HistoriasInnovaciónMarketing

“Desconecta” tu cerebro y desata la innovación

Dejar de enfocarse en un problema y relajarse puede ser la clave para permitir que la mente de los mercadólogos aumente sus momentos de inspiración y genialidad.

24-07-2012, 12:31:55 PM
“Desconecta” tu cerebro y desata la innovación
Altonivel

¿Cuál es la clave para la creatividad y la innovación? Muchos expertos han intentado encontrar la clave de aquello que hace que las personas tengan esa chispa de genialidad que los lleva a
desarrollar ideas ganadoras. Hay quienes señalan que éstas son producto de un trabajo continuo, de análisis
de estadísticas y estrategias planeadas paso a paso, sin embargo, hay una corriente que asegura que la genial inspiración es posible al “desconectar el cerebro”.

Según el “Ten
Steps Ahead: What Separates Successful Business Visionaries from the Rest of Us

de Eric Calonius, la solución a los problemas viene del proceso
mental que se genera cuando dejamos de pensar en el asunto en cuestión. El cerebro, señala, sigue
un proceso llamado “pensamiento productivo” en el que sigue trabajando sobre un
problema aun cuando la persona no esté consiente de ello. 

Por ejemplo, ¿alguna vez has querido recordar el
nombre de un artista sin lograrlo sólo para que te llegue a la mente horas
después mientras tomas un baño? Ese es el pensamiento productivo que podría desatar esos momentos de genial inspiración, vitales en la generación de planes de ventas y branding.

Según el autor, la clave es dejar que
el cerebro encuentre su “flujo” o ritmo para que pueda soñar despierto mientras
tú te ocupas de otras actividades menos apremiantes. Cuando dejas que tu mente
trabaje por sí sola llegan esos chispazos que él llama momentos “eureka”.

Eric Calonius señala que este fue el
proceso que llevó a John Lenon a escribir “No where man”, que llegó a su mente
cuando se fue a acostar luego de pasar días desesperado queriendo escribir una canción.

Otro ejemplo es Albert
Einstein, quien solía decir que la auténtica creatividad era residuo directo
del tiempo perdido. El llevaba meses queriendo formular la teoría de la relatividad pero no fue hasta que se sentó a
tocar el piano para distraerse que logro visualizarla.

El sitio Brandixit apunta que esto se
debe al momento en el que “desconectas” la mente de un problema y dejas de enfocarte en
un  pequeño pedazo de información para darle paso a la función del cerebro para utilizar todo el conocimiento que tiene almacenado desde la
infancia.

Ahora, ¿cómo aplicar esto con tu equipo de mercadólogos, cuando los creativos están imitando a la competencia, analizándola y siguiendo rígidos cánones de producción inspiracional?

Claves para mercadólogos

Brandix ofrece tres pasos para “desconectar” el cerebro y
así impulsar la creatividad de tus mercadólogos.

Estar offline un día a la semana: alejarte de los
dispositivos electrónicos por 24 horas
puede ayudar enormemente a la creatividad. Si sientes que esta medida es
demasiado drástica, puedes optar por no revisar tu correo profesional los fines
de semana o usar lo menos posible tu celular.

Diviértete: el charlista John Alexander asegura que la
creatividad y la genialidad son resultado de la diversión.  El tener momentos de ocio alimenta la parte
inconsciente del cerebro  y genera más
información para desarrollar ideas innovadoras.

Ejercita el cerebro diariamente: el portal recomienda tener una sesión de pensamiento profundo
todos los días, es decir, tomarse el tiempo parta meditar un concepto o idea. Esto
puede ser logrado con la meditación.

Y recuerda lo que el escritor y especialista en neurociencia
Jonah Lehrer suele decir: cuando sientas que no estás cerca de una idea, lo
mejor es relajarse. Por el contrario, es mejor forzar el cerebro y concentrarse
hasta el final cuando sientas que ya estás a punto de desarrollar un concepto.

¿Tienes alguna rutina en tu proceso creativo?

Para saber más:

Demuestra creatividad narrativa en tu publicidad

10 formas de aumentar la creatividad en tu trabajo

¿Por qué conviene contratar jóvenes?

Relacionadas

Comentarios