2070-091 70-217 HP0-J30 920-552 A00-202 000-M36 GB0-500 650-665 HP3-L07 642-354 000-N03 CX-310-084 Rumbo al 2050, invierte en verde | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 20:00 29/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

Rumbo al 2050, invierte en verde

La Agencia Internacional de la Energía, Accenture, la OCDE y el WWF señalan los sectores de oportunidad para invertir.

mundo_verde_energia

La inversión en I+D para energías renovables ha caído más del 15% desde 1980, según AIE.

08-08-2012
POR: Elie Smilovitz

Twitter: @smilovitz

Desde hace algunos años, la tendencia para asegurar el futuro de las empresas es, sin duda, la sustentabilidad. ¿Cómo una empresa como Coca Cola puede garantizar el suministro de sus materias primas como el agua si se está acabando? Pues invirtiendo en estrategias que le permitan ahorrarla. El vital líquido, la energía, los residuos sólidos, son algunos de los elementos que los directivos deben analizar para garantizar la subsistencia de sus negocios en el futuro cercano.

Pero, ¿qué elementos definirán las estrategias de las empresas de energía en los próximos años? ¿Cuáles serán los subsectores que mayor inversión atraerán? Varios estudios arrojan respuestas a estas preguntas.

Según el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) y la organización Ecofins, el mundo podrá depender de las energías renovables para funcionar en un 100% hacia el año 2050. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha identificado las medidas a tomar para que el mundo alcance la cifra de cero emisiones de CO2 en 2075. Duplicar la inversión en energías renovables entre 2012 y 2020, es una de las principales.

Un informe elaborado por el WWF e información de la AIE aseguran que, mediante la aplicación de tecnología ya existente a proyectos de energía renovable, es posible sustituir la dependencia del petróleo y de otros combustibles fósiles por energías limpias, en particular la hidroeléctrica, la solar fotovoltaica, la eólica terrestre y la biomasa, que son de las más eficientes hasta el momento.  

Inversiones verdes pagan  3 a 1

La AIE asegura que, cada dólar adicional invertido –en energías limpias- puede generar tres dólares de ahorro para 2050. “Aplicando hipótesis prudentes sobre el impacto que una menor demanda de combustibles fósiles puede tener en sus precios, el  ahorro de combustible calculado salta hasta los 150 mil mdd” hacia 2050, y un ahorro de nueve mil exajulios, lo que equivale al total de la demanda de energía primaria a nivel mundial durante 15 años, asegura la AIE.

Sin embargo, el horizonte previsto en un estudio privado de la consultora Accenture denominado Accenture global survey of the energy industry, prevé que las energías no renovables seguirán siendo el principal destino de las inversiones del sector durante los próximos 25 años.

Según la consultora, las empresas de energía invertirán 20 mil millones de dólares (mdd) hacia 2035 para superar los obstáculos a los que se enfrentan en la actualidad, pues sólo 15% de los proyectos de extracción de petróleo se completan en el tiempo previsto durante su planeación, mientras que siete de cada 10 empresas de energía no logran superar sus previsiones de facturación.  

Según el estudio, encontrar nuevos yacimientos de crudo es cada vez más difícil, lo que incrementa los costos y obliga a que varias compañías se asocien en los proyectos. A esto hay que sumar una regulación cada vez más restrictiva, que ralentiza las autorizaciones necesarias para ejecutarlos; una marcada falta de talento humano y la proliferación de proyectos no sostenibles, que desembocan en un derroche de capital y una sobreexplotación de los recursos naturales.  

¿A dónde se destinarán las inversiones?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en conjunto con la AIE, calculan que los países, en combinación con las empresas, invertirán 37 mil mdd en proyectos de energía hacia 2035. Mientras que los países de la OCDE, entre los que se encuentra México, aportarán unos 13 mil 750 mdd, los demás, entre los que están China y la India, contribuirán con más de 23 mil mdd.

La generación de electricidad será el rubro que más inversiones capte a nivel global en los próximos 23 años, unos 16 mil mdd, le seguirá el petróleo, que atraerá unos 10 mil mdd, el gas, con 9 mil 500 mdd y, muy por detrás, los proyectos de biocombustibles, a los que se destinarán sólo unos 350 mdd.

Los motivos detrás de esta previsión de inversiones en crudo obedecen a la proyección de que el mundo incrementará su consumo actual, de 88 millones de barriles de petróleo (bdp) diarios, a 99 millones en los próximos 25 años, sobre todo por un incremento de la demanda en Asia.  Sin embargo, el grueso de esa inversión no se centra en encontrar nuevos yacimientos y satisfacer la demanda, sino en ampliar las redes de distribución. Según Accenture, en los próximos cinco años no se multiplicarán demasiado los proyectos de exploración, pero sólo los más grandes serán seleccionados por las empresas, que, además, se centrarán en construir oleoductos y nuevas redes de distribución.

Renovables, en suspenso

Según la AIE, la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) en energías renovables ha experimentado un descenso significativo desde 2010. Mientras que los países miembros de ese organismo –México no forma parte de él- invertían un 20% en I+D hacia 1980, otros países lo hacían en un 12%. Sin embargo, en los últimos dos años ese porcentaje ha caído a 4%.

La desinversión supone un retraso en el desarrollo de proyectos comercializables de energías renovables, y, en este sentido, la energía marina  y la geotérmica mejorada, dos de las que más potencial auguran, según expertos, han sido de las más perjudicadas.

¿Qué puedes hacer en casa o en tu empresa para reducir tu consumo de energía no renovable o, bien, para incrementar el uso de energías limpias?

Para saber más:

Energías renovables, un sueño necesario

Arquitectura sostenible, un alivio para el mundo

4 claves de la sostenibilidad

comentarios