HistoriasMarketing

Seduce a tus clientes a través del marketing olfativo

Conoce cuáles son las ventajas de asociar tu marca con un olor, en esta era digital donde la memoria y las experiencias adquieren una importancia significativa.

24-07-2012, 8:28:43 AM
Seduce a tus clientes a través del marketing olfativo
Altonivel

Twitter: .@altonivel

¿Cuántas veces has pasado frente a un local de
comida y te sientes atraído y no piensas en otra cosa sinoen consumir lo que hay dentro del lugar? De
eso se trata el .marketing olfativo.

Se trata de una herramienta que apela a las
emociones y los recuerdos para crear o hacer más grande el .engagement de los
consumidores con tu marca.

El ejemplo más inmediato de este tipo de
asociación mental es el olor a coco de los bronceadores y protectores solares,
que se conecta en el cerebro con la imagen de unas vacaciones en la playa.

Una de las principales funciones de asociar un
olor a una marca es para enfatizar su identidad corporativa, es decir, crear una
relación propia de la firma con determinado aroma como medio de nota mental,
que llega a derivar en un posicionamiento de la firma en el top of mind del
consumidor.  

El cerebro procesa las percepciones olfativas
en el sistema límbico que controla las emociones, el comportamiento y el
almacenamiento de la memoria.

Un estudio de la Universidad de Rockefeller,
corroboró que los olores son los recuerdos que se quedan plasmados en la
memoria con más facilidad. Respecto de los otros sentidos humanos, el humano
recuerda 35% de los estímulos que le llegan a través del olfato, en contraste
con un 5% de lo visual, 2% de lo que escucha y únicamente 1% de lo que toca.

Además, el cerebro es capaz de reconocer aproximadamente
300 colores, cifra realmente baja comparado con los 10 mil olores que pueden almacenarse
en la memoria, y podrían llegar a 200 mil, si cada olor se asocia con un objeto
o un recuerdo en específico.

Es este campo del marketing emocional que
arroja una oportunidad para los creativos, de relacionar un concepto con un
aroma y provocar una reacción en el consumidor, especialmente en estos tiempos
digitales, donde la memoria visual se debilita cada vez más, gracias a la
inmediatez de Google.  

En cambio, al estar frente a un olor, el
consumidor se deja guiar atraído por uno de los sentidos más primitivos: el
olfato.

El marketing olfativo es una forma de seducir,
de mejorar la imagen de una marca, de orientar al consumidor para que se decida
por nuestro producto o servicio, de crear una nueva sensación, que al final
redituará en  más ventas.

No olvidemos que esta “sensación” debe siempre
ser placentera, ya sea relajante, energizante o de evocación. La clave está en
hacer una ecuación apropiada.

Para saber más:

.¿Para qué sirve el Engagement?

.Qué es el ambient marketing

Relacionadas

Comentarios