HistoriasNegocios

Cuando la educación ya no garantiza un trabajo

El mercado laboral mexicano enfrenta dos grandes problemas, la generación de nuevas plazas y la precariedad salarial. Un experto ofrece soluciones al respecto.

24-07-2012, 6:41:05 PM
Cuando la educación ya no garantiza un trabajo
Elie Smilovitz

Twitter: @smilovitz

¿En qué situación se encuentra el mercado laboral mexicano? Es una pregunta que no tiene una respuesta simple. Por un lado, las cifras de desempleo oficiales no son demasiado altas, pero, por otro, el INEGI ha revelado un récord histórico en el crecimiento de la economía informal, en donde ya trabajan más de 14 millones de mexicanos. 

Para dilucidar la situación actual del mercado laboral nacional, AltoNivel.com.mx entrevistó al Dr. José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en
Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de
Monterrey (Tec), Campus Estado de México. 

¿Cómo calificaría el estado actual del
mercado laboral en México?

A partir de los resultados publicados por INEGI la semana
pasada, y contrastando los previos, dos cosas son evidentes:

1-La economía mexicana sigue manteniendo su incapacidad para
generar la cantidad suficiente de plazas que reclaman los mexicanos.

Está creciendo de forma no silenciosa la precarización del
mercado laboral y las malas condiciones de los trabajos de la gente que sí está
empleada. En este sentido, la variable de subocupación va en aumento. Esto implica
que cada vez más personas buscan un segundo y hasta un tercer empleo para tener
mayor bienestar.

30 millones de personas tienen trabajo pero no la prestación de seguridad
social
. Mientras que otros 15 millones trabajan sin un contrato por
escrito. A ello hay que sumar los oficios u ocupaciones de ambulantes que son cerca de 10 millones de mexicanos, además de la cifra histórica de 14 millones de trabajadores en actividad informal.

Actualmente, 10 millones de mexicanos ganan dos salarios mínimos y casi cinco, sólo uno.

Es decir, los dos problemas son que la economía no genera suficiente empleo y que tiene una precarización de las
conficiones laborales, lo que incrementa la pobreza.

¿En qué etapa de la vida de los estudiantes se abre la brecha
entre los empleados cualificados y los no cualificados? ¿En teoría somos un país con el 100% de escolaridad primaria?

En la actualidad contar con educación primaria o estar
alfabetizado es insuficiente para contar con un trabajo cualificado. A partir
de nivel bachillerato hacia arriba existe una cualificación más elevada, como
la que demanda la economía moderna.

Las economías que compiten con México, como India, China o
Brasil, lo hacen en áreas tecnológicas. México necesita más estudiantes con bachillerato y universidad concluida.

Pero si observamos la desocupación, el 32% tiene estudios medio
superior o superior y,  a pesar de ello, no encuentra empleo. Hay entidades
en donde la mitad de los desocupados tiene ese grado de estudios. 
En este sentido, México tiene dos desafíos, incrementar el nivel
educativo, pero también garantizar el acceso de esos estudiantes al trabajo. No estamos generando suficiente valor agregado para dar empleo a
la gente que estudia.

¿En qué medida influye en el mercado laboral tener una población
que es, en su mayoría, joven y en edad productiva y, por otra parte, está desempleada?

Es un problema en el corto y en el largo plazo. Refleja la
incapacidad de generar empresas pequeñas y medianas, sobre todo, que son las
que más empleo generan en el país.

El error de la política económica ha sido no fomentar lo
suficiente la generación de empresas. Esto ocurre cuando existen impuestos que
dañan el flujo de las empresas, como el IETU, de forma muy particular.

El costo de los energéticos también está mermando la
competitividad de las empresas y se traduce en una menor creación de empleo.

¿Cuáles son las condiciones de un empleo considerado precario?

Definimos este tipo de empleo como los que generan menos de dos
salarios mínimos o no proporcionan las prestaciones de ley. Pero también se incluyen aquellos en donde el empleado trabaja menos horas que las establecidas en una jordana laboral, por ejemplo, los trabajos que requieren de una ocupación de 10 horas a la semana. 

¿Qué pueden hacer las empresas para contribuir a la mejora de
las condiciones laborales de sus empleados?

De inicio, sobre todo las medianas y grandes que están en
capacidad de aumentar su competitividad sin sacrificar los sueldos, deberían
hacerlo, incrementar los salarios.

Pero el problema es que hay un círculo vicioso.
Las empresas han enfrentado inseguridad, aumento de precio de los energéticos,
volatilidad e incertidumbre, y han optado por sacrificar los sueldos. 

La pequeña empresa, que tiene una expectativa de vida limitada a
un año o un año y medio, tiene dificultades para otorgar salarios decorosos, por lo que el aumento debe venir de las grandes y medianas empresas. 

¿Cuáles son las herramientas que tienen las autoridades para
eliminar la desocupación y frenar la ocupación informal?

Es la combinación de dos elementos, ejecutar un gasto público
eficaz
que dé resultados y adelgazar al sector público.

Parte de los costos de las empresas es incurrir en
gastos adicionales. Si existiera eficacia en la seguridad, las empresas no
tendrían que contratar seguridad privada. Si las escuelas capacitaran bien a
los estudiantes, las empresas no tendrían que gastar tanto en capacitación.
Esto se debe dar a nivel federal, pero también municipal. 
El gasto público eficiente ayudaría a ello.

En segunda instancia, el gasto debe ser más austero, sobre todo
del Gobierno Federal se hace gasto improductivo. Deben aplicarse políticas de
austeridad que permitan tener un Estado más delgado y más eficaz. Además de una
política que reoriente los recursos hacia la generación de empresas.

¿A qué países puede mirar México para adaptar mejoras a su mercado laboral?

Hay países que han logrado revertir el deterioro laboral y tener
mejores resultados en el mediano plazo, como Corea del Sur, que ha incrementado
su nivel de productividad gracias a una mejora en la educación, lo que ha
llevado a ese país a ser una potencia tecnológica.

Brasil está avanzando, aunque aún debe consolidarse.

Estos son dos
países emergentes que han tenido éxito en la implementación de sus políticas públicas.

Para saber más:

Empleos informales en México exceden 14 millones 

Tasa de empleo se mantiene estable en junio

Peña Nieto deberá crear y sostener empleo en México

 

Relacionadas

Comentarios