ActualidadHistorias

Prevén débil 2T para las constructoras mexicanas

Analistas creen que los resultados trimestrales se verían presionadas por una menor demanda hipotecas, lo que ha abarataría sus acciones en la BMV.

24-07-2012, 7:54:56 AM
Prevén débil 2T para las constructoras mexicanas
Reuters

Las constructoras mexicanas de vivienda informarían débiles
resultados en el segundo trimestre presionadas por la contracción en la demanda
de hipotecas, pero el desplome de sus acciones podría tentar a los inversionistas
para aprovechar precios de ganga en el sector.

Las acciones de las constructoras de vivienda que cotizan en
Bolsa tocaron a mediados de junio un mínimo histórico de 213.26 puntos, creando
un atractivo punto de entrada al sector, duramente golpeado en los últimos
años. El lunes, el índice rondaba los 234 puntos.

“Las valuaciones han sido muy castigadas, es por eso
que nos interesan”, dijo a Reuters Luis Treviño, director para América
Latina de la firma estadounidense Beamonte Investments, que administra activos
por 1,200 millones de dólares en el mundo.

Treviño dijo que la firma, con sede en Boston, está
analizando oportunidades de inversión en la constructora Sare y otras empresas
del sector.

Las constructoras de vivienda presentarán sus resultados
trimestrales esta semana, lo que podría ayudar a los inversores a tomar sus
decisiones.

Según las expectativas, Homex, Geo y Urbi, las mayores del
sector, mostrarían crecimientos de un dígito en sus ventas de viviendas, pero
limitados por una baja en el otorgamiento de hipotecas del estatal Infonavit.

Los créditos para casas nuevas del Infonavit, el mayor
organismo que financia vivienda en México, cayeron un 6.0% en el periodo, lo
que presionaría los ingresos de las constructoras.

“Bajo las condiciones actuales de la industria, las
constructoras mexicanas de vivienda serán incapaces de alcanzar una expansión
de doble dígito y generar flujo de efectivo libre al mismo tiempo”, dijo
Santander en un reciente reporte donde subió a “compra” sus recomendaciones
para Geo y Urbi.

Santander agregó que los actuales niveles en los que cotizan
las acciones no reflejan el valor justo de las empresas. Los precios de los
títulos están casi a su valor en libro, lo que según los analistas refleja un
descuento histórico sobre su operación.

Las acciones de Geo han caído en lo que va del año alrededor
de un 15%, las de Homex han perdido un 17% y la más golpeada ha sido Urbi, con
una baja del 25%. Sare, en cambio, ha ganado un 24% gracias a que logró
reestructurar su deuda y al interés de compra de Beamonte.

Inversiones comenzarían a dar frutos

Las constructoras mexicanas de vivienda, otrora estrellas
del mercado, han enfrentado en los últimos dos años mayores inversiones, que
han quemado su efectivo y elevado su deuda, para adaptarse a nuevas políticas
de impulso a la edificación vertical y los desarrollos sostenibles.

Pero los analistas esperan que las inversiones comiencen a
rendir frutos y las constructoras puedan paulatinamente mejorar su generación
de efectivo, disminuyendo la aversión al riesgo.

Las expectativas de los analistas prevén que Homex y Geo
generen un flujo de efectivo libre positivo en el segundo trimestre, que en el
caso de Homex podría ser consumido por la inversión para la construcción de
prisiones.

Urbi, por su parte, podría mostrar una generación de
efectivo de neutral a negativa.

“Esta estrategia que venían implementando desde hace
dos años tiene que llegar a madurar, aunque el crecimiento en la demanda sigue
bajo, las inversiones ya están hechas y entonces finalmente tienes que empezar
a ver los resultados”, dijo Carlos Hermosillo, analista de Banorte-Ixe.

“Este año empiezas a ver un poco mejor las cosas,
posiblemente veremos una mejor generación de efectivo en el segundo
trimestre”, agregó.

Según los especialistas, el sector está pasando por una
transformación para atender una necesidad de la población de vivienda más
cercana a los centros de trabajo, lo que estaría golpeando la demanda
temporalmente, junto con una menor confianza de los consumidores.

Pero la demanda sigue sólida, con un déficit habitacional de
alrededor de 9 millones de viviendas y la creación de 700 mil nuevos hogares al
año, que seguiría alimentando el crecimiento del sector por muchos años más.

“Hay un gran déficit y un campo de acción en los
próximos años en el sector de bajos ingresos, pero también hay un nicho
interesante en la clase media (….) todavía hay años de bonanza”, agregó
Treviño de Beamonte.

¿Comprarías acciones de las empresas constructoras
mexicanas?

Para saber más:

.Cuatro proyectos de agua para el segundo semestre del 2012

.Infonavit prestará en pesos

.Geo recibe 25 mdd para lanzar Alpha a Bolsa

 

 

Relacionadas

Comentarios