HistoriasNegocios

Salir a Bolsa, una opción para empresas transparentes

Presentar estados financieros cada trimestre y año, es el primer paso para dar el salto al mercado de valores y cada vez más empresas medianas lo dan.

30-07-2012, 11:09:34 AM
Salir a Bolsa, una opción para empresas transparentes
Elie Smilovitz @smilovitz

Mientras algunos piensan que salir a Bolsa y colocar deuda en el mercado sólo es para los grandes. imperios empresariales, cada vez más empresas medianas buscan fondeo público, a través de la emisión de acciones o la colocación de deuda.

No hay que ser Wal Mart o América Móvil para facturar 50 millones
de pesos al año y tener la capacidad de invertir otros 12 millones en 12 meses, que son los requisitos de capital que exige el mercado de valores a las empresas que aspiran a cotizar en la Bolsa. 

No todas las .empresas  que facturan más
de 50 millones de pesos por año forman parte de la lista de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) en la .Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que sólo han incluido un total de 500 empresas a la fecha. 

Empresas nacionales o extranjeras e incluso otros
índices bursátiles pueden colocar deuda en el mercado mexicano. Según El
Financiero, 133 empresas medianas emiten deuda y 16 de ellas comenzaron a
hacerlo en 2011.

El caso
ARG

Para Juan Garibay, fundador de ARG, una empresa
de transportes que ha logrado colocar 500 millones de pesos (mdp) de deuda en
el mercado, la experiencia de salir a Bolsa les ha permitido captar un fondeo
más barato en comparación con los préstamos bancarios tradicionales.

Garibay afirmó en una entrevista con AltoNivel.com.mx que ARG ha ahorrado
“entre un 10 y un 15%” del costo de su financiación.  Esta empresa, que tenía un crecimiento sólido
del 40% anual durante dos lustros, incrementó de forma exponencial su
facturación desde que comenzó a captar fondos en el mercado. Su director
financiero, Juan Monzó, afirma que su estrategia es “volverse un emisor
recurrente” y estima en 450 mdp el monto de sus inversiones para el ejercicio
2012, de los que un 80% provendrá de inversionistas que han comprado la deuda
de ARG a través de la Bolsa. 

¿Para
qué cotizar en Bolsa?

Por financiación. El objetivo de la mayoría de
las empresas que cotizan en la BMV es colocar parte
de su deuda en el mercado u obtener liquidez por activos que no son líquidos,
como propiedades o maquinaria, con el objetivo de utilizar ese dinero y poner
en marcha sus proyectos de expansión y crecimiento.

La presencia de un gran número de empresas en un
índice como el IPC permite que los que los intermediaros bursátiles
comercialicen esa deuda en un mercado en donde los inversionistas deciden por
qué empresa apostar, en función de su rendimiento y perspectivas.

¿Cómo
entrar en la BMV?

Obtener
financiamiento público no es una opción para cualquier empresa. Existen una serie
de responsabilidades y obligaciones por cumplir antes de poner a la venta
valores al público, son requisitos que vuelven más transparentes y
profesionales a las empresas que cotizan.

Conocer
al CEO de la empresa o a su consejo de administración es básico para que los
inversionistas sepan quién o quiénes dirigen el barco en donde han decidido invertir
su dinero. Por eso la CNVB, que es
quien autoriza la cotización de una empresa exige a éstas que tengan un
gobierno corporativo bien constituido. Esto no es difícil, basta con que la
empresa publique quiénes son sus dirigentes y cuáles son sus responsabilidades,
pero también debe abrirse para que una empresa y un auditor externo revisen que
los estados financieros de las empresas son reales.

Presentar
resultados financieros cada trimestre y elaborar un reporte anual de las
cuentas son requisitos para todas las compañías que cotizan en Bolsa. En
México, además de estos requisitos, las empresas que cotizan se sujetan a un
código de buenas prácticas y deben emitir un reporte anual sobre su
cumplimiento. De esta forma se evita que las empresas que coticen incurran en
la explotación indiscriminada de sus recursos humanos o evadan impuestos. Todo
estos requisitos vuelven más transparentes a las empresas y ayudan a que los
invesionistas tengan la seguridad de conocer el comportamiento real de la
empresa, antes de invertir en ella.

