HistoriasNegocios

HSBC, crónica de una multa anunciada

Durante nueve años la CNBV se reunió con la alta dirección del banco, hasta que se aplicaron controles para evitar el lavado de dinero desde México.

31-07-2012, 6:43:35 PM
HSBC, crónica de una multa anunciada
Elie Smilovitz

Twitter: @smilovitz

¿Cómo evitar que miles de millones de dólares de dudosa procedencia pasen por México? Prohibir los depósitos en el billete verde fue uno de los aciertos más importantes que han conseguido las autoridades financieras mexicanas para evitar que el crimen organizado lavara dinero a través del sistema financiero nacional. 

La multa a HSBC puede ser la punta del iceberg, pues clientes británicos y norteamericanos de ese banco, entre otros, pueden haberse visto salpicados o implicados en operaciones de lavado de dinero relacionadas con transferencias desde México y las Islas Caimán

Según el Grupo de Acción Financiera Contra el Blanqueo de Capitales (GAFI),
las reformas en materia de Prevención al Lavado de Dinero y Financiamiento al
Terrorismo  implementadas por México -sobre todo a partir del 2010- son de la más alta calidad. El Fondo Monetario
Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) también han reconocido la labor de
las autoridades financieras mexicanas, en particular de la Comisión Nacional
Bancaria y de Valores (CNBV) que fue el organismo que multó a HSBC, aunque
existen otras instancias, como la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP,
cuya labor consiste en prevenir los delitos fiscales y el blanqueo de capitales.

La investigación que México llevó a cabo de la entidad bancaria británica se
remonta al año 2003. Sin embargo, hasta 2010, las críticas y reprimendas de los
reguladores mexicanos hacia los altos responsables del banco no surtieron
ningún efecto destacable. Finalmente, este 2012 sobrevinieron sanciones por valor de 369 millones de pesos (mdp). Pero, es muy seguro, no serán las únicas. De hecho, el banco británico ya ha anunciado que reservará 2 mil midd para pagar las multas por sus malas prácticas.

Los medios de comunicación tuvieron acceso a esta información sólo después
de que HSBC ya hubiera pagado las multas, pues la ley prohíbe publicar
información relacionada con sanciones hasta que éstas no sean pagadas. Y, si
HSBC no estuvo bajo la lupa de los medios antes, es porque no fue sino hasta
2008 que se autorizó la publicación de las sanciones por parte de la CNBV.

Para Matt
Orsagh, director de Políticas Financieras del CFA Institute, el escándalo del
HSBC no tiene su origen en una falla de procedimientos técnicos, sino en la
actitud de sus responsables.  

Basilea III y
otras regulaciones no podrán mejorar la cultura corporativa de HSBC o de otros
bancos. Las buenas prácticas deben estar delimitadas por la alta dirección para
que funcione. Además, los inversionistas deben exigir mejoras en el manejo de
las empresas en las que invierten. Porque si sólo buscan beneficios a corto
plazo, no conseguirán incentivar la definición de objetivos de largo. Cuando
algo así ocurre en el seno de una gran empresa, como HSBC, es porque existe un
fallo en la definición de los objetivos y una separación entre los intereses de
la empresa y de los empleados”.

En este sentido,
Orsagh añade que en HSBC “no hay un alineamiento entre los intereses
empresariales y los particulares”, lo que ha propiciado una serie de malas
prácticas que acarrearon sanciones por parte de la CNBV.

El ir y venir de críticas y advertencias entre reguladores mexicanos y el
HSBC se remonta a principios de la década del 2000. A continuación mencionamos
los puntos más calientes de las reuniones entre la dirección del banco y los
funcionarios de la CNBV.

2003

En enero y agosto de ese año las autoridades mexicanas elaboraron dos
reportes sobre el banco HSBC en donde se idenficaron “problemas en la detección
de transacciones sospechosas y la falta de implementación del manual de
prevención de lavado de dinero”, según publicaba el Subcomité de
Investigaciones del Senado de Estados Unidos, en relación a la CNBV.  

2004

El responsable de Cumplimiento del banco HSBC para México y América Latina,
John Root, publicó otro reporte en donde afirmaba que el banco ya había
mejorado sus sistema de detección de lavado de dinero. A pesar de ello “la CNBV
observó resultados poco satisfactorios” en cuanto a detección de operaciones
inusuales
e identificación de clientes de alto riesgo o “políticamente expuestas”,
además de otras deficiencias para detectar lavado de dinero, decía el informe
de Root.

