HistoriasNegocios

Ya encarrerados…

Las Secretarías son estratégicas: reportan directamente al Presidente y pueden formular sus proyectos de ley, decretos y reglamentos.

01-08-2012, 12:12:59 PM
Ya encarrerados…
David Luna | ilustraciones Oldemar

Colocar un tema de administración pública en un grado de
Secretaría, además de serio, es estratégico. Una Secretaría reporta directamente al Presidente y puede
formular sus proyectos de ley, decretos y reglamentos.

Veamos: es lo más alto que se puede llegar en el desarrollo
de un proyecto. De hecho, todas las Secretaría tienen un mismo nivel jerárquico
ante la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Tal vez por ello, en los últimos meses (y pensando en la
coyuntura del cambio de estafeta en Los Pinos), la de Ciencia y Tecnología no
fue la única propuesta. También estuvieron en la mesa la de Cultura, la de Telecomunicaciones, la del Deporte y la
de Vivienda, por mencionar algunas.

De concretarse, algunas no serían más que transiciones de
proyectos existentes, aunque otras sí serían disruptivas, como la de Ciencia y
Tecnología, por sus implicaciones políticas y estructurales con la SEP.

En contraste, la Secretaría de la Cultura no es nada
sorpresivo, pues existen ya casos de Secretarías estatales en Jalisco, Oaxaca,
Michoacán, Colima y Quintana Roo. En el contexto mundial, Argentina, Suecia,
Brasil y China cuentan con un Ministerio de Cultura. Haciendo la analogía,
Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) estaría en la misma
posición que Conacyt ante la Secretaría de Ciencia y Tecnología.

 El Consejo seguiría
operando, mientras que la Secretaría debería hacer su tarea en términos de
impulso, vinculación y regulación.

También la SEP podría verse “afectada”, pues de esta  depende el fortalecimiento y promoción de
nuestra cultura. Sin embargo, la cultura también engloba otros actores tanto de
identidad y manifestación cultural como de desarrollo económico.

¿Qué más falta?

En un tema de infraestructura y tecnología, la Cámara Nacional
de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la
Información (Canieti) sugiere la creación de una Secretaría de Tecnologías de la
Información y Comunicación (TIC). Esta se encargaría, según lo expresó su
presidente Santiago Gutiérrez, de liderar a la industria con una política de desarrollo
industrial que ponga especial énfasis en el uso generalizado de la tecnología
informática, con más acceso a internet y a sistemas de computación en general,
incluso en áreas rurales.

Esto implica hacer una separación del tema Comunicaciones de la actual Secretaría de Comunicaciones y
Transporte, lo cual no es tan descabellado si 
vemos experiencias de países como Brasil y China.

La nación asiática posee un Ministerio de Industrias de las
Tecnologías de la Información, además del de Ciencia y Tecnología. También
cuenta con un Ministerio de Transporte y uno más solo de Ferrocarriles.

Una Secretaría enfocada a las TIC se encargaría de apoyar
rezagos estructurales, como internet de banda ancha, y atacaría temas de
competitividad en la industria; también sacaría provecho de la integración de
programas con probado éxito, como Prosoft, y la Subsecretaría de
Comunicaciones.

En desarrollo social, las principales ideas giran en torno a
la vivienda y el desarrollo urbano. Si existe un común denominador de
crecimiento en todas las ciudades de México, es el caos. Las ciudades se
expanden como manchas, adelantándose a temas de legislación y de planeación.

En países como Brasil, China y Estados Unidos se cuenta con
Ministerios de Ciudades y Desarrollo Urbano. Concretamente China y Suecia
contemplan el tema rural en sus Ministerios; nosotros deberíamos considerarlo.

Por tanto, ¿por qué no considerar una Secretaría de la
Ciudad y el Desarrollo Urbano y en una Secretaría del Desarrollo rural? Es
claro que si se quiere reactivar el campo, si se busca la reconversión tecnológica
y el desarrollo económico fuera de las ciudades, se requiere de instrumentos
formales con reporte directo a la Presidencia y con autonomía regulatoria y de
planeación estratégica.

En lo urbano, Gabriel Quadri presentó la propuesta de
Ciudades y Viviendas, a partir de la que pretende unir el Infonavitcon la
Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Otra propuesta de Secretaría es la del Deporte. En nuestro
estudio comparativo (ver en la página anterior), solo Brasil cuenta con un
Ministerio de Deportes. De tener una institución de este tipo se lograrían políticas
continuas de desarrollo físico y de cultura dela salud, según quienes han
hablado de ello (López Obrador lo hizo en algún momento, proponiendo a Ana
Gabriela Guevara como secretaria).

Sí: el deporte tiene un efecto social importante, pero
también un efecto económico. El futbol, que es el deporte más practicado en el
país y más seguido también, genera alrededor de 40 mil millones de pesos al
año.

Si se lograra construir un par de industrias deportivas más
de este nivel, sobra hacer mención del impacto económico que se lograría. Sin
duda, el documento emanado de la ADIAT abre la puerta para pensar en la manera
de actualizar y modernizar algunas –si no es que todas– de las Secretarías de
Estado. Si miramos en el tiempo (ver línea de tiempo), algunas de estas han
evolucionado, integrándose, desintegrándose, generando nuevas dependencias para
atender mejor las necesidades de un país que, dependiente de su entorno internacional,
cambia permanentemente.

La Secretaría de Pesca, por ejemplo, que surgiera dentro del
mandato de José López Portillo, desaparece en el gobierno de Ernesto Zedillo
para integrarse en una sola Secretaría junto con Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Curiosamente, en Sinaloa hoy se analiza la posibilidad de
abrir una Secretaría de Pesca estatal para asegurar el crecimiento y cuidado
del sector en una entidad cuyos litorales se extienden en 656 kilómetros.

La Secretaría de Economía ha sufrido también un sinnúmero de
transformaciones. De ser la Secretaría de Economía Nacional en el periodo de
Lázaro Cárdenas, se convirtió en la de Industria y Comercio con Adolfo López
Mateos
para luego integrarse en la de Comercio y Fomento Industrial con Miguel
de la Madrid
para después volver a llamarse Secretaríade Economía con Vicente
Fox
.

Así las cosas, no nos queda más que explorar  las necesidades actuales y el aprendizaje del
pasado para hacer un juego de suposiciones y proponer nuevas Secretarías de
Estado.

Hoy, la más amenazada quizá es la SEP, pues tiene un
sindicato muy duro y abarca una gran cantidad de actividades que hoy se
consideran estratégicas para el desarrollo del país. La resolución estará en
manos del gobierno entrante a partir del 1 de diciembre.

 

Photobucket

 

Mientras tanto, sigamos pensando en qué nos falta.

 

Desde tu
trinchera ¿qué Secretaría propones?

Para saber más:

.Un golpeado PAN será clave en las reformas de México

.Expertos ven probable que EPN saque la Reforma fiscal

.Los mejores Estados para hacer negocios

 

Relacionadas

Comentarios