Un proceso simple

Las
empresas que desean cotizar en el IPC deben llenar un formulario electrónico, a
través del un sistema de captura denominado SECAP, además de remitir a la CNBV una
solicitud de inscripción a la BMV. Asimismo, deben contar con un prospecto de
colocación, en donde se especificará el monto y el tipo de deuda que emitirán.

Grosso
modo, los dueños de la empresa pueden vender parte de su compañía, a través de
la colocación de acciones en el .mercado. También pueden ‘pedir prestado’ a los
inversionistas, mediante la emisión  de
certificados bursátiles, que son como pagarés en donde la empresa emisora se
compromete a pagar el título, más un interés, a los inversionistas.

La
tarea de lanzar una Oferta Pública de Venta (OPV) o una Oferta Pública Inicial
(OPI), en donde se pone a la venta parte del negocio, requiere de asesoría
especializada y de un intermediario, que, por lo general, es un banco de
inversión
.

Así,
antes de salir a Bolsa, es necesario contar con una dinámica de rendición de
cuentas cada tres meses y estar abiertos a ser auditados por expertos
independientes. Una vez que esto se consigue, cualquier empresa que facture más
de 50 millones de pesos al año, puede acceder a la financiación de mercado, en
lugar de seguir dependiento de los préstamos bancarios tradicionales.

Ser
transparente trae beneficios

Aunque los años de crisis provocan pérdidas, por
lo general, los índices bursátiles crecen al final de cada año. En 2011, un año
en donde se agudizó de manera importante la crisis de la zona euro, los precios
de las materias primas experimentaron volatilidad, la economía de Estados
Unidos se desaceleró y las exportaciones mexicanas a ese mercado se vieron
lastimadas provocó una caída del 4.01% en el IPC, pero, a pesar de ello, varias
empresas reportaron buenos resultados. 

Las mejores empresas del 2011 en Bolsa fueron Elektra,
con un alza de 165% al final del ejercicio; Comercial Mexicana, con una
ganancia de 54.8%; Cydsasa, con un alza del 54.7%; Femsa –que posee las tiendas
Oxxo, además de ser la mayor distribuidora de bebidas en México-, que ganó un
39.9% y el grupo minero Peñoles, que subió un 35.8%. Otras empresas, como
Liverpool, también reportaron beneficios de dos dígitos.

¿Qué es
la Bolsa?

El Indice de Precios y Cotizaciones (IPyC) de la BMV
es un índice en donde figuran 35 de las empresas más grandes de México que
están abiertas a la financiación pública. Eso indica que todas ellas cumplen
con los requisitos de transparencia exigidos por la CNBV.  La Bolsa comenzó a operar en el siglo XIX e
incorporó su sistema de transacciones electrónicas al 100% en 1999.

Cada año la composición del IPC puede variar en
función de las nuevas solicitudes y del nivel de cumplimiento que tengan las
empresas que cotizan. La lista definitiva de empresas en Bolsa se publica en
enero y se ratifica en febrero. A partir de la ratificación, las finalistas
cotizan durante los siguientes 12 meses.

La Bolsa ofrece diferentes opciones de inversión
que van desde el sector de bebidas, al turismo, el industrial, minero,
comercial y servicios. También se puede invertir en Naftrac, que es una canasta
de acciones creada por Nacional Financiera (Nafinsa) en 2002 y que reproduce el
comportamiento de la Bolsa. Es decir, es como invertir en las 35 principales empresas
de la Bolsa al mismo tiempo.

¿Qué
elementos tiene tu empresa pasa salir a Bolsa? ¿Cuáles le faltan?

Para
saber más:

.ARG,
la experiencia de salir a Bolsa con 500 mdp

.Las empresas mexicanas más rentables de la
Bolsa

.Los bancos a la BMV, con incentivos

 

Relacionadas

Comentarios