Esta preocupación por parte
del responsable de Cumplimiento de HSBC no sólo estaba justificada por una
visita de la CNBV en septiembre de ese año, sino porque tras ella, las
autoridades mexicanas habían informado a las norteamericanas que, de nuevo, “HSBC
México “carecía de controles adecuados”.

2005-2006

La CNBV se reunió con David
Bagley
, el máximo responsable de Cumplimiento de HSBC a nivel mundial. Tras esa
reunión, Bagley había enviado un correo electrónico en donde afirmaba que los
funcionarios mexicanos habían señalado las cuentas de HSBC en las Islas
Caimán
y las operaciones que las vinculaban con otros países, como México, Estados Unidos o Francia, como algunas de las más
sospechosas.

2007

No obstante, el banco
continuó operando y pasaron casi dos años
hasta que Bagley volvió a reunirse con la CNBV. Cuando esto finalmente ocurrió –en
junio- los reguladores mexicanos plantearon una lista aún más detallada y
profunda de preocupaciones sobre la legitimidad de las operaciones del banco británico.

Ello llevó a la CNBV a
solicitar una reunión “privada y confidencial”  entre  Paul
Thurston, 
director general de HSBC México, y el vicepresidente de Supervisión de
la CNBV. Tras celebrarse, Thurston escribió en un correo electrónico que las
autoridades mexicanas habían expresado “preocupaciones directas directas sobre los procesos de prevención
de lavado de dinero, tarjetas y operaciones de tesorería”. 

Para la CNBV los controles
internos de HSBC eran “débiles”, el banco no conocía bien a sus clientes y,
además, se habían lanzado al mercado nuevos productos “sin contar con los
controles adecuados”, sin desestimar que otros países latinoamericanos también
podrían estar afectados.

2008

Para febrero de este año, un
nuevo contacto se celebró entre la CNBV y la alta dirección de HSBC que, en
esta ocasión, incluyó tanto al CEO de HSBC México, como al responsable de
Cumplimiento a nivel mundial. Y, finalmente, un mes después, HSBC entregó un
verdadero plan de acción a los supervisores mexicanos, quienes aseguraron a la
entidad bancaria que “supervisarían su implementación”.

Al cabo de seis meses se
celebró una gran reunión, en donde Guillermo Babatz, presidente de la CNBV, Patricio
Bustamante, vicepresidente de Supervisión de la CNBV y Pablo Gómez responsable
del área de Prevención de Lavado de Dinero por parte de la CNBV se mostraron “muy
preocupados” porque el plan de HSBC no avanzaba con suficiente velocidad y
porque habían detectado “un alto nivel de dólares repatriados a Estados Unidos”
desde cuentas en las Islas Caimán, que podrían provenir del narcotráfico. Del
otro lado de la mesa se encontraban Michael Geoghegan, CEO del Grupo HSBC,
Emilson Alonso, responsable de HSBC Latinoamérica y Luis Peña CEO de HSBC
México.

2009-2010

Después del largo proceso de
reportes y críticas que duró seis años, HSBC decidió dejar de aceptar depósitos
en dólares
en México, salvo a través de cajeros automáticos del aeropuerto del
D.F. y al año siguiente cerró su negocio de notas bancarias en los Estados
Unidos.

Otros bancos mexicanos
también prohibieron los depósitos en dólares, para evitar que los criminales
pudieran enviar elevadas cantidades hacia otros sistemas financieros vía
transferencias, y esta disposición frenó en un 75% el total de dólares enviados
a Estados Unidos desde México en 2010.

Otra de las medidas fue el
endurecimiento de la regulación a otros intermediarios financieros, como casas
de cambio. Mientras que 27 de éstas operaban en México en 2010, actualmente sólo lo hacen
ocho producto de nuevas medidas de control aplicadas por la CNBV a nivel
nacional, lo que le valió el reconocimiento explícito del FMI y el BM por haber adaptado y aplicado nuevos procesos
de supervisión y control al sistema financiero nacional.

¿Qué
te pareció la actuación de la CNBV? ¿Crees que hubo negligencia por parte de la
alta dirección de HSBC?

Para saber más:

Los escándalos de lavado de dinero más cuantiosos de la
historia

HSBC aparta 2 mil mdd para pagar multas

Video: Lavar dinero, un negocio ‘en la mira’

Relacionadas

Comentarios